Committee looks to improve conditions for inmates
Mesa de trabajo busca mejorar condiciones de las reclusas
Autor: Andres Fernando García Hernández
17 de Mayo de 2011


Para Jorge Gómez, diputado de Antioquia, éste es un problema que se resuelve con voluntad política para mejorar las condiciones de reclusión y una pequeña inyección de recursos.

Foto: Angela Patricia Zapata 

La cárcel de San Cristóbal tiene más de 1.000 mujeres, porque se trajeron las que estaban ubicadas en otras cárceles de orden nacional. Continúa el hacinamiento.

Una fila de más de dos horas deben hacer las familias de las reclusas de la cárcel El Pedregal, en San Cristóbal, para visitar a las internas. Luego  de verse sometidas a mareos por las largas esperas y a una exhaustiva requisa, reciben el consuelo de poder ver a sus hijas, madres o hermanas, por solo 10 ó 15 minutos.


Por tal motivo, varias ONG se dieron cita ayer en el edificio de la Asamblea Departamental, para dar a conocer a la sociedad y a la opinión pública una serie de irregularidades que se vienen presentando con la población penitenciaria, especialmente con las mujeres, en algunas cárceles del departamento.


Cruz Elena Palacio, directora ejecutiva de la Fundación Bordado a Mano, dice que no ha habido ningún eco con las denuncias que las internas han hecho. “Ellas no  volvieron a denunciar por temor, otras que han denunciado las han trasladado para otras cárceles del país”, puntualizó.


La principal necesidad es la falta de trabajo para redimir la pena. Según la señora Palacio, esto ocurre desde que se trasladaron al reclusorio de El Pedregal. “A las mujeres que hay allí no les interesa tanto si la penitenciaría les ofrece o no las condiciones para estar allí, les interesa recuperar su libertad”, afirmó Elena Palacio y concluyó que esa posibilidad es casi nula por las pocas oportunidades de trabajo.


Otro problema tiene que ver con el tema de salud, pues el lugar es muy frío y solo les permiten estar al sol dos horas al día, además la ropa de dotación que allí les proveen no es la adecuada, pues en el lugar normalmente hace mucho frío y el material de las prendas no les ofrece la posibilidad de calor que necesitan.


Finalmente, el diputado Jorge Gómez dijo que hay que hacer lo posible por mejorar las condiciones de los reclusos, en especial las de las mujeres. “Desde finales del año pasado, se acercaron a mi oficina algunas ONG a hacer una serie de denuncias sobre la situación que está viviendo la población carcelaria, entonces se me ocurrió que la manera de ayudarlos era juntar varias iniciativas.La primera fue hacer una primera reunión con varias autoridades que dijeron estar dispuestas a colaborar y la segunda es ésta, dar a conocer la situación a la opinión pública”, aseguro Gómez.



Cárcel El Pedregal

 


En julio de 2010 el Ministerio del Interior y de Justicia puso en funcionamiento el Centro Carcelario "El Pedregal", ubicado en el corregimiento de San Cristóbal, con la intensión de reducir el hacinamiento en las penitenciarías de la región.


El complejo penitenciario tuvo un costo aproximado de $115 mil millones y está dividido en 29 edificaciones. Se distribuye en sectores de mediana seguridad para mujeres, con capacidad para 572 internas, un área de mínima seguridad con cupo para 120 mujeres, y una sección de sindicados, para mil 170 hombres y 612 mujeres.


Sin embargo, para la Personería de Medellín este centro de reclusión no fue una solución al problema, pues en la actualidad se encuentra próxima a las condiciones de hacinamiento, debido a que cada día aumenta la población carcelaria conforme a las nuevas leyes que se aprueben.