Columnistas

Crece la construcción hospitalaria
Autor: Sergio Prada
21 de Septiembre de 2012


En la pasada columna me referí al comportamiento positivo de los indicadores de empleo para el sector salud privada, de acuerdo con las últimas cifras del Dane.

En la pasada columna me referí al comportamiento positivo de los indicadores de empleo para el sector salud privada, de acuerdo con las últimas cifras del Dane. En esta columna invito a los lectores a que miremos las cifras de construcción.


Basta un recorrido por las ciudades del país para ser testigo de la inversión en construcción hospitalaria. En particular inversión privada. En Cali: el Centro Médico Imbanaco adelanta la construcción de un nuevo centro de 32 mil metros cuadrados; y Comfandi construye la Clínica Amiga, una edificación de 24 mil metros cuadrados (una inversión de $150 mil millones). En Medellín: el Hospital Pablo Tobón Uribe adelanta la construcción de una nueva torre de 15 pisos y 51 mil metros cuadrados (una inversión de $175 mil millones). En Santander, se acaba de anunciar que la Fundación Cardiovascular invertirá $363 mil millones para el desarrollo del complejo médico de la FCV en Piedecuesta. De acuerdo con un artículo de La República, en los últimos cuatro años se han invertido más de $730 mil millones para la construcción, ampliación y adecuación de instalaciones médicas en Zonas Francas de Salud. Toda esta información es pública y se puede verificar en las páginas web de las entidades.


Esta evidencia anecdótica, es refrendada por el censo de edificaciones del Dane. El total del área en proceso de construcción en las 7 principales ciudades del país (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Pereira y Armenia) con destino hospitales ha crecido de forma sostenida desde finales de 2005. En el último trimestre de 2005 había 119.000 m2 en construcción. En el segundo trimestre de 2012 existen 504.000 m2 en construcción. En pocas palabras el área total en proceso de construcción para hospitales creció 324% en los últimos seis años y medio. Para el mismo período el total de metros cuadrados en construcción para toda la economía excluyendo hospitales creció 56%. 


En el tercer trimestre de 2008 el Dane empezó a publicar las cifras de las 15 principales ciudades del país, esto es, se agregaron a la lista Cartagena, Ibagué, Cúcuta, Manizales, Villavicencio, Neiva, Pasto y Popayán. El total de área en construcción con destino hospitalario para ese trimestre fue de 246 mil metros cuadrados. La misma cifra para el segundo trimestre de 2012 llega a los 586 mil m2.


En resumen, y al igual que las cifras de empleo, la construcción hospitalaria por parte de inversionistas privados presenta un comportamiento positivo. Con tasas de crecimiento superiores al del resto de la economía. Sin desconocer la crisis de liquidez actual, estas cifras no son las de un sector quebrado. La denominada “crisis” de la salud es más compleja y tiene más matices de lo que parece.