Razones ambientales impiden la construcción del PIR en el Morro de Moravia
El Parque Industrial de Reciclaje, en veremos
Autor: Harrison Rentería
20 de Julio de 2010


Aunque la Administración Municipal aseguró que habrá PIR sin importar dónde sea el sitio, los motivos económicos y de espacio tienen el proyecto socioambiental estancado.

Foto: Archivo El Mundo 

El Morro, que ya está siendo desocupado, requirió para la ejecución del proyecto en el sector cooperación internacional.

Preocupado se encuentra el gremio de recicladores del barrio Moravia, pues el Parque Industrial de Reciclaje (PIR) que beneficiaría a más de 300 recuperadores del sector aún no tiene claro ni el lugar ni la fecha de su ejecución.

En reunión desarrollada la semana pasada en el Centro Cultural Moravia con los recuperadores, personal del Área Metropolitana, Secretaría de Medio Ambiente y el Concejo de Medellín, se aclararon las razones del por qué no se ha iniciado la obra que está incluida dentro del Plan de Desarrollo de la capital antioqueña, y también se hicieron propuestas para su agilización.

La Administración Municipal argumentó que después de los estudios realizados en el sector del “Morro”, donde inicialmente se iba a hacer el PIR, se encontró que el tema de peligrosidad ambiental impedía levantar el proyecto en la zona, en ese sentido, se pensó en el sector del Oasis pero “ese lugar es un morro de escombros sin ningún control geotécnico”, por lo cual no hay garantías de construcción en el barrio de la Zona Norte.

Según la Administración de Medellín, otro factor negativo para la construcción del PIR en Moravia es el económico, ya que según los resultados de las evaluaciones para adelantar el Parque en el Morro, el costo sobrepasaría los 37 mil millones de pesos, cifra insostenible para la ciudad.

Una de las opciones que propuso Gustavo Londoño del Área Metropolitana para poder lograr los recursos fue la búsqueda de cooperación internacional, pues la misma necesidad fiscal se presentó con la recuperación del Morro y se consiguió contribución económica y técnica por parte de España, aunque en la reunión se dijo que esa gestión ya se había hecho y los Países Bajos rechazaron la propuesta para la ejecución del Parque por la problemática de los suelos en Moravia.

Temores y exigencias

El concejal Luis Bernardo Vélez expresó en la reunión que de no haber PIR en Moravia deberían “juntarse todos los esfuerzos, ya que Moravia tiene experiencia en reciclaje, y en ese sentido se puede articular un gran proyecto con los recuperadores”, dijo el político quien además aseguró apoyo a la propuesta.

Mientras tanto, Yudi Elena Echavarría, recuperadora de Moravia, se opone a que el PIR sea construido en un lugar diferente al barrio, ya que ella y muchos de sus compañeros sienten el temor de perder las garantías económicas y estratégicas de la labor que desarrollan tradicionalmente en el sector, que según el gremio de recicladores, exporta material recuperado a países como Venezuela y Ecuador.

Por su parte, Luz Marina Aguilar, otra de las recuperadores, le pidió a la Administración que “encuentre un lote en otra parte porque lo que necesitamos es un lugar dónde trabajar y que no nos quiten las esperanzas”, manifestó la mujer que lleva varios años trabajando con residuos sólidos en el norte de la ciudad.

En la reunión se exigió también que se le dé prioridad a organizaciones como Recimed y el Colectivo Transforma que han sido fundamentales para el tema de la recuperación y optimización ambiental en la zona.

Lo que sigue

Entre los implicados del tema quedó el compromiso de pensar en una propuesta que incluya a todo el departamento sin dejar a un lado a los recuperadores de Moravia que históricamente han estado al frente de la labor y también se invitó a que se piense en mecanismos para solucionar el tema económico, ya que la Administración dijo que hacen falta por lo menos 15 mil millones de pesos para poder consolidar una posible alianza o sociedad con sectores privados e internacionales.


La próxima reunión, que se realizará aproximadamente en un mes, contará con la participación de más personas de la comunidad y con más actores públicos y privados del tema.