Martes 19 de Agosto de 2014    Actualizado 10:39 pm.

Mensaje de la Iglesia Católica para el domingo 26 del tiempo ordinario
Convivencia afectiva y tolerancia efectiva
27 de Septiembre de 2009


Todo el que hace el bien debemos reconocerlo como hermano, pero debemos ser cuidadosos de respetar su libertad y su conciencia. No tenemos que ponerlos en la lista de honor del cristianismo que ellos no piden o adularlos para que nos hagan parecer mejores.


Todo el que hace el bien debemos reconocerlo como hermano, pero debemos ser cuidadosos de respetar su libertad y su conciencia. No tenemos que ponerlos en la lista de honor del cristianismo que ellos no piden o adularlos para que nos hagan parecer mejores”.

PBRO. EMILIO BETANCUR MÚNERA - Especial para EL MUNDO

Las enseñanzas de Jesús que Marcos ha recogido después de la segunda predicción de la pasión, durante la marcha hacia Jerusalén, tuvieron que ver con el comportamiento de los discípulos en la comunidad cristiana. Constituyen una asamblea catequética cuyos diversos elementos están conectados más por asociación de ideas, hasta palabras, que por la lógica, al menos como lo entendemos hoy.

Esta cita de este domingo tiene dos partes que se contrastan fuertemente. En la primera, Jesús muestra gran tolerancia hacia quienes, aunque no pertenecieran al grupo de sus discípulos, dieran algún descanso a otros grupos. En la segunda parte, muestra una gran severidad hacia quienes escandalizan, y se une a sus discípulos para piadosamente erradicar en ellos mismos todo lo que pudiera llevarlos a pecar (Mc 9, 38-43, 45, 47-48).

“Maestro, hemos visto algunos expulsando demonios en tu nombre, y queremos prohibírselo porque no es de los nuestros”. Es Juan quien así habla, protector como es de la autoridad de Jesús y de la autoridad de quienes Jesús les ha dado el poder de sanar los enfermos y liberar a los poseídos de los malos espíritus (Mc 6, 7-13). La intención ciertamente es buena, pero muestra una mente amplia en lo afectivo pero intolerante en la práctica. “No se lo impidan. No hay nadie que haga obras maravillosas en mi nombre y que al mismo tiempo pueda hablar mal de mí”. ¿Quién era este hombre? ¿A qué grupo pertenecía? ¿De quién era discípulo? Sin embargo, la lección es obvia: no debemos ni monopolizar el derecho a hacer el bien ni minimizar el bien que otros hacen, aunque no pertenezcan a los nuestros. Para una convivencia seria se requiere una tolerancia afectiva. Una de las observaciones más serias que se nos hace a los creyentes es que monopolizamos el mensaje cristiano.


Requerimos de discernimiento

Hay que hacer un discernimiento. Muchos de los que se han inspirado en el Evangelio, en un campo u otro, sin adherir al campo católico, actúan de buena voluntad y con sinceridad. Hay gente que ha hallado en la conducta de Jesús nuevos incentivos para incrementar su hambre y sed de justicia. Podemos sufrir, por supuesto, porque no comparten nuestras verdades; sin embargo no les pedimos tiquete de entrada o un pasaporte al día. “Ellos son”, escribió San Agustín, “quienes parecen fuera del rebaño, sin embargo están en él, y quienes parecen dentro están fuera”.

Todo el que hace el bien debemos reconocerlo como hermano, pero debemos ser cuidadosos de respetar su libertad y su conciencia. No tenemos que ponerlos en la lista de honor del cristianismo que ellos no piden o adularlos para que nos hagan parecer mejores. “Quien te da un vaso de agua porque perteneces a Cristo, les digo a ustedes, seguramente no perderá su premio”. Pero es del Señor revelarles el valor del mínimo gesto de un hermano. Ese día, oirán a Jesús decirles, sin ninguna reserva mental, “Porque estaba hambriento y me dieron de comer, estuve sediento y me dieron de beber, extranjero y me recibieron, desnudo y me vistieron, enfermo y me cuidaron, en prisión y me visitaron” (Mt. 25, 35-40). Más bien que evidenciar cautela, los discípulos deben, por su parte, servirle generosamente a quien necesite su ayuda, porque saben que cualquier omisión será contada en su contra en el juicio final (Mt 25, 41-46).


Cuidado con los débiles

El infinito agradecimiento que el Señor mostrará a quien le haya dado siquiera un vaso de agua a uno de quienes le pertenecen nos lleva a comprender su extrema severidad con quienes hicieran que cayera uno de los suyos: no tendrán excusa. No es un asunto de luz, ni pecado venial en este aspecto: un obstáculo aparentemente trivial puede hacer caer mortalmente, gravemente, a una persona débil. Esta forma de actuar es la más imperdonable porque va contra el deber de la caridad, cuya delicadeza debe ser confeccionada para la debilidad de los “pequeños”. Debemos renunciar hasta a nuestros derechos, más bien que arriesgar hacer caer una persona.

Ha hablado justamente de los pequeños que creen en él; y es como si súbitamente viera en su mente la horrenda película del aplastamiento de los pequeños a lo largo de los siglos por quienes se consideran sabios, fuertes, brillantes, o que simplemente los trituran sin notar nada. Para Jesús, esto es muy grave.

¿Cuántos pequeños son ridiculizados, despreciados de cerca, sin nosotros poner ninguna atención a eso?

Entonces Jesús se vuelve a sus discípulos: “Si tu mano, tu pie, tu ojo, te hace pecar, córtalo, despréndete. Es mejor entrar a la vida eterna manco, cojo, medio ciego que ser arrojado con ambas manos, los dos pies, los ojos, a la Gehena, donde “el gusano no muere, y el fuego no se apaga”. Las mutilaciones físicas no nos liberan de la malicia y los malos deseos que vienen del corazón y nos llevan al pecado (Mc 7, 21-23). Estas son las cosas que deben ser erradicadas sin piedad, amputaciones profundas más penosas que la pérdida de una extremidad o un ojo.

La humildad de Jesús y su firmeza, su mente abierta y el rigor de sus exigencias no se oponen una a otra. Siempre es uno y el mismo Señor quien habla. La coherencia de su enseñanza aparece cuando lo miramos, cuyo celo por el bien y cuyo amor por los suyos no puede admitir ninguna clase de negociación.

Jesús no tiene personalidades múltiples ni contradictorias; no estaba al mismo tiempo en él Jesús según Buñuel y otro Jesús según Pasolini, un Jesús hippie y un Jesús inquisidor; un revolucionario y un piadoso. La luz se fractura en las trivialidades de nuestros prismas y nuestros lentes, no en su fuente. No hubo dos evangelios enseñados por Cristo; por un lado, uno fácil, muy humano, un evangelio algo light que surge en momentos de sonrisas y delicadezas; y por el otro lado, uno riguroso, una enseñanza fanática que viene a veces llena de rabia y exasperación.

Es un pueblo de profetas el que Dios quiso reunir por medio de Cristo, un pueblo que por la acción y la palabra anuncie el mundo venidero, cuyas leyes no son las del mundo presente, esclavo de toda suerte de pasiones. Estos hombres tienen las Bienaventuranzas y el Sermón del Monte por su ley. Saben que en esto reside la verdadera libertad de los hijos de Dios. Pero su ideal no es una idea cierta de la naturaleza humana: es un ser humano - Jesús, la Buena Nueva. Otros, que no comparten su fe, también trabajan en la construcción de un nuevo mundo, purificado del mal y la injusticia. El Espíritu sopla donde quiere. ¡Que haga profetas de más y más hombres!








Siguenos en:  version_movil


Fútbol colombiano

Comienza el vuelo Dorado

El encuentro de vuelta entre ecuatorianos y colombianos se disputará el próximo martes 26 de agosto en el estadio George Capwell, de Guayaquil.ver más

Entretenimiento

Aterciopelados se reencontró en Rock al Parque

Aterciopelados y Molotov revivieron sus éxitos en el cierre del certamen. Rock al Parque es considerado el festival musical gratuito más importante de Colombia y uno de los más grandes de Latinoamérica.ver más





CUÉNTANOS TU EVENTO

Si en tu cuadra, en tu barrio, en tu unidad o en tu universidad están organizando algún evento y quieres que la ciudad lo sepa, cuéntanos.

 SERVICIOS
      CLIMA      24° - 14°
      INDICADORES ECONÓMICOS
Café: 1,8890   Dólar: 1.894,27
DTF: 4,03   Euro: 2.531,50
Petróleo: 94,48   UVR: 213,5498
   OTRAS NOTICIAS
  EDICIONES ANTERIORES

NUESTROS COLUMNISTAS
Miercoles , 20 de Agosto de 2014
Lo grotesco
Tomás Castrillón Oberndorfer

Churchill como paradigma
José Alvear Sanin

Se respira desconfianza
Jaime A. Fajardo Landaeta

 AGENDA
Varios
Expedición Lunar

Al Planetario bajó la Luna. Experiencia Domo Google sobre exploración ciudadana a la luna, retos robóticos, caminata por la luna, actividades para niños y adultos. En el Planetario Jesús Emilio Ramírez González. Informes: 5168300.

Conferencias y talleres
Cátedra

Grandes debates de la cultura contemporánea. Tema central: Actualidad del pensamiento de Karl R. Popper. Jueves: Karl Popper y el Círculo de Viena con el expositor Jairo Ibarbo. En el Auditorio edificio Torre de la Memoria, a las 9:00 a.m. Entrada libre. Informes: 4600585.

Exposiciones
The world through Ana’s eyes

Molina Galería, abre sus puertas en Provenza, El Poblado, con la exposición de la artista Ana Patricia Palacios, una de las artistas contemporáneas más importantes de Colombia. Hasta el 13 de septiembre. Informes: 3108421258.

Teatro
Diestra

Versión de Enrique Buenaventura. Dirección: Rodrigo Saldarriaga. Peralta es un campesino a quien un día se le aparece Jesús y San Pedro para retribuirle su generosidad con la gente de su pueblo. La recompensa a su actitud magnánima es el ofrecimiento de cinco deseos, y Peralta ni corto ni perezoso pide, inicialmente, saber anticipadamente cuando llegará la muerte. Hasta el 23 de agosto en el Pequeño Teatro a las 7:30 p.m. Informes: 2393947.

Teatro
Rojo como la sangre

Temporada de cuentería con el cuentero Jharry Martínez, obra ganadora del 2º puesto del 4º Festival de Cuenteros de Medellín. Jueves, viernes y sábado en la Corporación Cultural VivaPalabra a las 7:30 p.m. Informes: 2396104.







Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com
Diseño y desarrollo: comprandofacil.com