Cultural

Antioquia’s North: more than milk
Norte de Antioquia: más que leche
4 de Enero de 2013


La subregión del Norte antioqueño es conocida como la zona lechera del departamento. Visitarla es una excelente opción familiar. Alternativas religiosas, pesqueras, agroturísticas, gastronómicas, y la relajación que producen su clima



Panorámica de la Represa Riogrande, en Entrerríos.

(autor Édgar Villa, tomada de www.flickr.com)

Colegio Mayor de Antioquia Programa de Turismo
Camilo Restrepo Ayala Docente Colegio Mayor de Antioquia


El Norte es una de las regiones de Antioquia que permite realizar un circuito turístico. Saliendo de Medellín por la carretera al mar y tomando la vía a San Pedro se pueden visitar los municipios de San Pedro de los Milagros, Belmira, Entrerríos, Santa Rosa de Osos, Angostura y regresar por el norte del Valle de Aburrá.


Conocido como la ruta de la leche, este circuito permite disfrutar de un paisaje de clima templado y frío donde el agroturismo alrededor de la producción lechera es su principal atractivo.  Visitas guiadas a las fincas productoras de leche y recorridos que permiten el reconocimiento de los procesos de elaboración de la leche y sus derivados son actividades que el turista puede realizar.


Otro de los atractivos de la región son las visitas a sitios religiosos. De especial interés es el municipio de Angostura con las peregrinaciones al Santuario del Padre Marianito, primer beato colombiano al cual sus seguidores atribuyen poderes de sanación de enfermos y múltiples milagros. Así mismo se puede visitar el museo del Padre Marianito, que posee artículos recopilados durante el proceso de beatificación como el ataúd y la lápida con las que fue enterrado inicialmente, entre otros.


El templo de San Pedro de los Milagros es otro de los sitios de peregrinación. En su interior se encuentran el Cristo de los Milagros, muy venerado por los fieles y piezas de alto valor artístico como La Piedad, considerada como una de las mejores réplicas  que existen en el  mundo de la obra de Miguel Ángel.  Santa Rosa de Osos cuenta con templos, capillas y monumentos que dan cuenta de su vocación católica, entre ellos se destaca la Capilla de La Sagrada Familia, conocida como la “Pequeña Capilla Sixtina” por la belleza de las pinturas que tiene en el techo. 


Belmira y Entrerríos poseen atractivos paisajes donde es posible realizar turismo ecológico y practicar la pesca deportiva de la trucha arcoiris en ríos, embalses y estanques. De especial interés es el Páramo de Belmira, un tesoro para los amantes de la naturaleza, donde se pueden apreciar hermosos escenarios y fauna exuberante, en el que es posible realizar caminatas y deportes al aire libre, siempre con el acompañamiento de un guía por lo complejo del recorrido.


Es inevitable hacer un alto en el camino entre San Pedro de los Milagros y Entrerríos  para apearse del vehículo frente al Embalse de Río Grande y dejar volar el espíritu,  sentir la fresca brisa en el cuerpo, y divisar la represa rodeada de las montañas y los verdes bosques. Nada que envidiarle a los paisajes de las coníferas canadienses.