Gastronomia

Gastronomy: the flavor of experience
Gastronomía: el sabor de la experiencia
2 de Octubre de 2014


El comensal contemporáneo, además de disfrutar un plato, quiere vivir una experiencia que le permita lograr sus objetivos y generar, en sus invitados, momentos memorables dignos de recordación y de comentarios que reflejen la plena satisfacción.


Foto: Cortesía 

Restaurante romántico.

Foto: Gatodidi

I. U. Colegio Mayor de Antioquia


Programa de Gastronomía


Arturo Carvajal Arboleda


Docente Colegio Mayor de Antioquia


arturo.carvajal@colmayor.edu.co


Para lograr la satisfacción del cliente es básico tener en cuenta la motivación de la visita al restaurante porque ella determina los parámetros de evaluación del servicio que emplea el comensal. Todo cliente, en su cabeza, tiene una libreta de calificaciones con la cual va a evaluar la experiencia. Esta libreta no es gratuita sino que surge de una serie de expectativas que va creando a partir de las experiencias de otros y que son comentadas de diversas maneras.


Los comentarios dados por terceros de manera personal o voz a voz; las opiniones vertidas a través de las redes sociales; las noticias dadas por los medios de comunicación; los esfuerzos publicitarios y eventos de relaciones públicas, influyen de gran manera en el cliente y determinan el tipo de expectativa acerca del restaurante y sus servicios.


Hoy las redes sociales son casi que determinantes, no solo para la industria restaurantera sino para las empresas en general.  Las diversas investigaciones han demostrado que los clientes asumen como verdad aquellas informaciones que se comparten a través de redes como Twitter, Facebook, Pinterest, Instagram, Youtube, etc.  Estas han llegado a tener más poder que la misma publicidad. Por medio de estas redes se puede provocar el antojo de visitar un lugar o, por el contrario, de evitarlo. Es un hecho que se han convertido en generadores de expectativas.


De las redes sociales no escapan los establecimientos gastronómicos.  El cliente recibe el plato, lo fotografían y lo envía por las redes sociales, lo prueba, comenta, se toma fotos y con ella se exhibe en esta nueva plaza pública virtual. De esta manera provoca expectativas en otros.  Y este cliente también llegó con ellas ya formadas.  Si no se le responde satisfactoriamente, vendrá el desencanto y la crítica pública. Si el servicio es excelente y se le satisfacen los deseos y se superan los intereses, vivirá una experiencia memorable, digna de ser recordada y exhibida.  Por ello, el servicio recibido debe ser superior al esperado.  Si es así, vendrá la publicidad efectiva, productiva y gratuita. 


Por estas razones es muy importante tener claridad sobre el motivo de visita al restaurante: podrá ser el de tener una cena romántica, un almuerzo para finiquitar negocios, el vivir un momento de tranquilidad y apartado de la rutina, la celebración de un aniversario o sencillamente estar con los amigos, etc. El personal del restaurante deberá estar atento a satisfacer plenamente las necesidades del cliente porque el negocio, es el servicio. Un buen servicio lo es todo.