Martes 22 de Julio de 2014    Actualizado 07:30 am.
   ¿Dónde estoy? Opinión

Editorial

El escándalo Sayco-Acinpro
12 de Noviembre de 2011


La alianza Sayco-Acinpro es apenas una pequeña muestra tropical de ese fenómeno de acaparamiento y explotación de los anhelos y angustias de los creadores, en beneficio personal de unos pocos.

7

Una serie de denuncias de empresarios de espectáculos musicales y de parientes de destacados compositores, pusieron esta semana en el ojo del huracán anticorrupción a la Organización Sayco-Acinpro, que se define en su web institucional como “una entidad sin ánimo de lucro, creada hace más de 20 años, dedicada a recaudar los derechos generados por la explotación comercial de la música en los establecimientos abiertos al público en todo el territorio colombiano”.


Algunos medios, especialmente radiales, han dedicado amplios espacios a describir dramas, como el del maestro Wilson Choperena, compositor, entre muchas otras, de la célebre canción ‘La pollera colorá’, quien a sus casi 90 años manifiesta, a través de su esposa, que “la limosna que le da Sayco por sus derechos de autor no les alcanza para sobrevivir”. O el caso de los herederos de Lucho Bermúdez, que entablaron una demanda contra esa entidad porque presuntamente no les ha pagado en los últimos 15 años las regalías de los derechos de las múltiples y exitosas composiciones del maestro, que ellos valoran en más de $17.000 millones de pesos y cuyo pago habría sido ordenado hace varios años por sentencia judicial.


Con base en la legislación que regula los derechos de autor en el país, la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia, Sayco, y la Asociación Colombiana de Intérpretes y Productores Fonográficos, a través de la Organización Sayco-Acinpro, recauda y distribuye “equitativamente” entre los afiliados al sistema, los derechos de reproducción y ejecución en vivo, lo mismo que lo correspondiente al derecho conexo de comunicación de la música fonograbada, utilizada en emisoras y canales de televisión. Estos derechos son cobrados a los usuarios, que de conformidad con el Artículo 158 de la Ley 23 de 1982, son aquellos propietarios de establecimientos o empresarios de conciertos y espectáculos públicos que “en forma permanente u ocasional comuniquen la música para sus clientes, en forma directa o indirecta”.


Se trata del recaudo de sumas considerables de dinero, pues según los registros de la propia organización, su actividad cobija más de 8 millones de obras musicales de todo género, tanto nacionales como extranjeras, y las interpretaciones de más de 1.200 cantantes y ejecutantes colombianos. Para vigilar que eso sí se cumpla conforme a la ley, está la Dirección Nacional de Derechos de Autor, adscrita al Ministerio del Interior, cuya gestión, por lo visto, deja mucho qué desear, pues no de otra manera se explica que el alud de quejas que dice haber recibido el ministro Vargas Lleras en los últimos días, le costara el puesto a su director, Juan Carlos Monroy.


Ojalá dé resultado la “exhaustiva investigación” que anuncia el señor Ministro y que, comprobadas las irregularidades, se castigue con severidad a los responsables. Pero creemos que la ocasión es propicia para revisar ese tema de las regalías por derechos de autor, que al igual que los derechos de patentes sobre el desarrollo de nuevos inventos técnicos o productos como los fármacos o los programas de software, so pretexto de beneficiar a los artistas por sus creaciones o garantizar la recuperación de la inversión de los investigadores, terminan beneficiando sobre todo a grandes conglomerados o a poderosas burocracias intermediarias, como es el caso de Sayco-Acinpro, con sus 20 oficinas recaudadoras en todo el país y con gerentes que se ganan sueldos multimillonarios.


Nosotros hemos sido críticos de ese sistema de patentes y derechos de autor que no tienen fecha de vencimiento y que, como pasa en el caso de los medicamentos y en el de los productos informáticos, son una nueva manifestación de imperialismo, pues va convirtiendo a los países subdesarrollados en tributarios permanentes de grandes transnacionales. En la música y en los llamados productos de la industria cultural ocurre prácticamente lo mismo. Y la alianza Sayco-Acinpro es apenas una pequeña muestra tropical de ese fenómeno de acaparamiento y explotación de los anhelos y angustias de los creadores, en beneficio personal de unos pocos.




Comentarios
7
Judith
2014/05/04 09:08:56 pm
Lo que no se ha mencionado cual fue el papel sel señor JAIRO RUJE y su asistente (tesorera) si no estoy mal STELLA. quienes entretejían la forma de corrupción en esta entidad. afirmación que no podrán negar, ya que si se hace una verdadera investigación saldrá a luz este tema.
CARLOS
2012/11/20 09:47:33 pm
Es triste pero como siempre este país le da la razón a la idiosincrasia y a la corrupción como es esta entidad que nos roba como si fueran impuestos y nunca podemos saber a donde llegan estos ingresos.
jesus
2012/09/30 07:30:29 pm
si es triste soy hijo de unos de los pioneros del rock en colombia, haber dejado un legado musical y recibir una miseria para q sus directivos llenen sus arcas de dinero mientras nuestro compositores y demas se mueren en la miseria.
lucho
2011/11/13 01:51:07 pm
Los invito a leer el siguiente comunicado enviado por Wilfran Castillo compositor más destacado de la música Colombiana respecto al tema Sayco: http://tinyurl.com/7gwoqcb
Juan
2011/11/12 01:11:46 pm
Que excelente editorial y cuanta razón tiene. No cabe nada distinto a felicitar al periódico y al editorialista por esa muestra de solidaridad social y de sentido común. Así se hace la verdadera caridad en un medio.
orlando
2011/11/12 09:58:12 am
Felicitciones por el editorial. El Dr. Carlos Manuel Arredondo tiene mucha información sobre este delicado asunto.
LUZ
2011/11/12 04:01:00 am
Ojala acaben con esa simberguenzada, si en Bogotá llueve en Medellín no escampa. Saben cuanto se ganan las directivas de SAYCOI ACINPRO en Medellín $25.000.000.oo y los músicos aguantando hambre. Por ello echaron a CARLOS MANUEL ARREDONDO y su secretaria porque se estaban quedando con los dineros y el de ahora les da un almuerzo cada año y trago y con eso los emboilata. pero para las directivas hay grandes dineros, además que la junta la compenen las mismas casas disqueras otros corruptos que abusan de los músicoa. Hay que echarlos a todos para la calle, son unos ladrones y a luchar por la música y su gente. Señor Ministro pongase la camiseta






Siguenos en:  version_movil

Mundo deportivo

Once colombianos en el Mundial de Atletismo Juvenil de EEUU

La delegación "cafetera", al mando de Raúl Díaz, tendrá en las pruebas de pista y campo a Merly Rivera, Melissa Torres, Tatiana Sánchez, Carolina Balanta, Evelyn Rivera, Joshuan Berríos, Edwuard Peralta, Nhayilla Rentería, Brayan Fuentes, Daniela Pastrana y Camilo Chaverra, informó el Comité Olímpico Colombiano (COC).ver más

Mundo deportivo

Bernardo Suaza se quedó con el título del Giro Valle d´Aosta

Ésta es una de las competencias más importantes del calendario sub 23 del ciclismo mundial. Un triunfo que acrecienta el notorio rendimiento que ha alcanzado el equipo 4-72 Colombia en esta temporada. Ya habían logrado la victoria en la Vuelta a México y destacadas actuaciones en carreteras europeas.ver más







CUÉNTANOS TU OPINIÓN
En la opinión del defensor de Arias, uno de los abogados penalistas más prestigiosos del país, la condena dictada a su cliente es injusta y contraria a lo que se probó en el juicio. ¿Está usted de acuerdo con él?
     a. Sí
     b. No
Ver resultados

CUÉNTANOS TU EVENTO

Si en tu cuadra, en tu barrio, en tu unidad o en tu universidad están organizando algún evento y quieres que la ciudad lo sepa, cuéntanos.

 SERVICIOS
      CLIMA      24° - 14°
      INDICADORES ECONÓMICOS
Café: 1,729   Dólar: 1.861,28
DTF: 4,04   Euro: 2.531,52
Petróleo : 104,59   UVR: 213,3495
   OTRAS NOTICIAS
  EDICIONES ANTERIORES

NUESTROS COLUMNISTAS
Martes , 22 de Julio de 2014
Honor a Julián Pérez Medina
Iván Guzmán López

Voticos o progreso
Rodrigo Pareja

La Santa que muere de sed
Alvaro T. López







Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com
Diseño y desarrollo: comprandofacil.com