Gastronomia

Bocadillo, exquisito dulce típico
19 de Junio de 2014


El bocadillo es un complemento importante en la gastronomía colombiana, gracias a su alto valor nutricional y energético. El más tradicional de ellos es el bocadillo veleño, exquisito representante de la cocina colombiana.



Aborrajados, elaborados con plátano maduro, queso blanco y bocadillo.

Programa de Gastronomía


Camilo Restrepo Ayala


Docente Colegio Mayor de Antioquia


camilo.restrepo@colmayor.edu.co


Ante tanto tiramisú y cheesecake se hace necesario rescatar nuestros dulces tradicionales y el bocadillo es uno de ellos. Elaborado con  guayabas, panela o azúcar, es uno de los dulces más típicos de Colombia y tiene el potencial para convertirse en uno de los postres más representativos de nuestra gastronomía.


La guayaba es una fruta originaria de América. De la familia de las mirtáceas se desarrolla en temperaturas cálidas entre 23 y 28 grados Celsius y es una de las frutas con más contenido de vitaminas: calcio, fósforo, hierro; sustancias albuminoides, ácido tánico y vitaminas A, B1, B2, B3 y C. La guayaba tiene múltiples usos, se puede consumir fresca o en jugo y sirve de materia prima en productos como jaleas, mermeladas, néctares, helados, jugos y bocadillos. 


El bocadillo es un producto que se obtiene por la cocción de pulpa de guayaba con panela o azúcar, hasta obtener un producto firme pero suave que se puede partir en barras. Entre los beneficios que tiene, aparte de su delicioso sabor, se pueden mencionar sus características naturales, que es apto para el consumo de niños, deportistas y adultos. Así mismo es una saludable fuente de energía, no en vano es tradición de nuestros campesinos cargarlo en su mochila para consumirlo en sus largas y duras jornadas de trabajo, e igualmente los “escarabajos” en sus carreras ciclísticas suelen comer bocadillo como energizante. 


En Colombia el más famoso es el bocadillo veleño, originario de la provincia de Vélez, en Santander, tiene una historia de más de 200 años y se considera uno de los símbolos culturales de nuestro país. El bocadillo veleño viene en hoja de bijao o plátano y algunas veces combinado con arequipe y por su tradición es un producto susceptible de ser considerado con denominación de origen. 


El bocadillo es uno de los dulces que no puede faltar en los hogares colombianos,  acompañante ideal de la mazamorra y el claro, como ingrediente funciona perfectamente bien en pasteles, tortas y preparaciones tradicionales como el aborrajado y el plátano asado. Como complemento del quesito en el famoso “casao”  es una delicia, e incluso en helados, ya que son muchos los que se saborean al pensar en un helado de vainilla con un trozo de bocadillo. Esta receta puede ser también con el bocadillo caliente. Contraste de maravilla con el helado.


Como uno de los dulces que simbolizan nuestra cocina, es necesario elevar su categoría y darle el lugar que se merece en nuestra oferta gastronómica tradicional. 



Receta

En el Gran Libro de la Cocina Colombiana, compilado por Carlos Ordóñez Caicedo y publicado por el Ministerio de Cultura, aparece esta receta de bocadillo veleño:


1 libra de guayabas maduras, 1 libra de azúcar, 1 taza de jugo de naranja y tazas de agua.


Se cocinan las guayabas por 15 minutos en el agua, se pasan por un colador y se les agrega el jugo de naranja. Se pone a fuego lento con el azúcar, rebullendo constantemente, hasta que deje los lados de la vasija y se recoja en el centro. Se pone en una vasija rectangular y, cuando esté frío, se parte en panelitas.