Columnistas

Don Juan del Corral Alonso y Carriaso, Presidente del Estado Libre y Soberano de Antioquia 1813 - 1914
5 de Julio de 2013


En 1.800 llega a la Ciudad de Antioquia Don Juan del Corral Alonso y Carriaso, quien había sido enviado por su padre, el Teniente de Milicias Don Ramón del Corral y Castro, a vender unas cargas de cacao.

Diego María Villegas Villegas*


En 1.800 llega a la Ciudad de Antioquia Don Juan del Corral Alonso y Carriaso, quien había sido enviado por su  padre, el Teniente de Milicias Don Ramón del Corral y Castro, a vender unas cargas de cacao. Se establece en esta ciudad donde contrae matrimonio con Josefa Pérez de Rublas y Martínez. Se dedica a la agricultura y mantiene una permanente comunicación con Mompox, y es así como el 22 de agosto de 1.810 recibe informes sobre el levantamiento en Santa Fe de Bogotá el pasado 20 de julio y la invitación para que la Provincia de Antioquia mande un delegado para integrar la Junta de Gobierno, siendo él el escogido, en compañía de José Manuel Restrepo.


Viaja a Santa Fe de Bogotá donde debido a la profunda división entre los centralistas, bajo la dirección de Antonio Nariño, Presidente Provisional, y Camilo Torres, en representación de los Federalistas, terminan en una Guerra civil de la bien llamada “Patria Boba”. Juan del Corral aprovecha su estadía en Bogotá donde se dedica al estudio de humanidades en general y muy especialmente en las artes militares. Tiene la posibilidad de conocer a todos los prohombres de la Nueva República, en especial a Camilo Torres, el sabio Francisco José de Caldas y Miguel de Pombo quien había vivido en Filadelfia, donde conoció la Constitución de Estados Unidos de Norteamérica, lo mismo que el Acta de la Federación, documentos que envío a Santa Fe de Antioquia y sirvieron para redactor la Constitución del Estado, firmada en la Ciudad de Rionegro el 24 de marzo de 1.812, siendo por lo tanto una de las primeras Constituciones que se firmaron en la América Hispánica.


A mediados de 1.812 regresa Don Juan del Corral a la Ciudad de Santa Fe de Antioquia y desde el primer momento tuvo en mente la formación de un cuerpo de milicias, ya que consideraba que estas eran indispensables para mantener la soberanía de un Estado. Poco tiempo más tarde, se supo de la invasión a la Nueva Granada por parte del Gral. Sámano, quien había tomado la Ciudad de Popayán y amenazaba a Antioquia, por lo que  el Gobierno de la Provincia en agosto de 1.813, presidido por José M. de Restrepo, decide nombrar un Presidente Dictador con todas las facultades para organizar la defensa del Estado.  El nombramiento recae en Juan del Corral y 10 días después declara la Independencia  Absoluta de la Provincia de Antioquia, siguiendo el ejemplo de la Ciudad de Cartagena y Mompox, en un interesante documento que empieza así: “El Estado de Antioquia no reconoce a su Rey Fernando VII, ni a toda autoridad que no emane directamente del pueblo o de sus representantes, rompiendo enteramente la Unión política de dependencia con la Metrópolis, quedando separado por siempre de la Corona y del Gobierno de España”.


El nombramiento de Don Juan del Corral, con una duración de 3 meses, fue renovado dos veces, siendo Presidente hasta su muerte en Rionegro, el 7 de abril de 1.814, a la temprana edad de 36 años. Murió de tabardillo y pulmonía.


Es desconcertante, para decir lo menos, la actividad desplegada por Juan del Corral y su Equipo de Gobierno en los 205 días, periodo en el cual firma más de 107 decretos, por medio de los cuales da una completa organización del Estado de Antioquia donde, entre otros, decreta la educación obligatoria para los menores de edad; trae a la Provincia profesores calificados, entre ellos, el sabio Caldas; toma todas las medidas para mantener la seguridad interior; organiza la Hacienda, de la cual en un informe dice: “Yo tengo la satisfacción de informaros que jamás ha estado en un momento más brillante, ni ha tenido las Rentas Públicas, un mayor auge en el crecimiento que en la época presente”. Reglamenta todo lo relacionado con los negocios Civiles y Comunes; con la cooperación de la Iglesia. Dicta una serie de regulaciones sobre los Servicios Eclesiásticos; trata de anexar la Provincia de Citará a Antioquia; regula las relaciones con los distintos estados de la República, en especial lo relacionado con las Relaciones Extranjeras y la Seguridad que quedarían administradas por el Gobierno Central. Reglamenta la construcción y mejoramiento de caminos, reforma la Constitución proponiendo, entre otros, la Libertad de los Esclavos. Crea una  Fuerza Militar que colabora con las Tropas de Nariño, en la desastrosa Campaña del Sur; encarga al Sabio Caldas, quien había llegado a la Provincia de varios trabajos importantes como fueron: la fortificación de Bofú,  sobre el Rio Cauca; la reapertura del camino al Chocó, y muy especialmente, la fundación de la Maestranza y la organización del Colegio Provincial del Antioquia, del cual fue su director (hoy Universidad de Antioquia).


A los pocos meses de la muerte de Don Juan del Corral, Pablo Morillo desembarca en Cartagena y el Coronel Warleta, entra a Medellín el 7 de abril de 1.816, dada por terminada la República Libre y Soberana de Antioquia.


Nota: Mi libro “El Presidente Dictador Don Juan del Corral Alonso y Carriaso y la República Libre e Independiente de Antioquia de 1.812 a 1.816”, es obra que se consigue gratuitamente en el Palacio Cultural, Rafael Uribe Uribe.


*De la serie 21 artículos sobre la Independencia Antioqueña, preparada por la Academia Antioqueña de Historia (9/21).