Miércoles 22 de Octubre de 2014    Actualizado 00:38 am.
   ¿Dónde estoy? Opinión

Columnistas

Los tratados de libre comercio
Autor: Jorge Arango Mejía
13 de Mayo de 2012


Después de años de suplicar, de implorar, los Estados Unidos concedieron, casi como una limosna, el Tratado de Libre Comercio.

1

Después de años de suplicar, de implorar, los Estados Unidos concedieron, casi como una limosna, el Tratado de Libre Comercio. Ahora seguirá su cumplimiento, para el cual Colombia quizás no esté preparada. Especialmente difícil será superar el escollo de una red vial que no puede ser más deficiente. Al paso que vamos, habrá que esperar mucho tiempo para tener un sistema vial que permita la movilización de grandes volúmenes de carga.


El presidente Santos ha dicho en Pekín que aspira a celebrar otro tratado de libre comercio con China. Y se ha anunciado la conformación de una comisión que, en el término de un año, dará su concepto sobre esta negociación. El anuncio despierta preocupaciones, por razones elementales.


China es una nación inmensa, de más de mil doscientos millones de habitantes. Tiene una economía diversificada, y ha inundado el mundo de productos de variada condición. No se ve cómo la industria colombiana podría competir con la del gigante asiático.


Es frecuente, por ejemplo, oír las quejas de los fabricantes de calzado, porque de la China se traen zapatos que pueden venderse por un precio  que apenas representa un 20 o 30% del correspondiente a los producidos aquí.


¿Cuál es la razón de esa diferencia? Son muchas, entre ellas éstas.


La primera, que el sistema político y económico de la China permite producir con salarios muy bajos. Allá no hay huelgas y el gobierno determina, finalmente, qué se exporta y a qué precios. Y también controla las importaciones, cuya naturaleza y volumen no están al arbitrio de unos empresarios libres, sencillamente porque ellos no existen.


Tan evidentes son los motivos por los cuales el anunciado tratado es inquietante, que el presidente de la Andi, que generalmente no escatima alabanzas al gobierno, se ha apresurado a manifestar su inconformidad.


Todo hace pensar que lo indicado sería obrar prudentemente, sin precipitación. Una vez se hayan puesto en marcha los tratados firmados y se hayan comprobado sus ventajas, y analizados y corregidos sus problemas, podrá avanzarse en el proceso de firmar otros.


No parece existir un solo renglón de la producción industrial en que los empresarios colombianos puedan competir ventajosamente, o al menos en igualdad de condiciones, con los chinos. 


La sabiduría popular ha enseñado desde tiempos inmemoriales, que no por mucho madrugar amanece más temprano. Hay que contar con la China, porque ahí está, gigantesca, amenazante y promisoria a la vez. Ignorarla sería tan absurdo como querer tapar el sol con las manos.  Pero en lo que tiene que ver con el intercambio comercial, hay que andar con cuidado, para no lamentar mañana la ruina de la industria nacional, arrasada por una competencia inequitativa.


La colaboración con la justicia


Con el argumento de la colaboración con la justicia, la Fiscalía General de la Nación llegó a unos acuerdos con  los primos Nule, en virtud de los cuales éstos, a cambio de algunos de sus secretos, y sin necesidad de reparar el inmenso daño causado al erario, recibirían una condena de cinco años de prisión, que con las acostumbradas rebajas podría quedar en dos o tres.


Por fortuna, el fiscal Eduardo Montealegre Lynnet ha dejado sin piso esa negociación. Ese era el peor mensaje que se les podía enviar a los delincuentes: que sin renunciar a los dineros conseguidos mediante sus delitos y sin purgar unas penas acordes con la gravedad de aquellos, era posible salir a la calle a disfrutar de lo mal habido.


Todo indica que Montealegre corregirá muchos de los vicios que se habían establecido en la Fiscalía. Entre los cuales se destaca éste de los premios por colaboración con la justicia. Algunas preguntas quedan en el aire. Por ejemplo: ¿había personas que, en las sombras, maquinaban estos acuerdos?


No sería raro que esta industria de pactar rebajas, se hubiera convertido en un filón inagotable para algunos. Y podría haber otras, como la de cambiar el fiscal encargado de una investigación. ¡Cuánto no pagarían algunos abogados por esta merced!


Hace bien el Fiscal. El hecho de que sea imposible acabar con la corrupción, no significa que haya que renunciar a combatirla. Por el contrario, ninguna acción  está de más en esa batalla interminable.   




Comentarios
1
JUAN
2012/05/13 10:05:55 am
¡Excelente artículo! Que ese "concedieron como una limosna", quede en el corazón y en la memoria de trodos los Colombianos. Nada nos están regalando ols mEstados Hundidos de N.A. ni nada nos estan concdiendo.Por el contrario, nos vanj a esquilmar aun más, ya que al nosotros carecer de una infraestructura vial y de transporte en general que permita cumplir a tiempo con el despacho y recibo de mercancías al amparo del TLC, estaremos incumpliendo y como tal, quedando a la deriva y a merced de los gringos. Eso es lo que se llama "ensillar sin tener la bestia".- Jealbo






Siguenos en:  version_movil


Entretenimiento

Oscar de la Renta, el referente mundial de la moda que no olvidó sus raíces

"Siempre he estado súper orgulloso del lugar del que vengo y de poner mi país en lo más alto", dijo el diseñador.ver más

Mundo deportivo

Academia perdió el primer examen ante Barrancabermeja

El dominicano Gerardo Suero, con 18 puntos, fue el mayor anotador de Academia, mientras que Jezreel Carmona fue el máximo anotador del partido con 20 puntos.ver más





CUÉNTANOS TU EVENTO

Si en tu cuadra, en tu barrio, en tu unidad o en tu universidad están organizando algún evento y quieres que la ciudad lo sepa, cuéntanos.

 SERVICIOS
      CLIMA      24° - 14°
      INDICADORES ECONÓMICOS
Café: 1,9960   Dólar: 2.048,44
DTF: 4,23   Euro: 2.644,25
Petróleo : 82,49   UVR: 214,3137
   OTRAS NOTICIAS
  EDICIONES ANTERIORES

NUESTROS COLUMNISTAS
Miercoles , 22 de Octubre de 2014






Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800
Diseño y desarrollo: comprandofacil.com