Internacional

Asesinato de Karlov no afectará relaciones
21 de Diciembre de 2016


Los gobiernos de Rusia y Turquía afirmaron ayer que el asesinato a manos de un policía turco del embajador ruso en Ankara, Andréi Karlov, no afectará sus relaciones.


Foto: EFE 

Soldados turcos portan el féretro de Andréi Karlov, durante una ceremonia en Ankara.

EFE


El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, dijo ayer que el asesinato del embajador Andréi Karlov el lunes 19 de diciembre “es, sin lugar a dudas, una provocación destinada a abortar la normalización de las relaciones ruso-turcas y torpedear el proceso de paz en Siria”. Consideración que también compartió el presidente de Rusia, Vladimir Putin.


Su homólogo, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, puso ayer a Siria como ejemplo de colaboración entre los dos países, pese a que la guerra civil en este  país ha sido el principal punto de fricción entre Moscú y Ankara.


“Compartimos la misma opinión que Putin de que nuestra creciente colaboración, principalmente en Siria, no quedará arruinada. No dejaremos que se dañe nuestra relación”, dijo.


Erdogan desvinculó el atentado del conflicto sirio y acusó a los “cobardes terroristas”, en un discurso en el que señaló como posibles autores tanto a la guerrilla kurda como a la red del predicador islamista Fethullah Gülen, a la que se acusa del fallido intento del golpe de Estado en Turquía de julio pasado.


Pese a apoyar a bandos contrarios, Turquía a los rebeldes y Rusia al presidente sirio Bachar Al Asad, los dos países han impulsado un alto el fuego en Alepo y ayer celebraron una cumbre ministerial en Moscú, junto a Irán, para buscar una salida al conflicto.


Putin aseguró que “el crimen es, sin lugar a dudas, una provocación destinada a abortar la normalización de las relaciones ruso-turcas y torpedear el proceso de paz en Siria” y agregó que “la respuesta al asesinato del embajador ruso en Turquía será el reforzamiento de la lucha contra el terrorismo. Y los bandidos lo sentirán en sus propias carnes”.


Mientras, el cadáver de Karlov fue repatriado ayer a Rusia tras una solemne ceremonia en el aeropuerto de Ankara.


Proceso trilateral 


Pese al asesinato del embajador, Rusia siguió adelante con las consultas a tres bandas con los ministros de Exteriores y Defensa de Turquía e Irán, donde aprobaron una declaración para “reanimar” el proceso de paz en Siria para lo que se proponen separar a las milicias opositoras al régimen de Bachar al Asad de los grupos yihadistas.


“Hemos consensuado una declaración conjunta con medidas encaminadas a relanzar el proceso político con el fin de poner fin al conflicto sirio”, dijo Lavrov y agregó que “un auténtico acuerdo ayudará a dar un nuevo impulso para la reanudación del proceso político en Siria en consonancia con la Resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU”.



Defensa de Rusia

El presidente ruso ordenó ayer reforzar las medidas de seguridad dentro y fuera del país tras el asesinato del embajador ruso en Ankara y el atentado terrorista en Berlín.


“Pido a los servicios secretos que adopten medidas adicionales para garantizar la seguridad dentro de Rusia y en el exterior, y reforzar la seguridad de las legaciones diplomáticas en el exterior y de sus empleados”, dijo Putin.


El presidente ruso llamó a estrechar la cooperación con los servicios secretos de otros países para prevenir atentados, “entre otras medidas, hay que neutralizar a los terroristas y a sus líderes, prevenir actos terroristas y cerrar sus canales de financiación”.