Política

Elections have a book
Las elecciones tienen libro
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
25 de Abril de 2015


Por fin en un solo texto se recopilan todas las inhabilidades e incompatibilidades para ser candidato en Colombia.



Este libro tiene 349 páginas y vale 64.000 pesos.

El último libro del jurista antioqueño Guillermo Mejía Mejía no podía ser tan oportuno, porque precisamente tiene mucho que ver con la agitada temporada que se vive en el país con motivo de la campaña para las elecciones territoriales de octubre.


Ya entró en circulación y está en venta el libro “Régimen jurídico de las elecciones en Colombia”, publicado por la editorial Unaula y que contiene una visión muy crítica de todo el sistema electoral colombiano, como por ejemplo afirmar y demostrar que el CNE colombiano es el más malo de todo el mundo.


En un diálogo con Mejía Mejía, quien fue presidente del CNE, señaló los principales aspectos críticos de la publicación:


- Cuestionamiento a la forma como se elige el Consejo Nacional Electoral por el Congreso. Los magistrados de esta corporación son los que posteriormente examinan las cuentas de las campañas de quienes los eligieron. Se pierde completamente la objetividad de las investigaciones pues ningún miembro del CNE querrá sancionar a quien votó por él. Se hace una comparación con cortes electorales de otros países y el CNE de Colombia queda muy mal parado.


- El traslado de mesas de corregimientos a cabeceras municipales con la disculpa de que la fuerza pública no está en capacidad de dar seguridad a los votantes porque hay reductos guerrilleros, como el caso de Ochalí en las elecciones presidenciales. Es el reconocimiento de que el Estado no está en capacidad de controlar todo el territorio nacional.


- El choque de trenes entre la Corte Constitucional y el Consejo de Estado. Al paso que la Corte extiende la doble militancia entre partidos políticos y grupos significativos de ciudadanos, el Consejo lo limita sólo a la doble militancia entre partidos.


- La violación de los topes electorales a ciencia y paciencia del CNE que no tiene los medios para ejercer un control efectivo sobre los gastos de campaña y la crítica a los contadores públicos que certifican unos gastos que no corresponden en la realidad y que no son sancionados por la Junta Central de Contadores.


- La Ley de Garantías no tiene dientes y sólo sirve para entorpecer la administración pública.


- La perversión del voto preferente que entorpece el diseño de la tarjeta electoral, el aumento de los gastos electorales por la competencia entre los candidatos de la misma lista, la dificultad del escrutinio por la inmensa cantidad de candidatos y el resquebrajamiento de la unidad de los partidos después de las elecciones.


- En relación con los delitos electorales, el libro prácticamente los deja sin ninguna aplicación pues la mayoría de ellos ha sido superada por la tecnología como es el caso de la suplantación del elector o de jurados de votación, delito imposible de cometer hoy con la tecnología de la identificación biométrica implantada por la Registraduría Nacional del Estado Civil. No obstante, denuncia una grave anomalía en Barranquilla donde continúa la práctica delictuosa de retener cédulas por parte de una conocida familia de congresistas.


- Un aspecto muy positivo del libro se refiere al tema de las inhabilidades y las incompatibilidades que el autor agota, tema que no se encuentra sistematizado en ninguna obra de Derecho Electoral y que, además, se convierte en el dolor de cabeza de los aspirantes a cargos de elección popular.


- El autor hace un examen sobre el posible referendo para aprobar los acuerdos de La Habana entre Gobierno y guerrilla, y concluye que con la actual legislación (Ley 134/94), sobre mecanismos de participación ciudadana, por el alto umbral de participación que requiere esta figura, sería muy difícil su aprobación en un país de tan alta abstención.


Propone, en su lugar, la creación por el Congreso, mediante ley estatutaria, de una nueva figura de participación que se denominaría “consulta sobre el acuerdo de paz”, la que no tendría un umbral tan alto y que permitiría la aprobación de los posibles resultados aprobatorios.


- Finalmente, el libro concluye que el sistema electoral es confiable desde el punto de vista formal por la introducción de tecnología de punta por parte de la Registraduría, especialmente en la velocidad de la entrega de los resultados, pero que es un desastre en lo que se refiere a la moral electoral por la corrupción que se ha implantado con la compra de votos y de dirigentes políticos regionales.   


El libro está redactado en forma didáctica y fácil de leer y entender, inclusive por personas que no son abogados, lo que lo convierte en un manual de fácil consulta, muy útil para épocas electorales donde tantas dudas se suscitan.


El prólogo fue escrito, con mucho detalle, por el exministro del Interior, Armando Estrada Villa, quien hace un pormenorizado examen de los temas tratados por el autor.



Una herramienta útil

Para la Editorial Unaula, los ciudadanos, directivos de los partidos políticos, de corporaciones públicas, estudiantes de ciencia política o de Derecho tienen en la obra de Guillermo Mejía Mejía una herramienta útil, un texto de consulta obligatoria en una materia generalmente dispersa, como la electoral, pues su autor ha logrado reunir en ella los elementos esenciales del proceso electoral de Colombia.


Mejía Mejía es abogado de la Universidad de Medellín, especialista en relaciones laborales (Universidad Pontificia Bolivariana), y Negociación, Conciliación y Arbitraje (Universidad del Rosario).


Fue presidente del Consejo Nacional Electoral de Colombia (2002-2006) y rector de la Institución Universitaria Politécnico Jaime Isaza Cadavid. También fue miembro de la Consiliatura de la Universidad de Medellín y de consejos directivos de varias universidades antioqueñas.


Además ha sido profesor de Derecho Laboral, Constitucional y Teoría del Estado en varias universidades locales, además de docente de la Universidad Autónoma Latinoamericana.


Es autor de “El manual para candidatos, testigos electorales y jurados de votación” y “El Consejo Nacional Electoral en la Reforma Política” (2003). Es conferencista sobre temas electorales.