Economia

Test for Colombian competitiveness
Examen a la competitividad colombiana
Autor: John Jairo Murillo Giraldo
29 de Abril de 2012


La presidenta del Consejo Privado de Competitividad y el experto mundial en la materia, Michael Porter, se refieren a aspectos necesarios para que Colombia sea capaz de competir. El TLC y las regalías son vistas como oportunidades.

Foto: EL MUNDO 

Empresarios y analistas señalan que una de las mayores dificultades para competir radica en las precarias condiciones de la infraestructura vial.

 

Colombia desde hace años ha buscado mejorar en su competitividad con mayor cobertura en educación superior, mejor calidad de la misma, mejor infraestructura, etcétera. Sin embargo, los indicadores muestran aún un rezago en estos y otros aspectos, por lo que expertos hacen sus recomendaciones tanto en lo nacional, como en lo departamental.


En 2005, en el marco del Sistema Nacional de Competitividad, el Gobierno Nacional, de la mano del sector privado, se propuso ubicar a nuestro país como la tercera nación más competitiva de Latinoamérica hacia 2032. Sin embargo, ante los modestos resultados obtenidos en los últimos siete años, la alianza público-privada dice que es momento de “revisar” las estrategias.


Estancados


Hasta ahora, Colombia ajusta cuatro años consecutivos situado en la misma posición (68) del Índice de Competitividad Global elaborado por el Foro Económico Mundial (FEM). En contraste, en el mismo periodo “Brasil y México lograron avanzar y Perú nos superó, mientras que Chile (31) se ubicó como el primero de la región, seguido de Panamá (39)”, explica la presidenta del Consejo Privado para la Competitividad, Rosario Córdoba.


“No es que no hayamos hecho nada, lo que pasa es que hay otros que en esta carrera por la competitividad se están moviendo más rápido, o países como México, que empezaron hace 20 años (con la firma del TLC con Estados Unidos y Canadá)”.


Lo cierto es que si bien el FEM ve como los mayores puntos flacos de Colombia en la formación y la educación superior, el desarrollo de mercados financieros, nivel de competencia dentro del país, la preparación tecnológica y el mercado laboral, se resalta el rezago en infraestructura, indicador en el que Colombia se ubica en el puesto 85.


Según Córdoba aunque la competitividad involucra no uno sino muchos aspectos, la educación puede generar una mejoría en el resto de variables que determinan la competitividad. 


“Al interior de las empresas, por ejemplo, la preparación tecnológica dependería de la capacidad que tienen las personas dentro de las empresas de absorber tecnología, asunto que se logra si los trabajadores entienden  qué es lo que están haciendo”, dice la presidenta del Consejo Privado para la Competitividad.


“Cambiar los indicadores no es tan rápido. No cambia la educación de la gente en tres o cuatro años. Se empieza por trabajar para que las personas tengan cada vez  mejores competencias, pero esos son procesos largos, son procesos que se demoran treinta o cuarenta años”, agrega Córdoba.


Recomendaciones internacionales


Por su parte, Michael Porter, máxima autoridad en materia de competitividad en el mundo, en su reciente reunión en nuestro país, entregó a los funcionarios del Gobierno, a las Comisiones Regionales de Competitividad y empresarios una serie de recomendaciones con el fin de que Colombia continúe escalando en los índices de competitividad.


Para Porter, en la búsqueda de una mayor competitividad se hace necesario un mayor protagonismo por parte de los departamentos y una participación más activa de las llamadas Comisiones Regionales de Competitividad.


Porter propone que cada departamento tenga un consejo privado de competitividad que esté conectado con la Comisión Regional de Competitividad. Más aún, la Comisión Regional, según Porter, debería evaluar y emitir criterios sobre los  proyectos propuestos para el uso de las regalías.




TLC es un motor


Michael Porter afirma que el TLC entre Colombia y Estados Unidos debe ser usado para movilizar a todos los actores de la competitividad regional y elevar los estándares para ser de clase mundial. "La experiencia nos muestra que es más fácil avanzar en las metas si tenemos un factor externo qué cumplir. Volvamos el TLC una carrera, en un motor, un catalizador. Lo más importante que nos va a permitir el TLC es elevar nuestros estándares".


"Espero que veamos muchas compañías norteamericanas estableciendo su presencia aquí. Tener compañías extranjeras viniendo y trayendo mejor tecnología, mejores habilidades y mejor gestión es una de las formas esenciales en que el país va a mejorar su propia competitividad.


El único miedo del TLC es que si somos complacientes y no hacemos nuestro trabajo entonces terminará creando unos tremendos desafíos. Pero no veo eso en la mentalidad de la gente.", dijo también Porter, en entrevista con el periódico El Heraldo.


 




Asesorados por Porter


El Consejo Privado de Competitividad (CPC) es una Organización sin ánimo de lucro cuyo objeto es contribuir de manera directa en la articulación de estrategias, enmarcadas en el Sistema Nacional de Competitividad, que en el corto, mediano y largo plazo, permitan lograr mejoras significativas en el nivel de competitividad de Colombia.


"En el año 2005, cuando se negoció el TLC con Estados Unidos, un grupo de empresarios colombianos, preocupados por el nivel de competitividad del país frente a una economía como Estados Unidos, se reunió y trajeron al economista Michael Porter, profesor de la Universidad de Harvard, en su momento, por el presidente Álvaro Uribe, se creó el sistema nacional de competitividad", resalta la presidenta del Consejo Privado para la Competitividad, Rosario Córdoba


 




Regalías, otra oportunidad


Según el renombrado académico Michael Porter, además del TLC, las regalías son otra oportunidad. "Tenemos otra oportunidad en las regalías, que nos dan la posibilidad de hacer cosas que nunca habíamos soñado con hacer. Yo francamente me siento un poco nervioso, porque no veo un proceso claro sobre la manera como se van a hacer las cosas. Tenemos que cerciorarnos de que ese dinero se gaste bien, porque esto no va a darse muchas veces. Esta oportunidad no se va a dar muchas veces, por eso no podemos equivocarnos".