Viernes 25 de Julio de 2014    Actualizado 07:02 am.
   ¿Dónde estoy? Opinión

Columnistas

OPINIÓN LIBRE
Las locomotoras de Santos
Autor: Alejandro Cifuentes Sanchez
16 de Mayo de 2011


Pasa y pasa el tiempo (ya vamos para el 20% del cuatrienio) y los resultados de la política de la “prosperidad democrática” –que debía complementar la de “seguridad democrática”– nada que se ven; las famosas locomotoras del Presidente, no arrancan.

1

Pasa y pasa el tiempo (ya vamos para el 20% del cuatrienio) y los resultados de la política de la “prosperidad democrática” –que debía complementar la de “seguridad democrática”– nada que se ven; las famosas locomotoras del Presidente, no arrancan. Y es que el asunto no es nada fácil si seguimos dentro de las políticas neoliberales que “aconseja” el FMI y demás agencias del gran capital financiero. Veamos un somero análisis que los profanos hacemos a esas locomotoras:


1.- Vivienda: el déficit de vivienda en Colombia es un problema crónico y no recuerdo gobierno que no haya prometido solucionarlo, sin resultados. Claro, si para hacerlo es necesario solucionar antes dos problemas: los grandes costos de la tierra urbana (en pocas manos) y los altos precios y mala calidad de la construcción privada (grupos de presión), que hacen prohibitivo cualquier intento. En las políticas del gobierno nada se dice al respecto.


2.- Infraestructura: es notorio el contraste entre la propaganda para montar el sistema que hoy sufrimos –desacreditar la gestión pública por politiquería y corrupción– y los métodos y resultados del capital privado en esa gestión: la inversión y la corrupción aumentaron geométricamente mientras el atraso poco o nada se modificó. La situación se empeora con la larga temporada invernal que, en lugar de ser un estímulo para esa locomotora, ha destapado las malas políticas del pasado y ha abierto nuevos frentes de clientelismo y corrupción. El gobierno sigue prometiendo más de lo mismo: concesiones gravosas.


3.- Minería: aquí sí que se notan las políticas neoliberales: todo un andamiaje para perseguir y acabar con la mediana y pequeña minería (la artesanal, en donde se han refugiado miles de desplazados y desempleados) para abrirle paso al gran capital, tanto nacional como extranjero, con todo tipo de gabelas que muy poco empleo generará y mínimas regalías distribuirá, mientras el impacto ambiental negativo se tratará de ocultar a cualquier precio. No hace falta mucho esfuerzo para comprobar estas afirmaciones: con miserables regalías a la nación, toneladas de oro han salido del país de las regiones más pobres –Chocó, Segovia, Zaragoza– y con daños ambientales irremediables     –playas de Santa Marta– sigue la explotación del carbón de Cerrejón. Para endulzar el oído, con los “grandes excedentes generados se abrirá un fondo de ahorro en el exterior que será garantía en bajones de producción o de precios”. Olvidan, en forma sesgada, que ese fondo rendirá intereses muy inferiores a los que el país debe pagar por su deuda externa. 


4.- Agro: ingenuo creer que los pequeños esfuerzos para devolver tierras a los desplazados logren ocultar el atropello, al pueblo y a la Constitución, que significa el proyecto de adjudicar los baldíos nacionales a los poderosos de siempre: grandes banqueros y grandes azucareros y algunos ricos internacionales. Además, los pocos paños de agua tibia que se adopten no compensarán los estragos agrarios que producirá la entrada en vigencia del TLC con EEUU (¿otro AIS?).


5.- Innovación: un renglón para el futuro, más ahora que se darán a Colciencias parte de las regalías arrebatadas a municipios y departamentos. Los manejos politiqueros dados en la cúpula de Colciencias, poco nos hacen esperar.
En resumen: cuatro u ocho años más de neoliberalismo cuyos resultados no se pueden ocultar: ampliación y profundización de la brecha entre pobres –que cada día son más y más pobres– y ricos  –que cada día son menos y más ricos–.                       




Comentarios
1
Manuel
2011/05/16 09:18:26 am
muy buen análisis, no sólo no se hace lo que se dijo sino que se ha perdido un poco de lo poco que se había hecho.






Siguenos en:  version_movil

Cultural

Ida: dialéctica de la fe

Pawel Pawlikowski (Last Resort) a quien creíamos un director insertado en la estética realista inglesa en la que se desenvolvió hasta ahora, debuta en su natal Polonia con un film que recuerda el más profundo cine autoral europeo de los 60.ver más

Cultural

El Teatro Colón reabre sus puertas

Este centro cultural, construido en el siglo XIX, cuenta ahora con un escenario dotado con tecnología en luces y video del siglo XXI.ver más







CUÉNTANOS TU OPINIÓN
Con la llegada de nuevos líderes políticos al Congreso, ¿ha mejorado su percepción frente a este órgano legislativo?
     a. Sí
     b. No
Ver resultados

CUÉNTANOS TU EVENTO

Si en tu cuadra, en tu barrio, en tu unidad o en tu universidad están organizando algún evento y quieres que la ciudad lo sepa, cuéntanos.

 SERVICIOS
      CLIMA      24° - 14°
      INDICADORES ECONÓMICOS
Café: 1,8195   Dólar: 1.846,12
DTF: 4,04   Euro: 2.485,62
Petróleo : 102.07   UVR: 213,3681
   OTRAS NOTICIAS
  EDICIONES ANTERIORES

NUESTROS COLUMNISTAS
Viernes , 25 de Julio de 2014






Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com
Diseño y desarrollo: comprandofacil.com