Cultural

Nariño, more than the Carnival of Blacks and Whites
Nariño, más que el Carnaval de Negros y Blancos
21 de Diciembre de 2012


Una de las riquezas culturales más importantes del país se vive y disfruta cada enero en Nariño.El Carnaval de Negros y Blancos, declarado por la Unesco en el 2009 como patrimonio oral e inmaterial de la humanidad,es solo uno de los muchos atractivos


Santuario de Flora Isla La Corota.

Colegio Mayor de Antioquia. Programa de Turismo Camilo Restrepo Ayala


Ubicado al sur de Colombia, el departamento de Nariño permite al viajero vivir una aventura llena de naturaleza y bellos paisajes donde nevados, volcanes y lagunas son la fascinación de los turistas.


San Juan de Pasto, capital del departamento, está ubicada en las estribaciones del volcán Galeras y se caracteriza por la amabilidad de su gente y un profundo sentido artístico en el que se destacan manifestaciones autóctonas como el barniz de Pasto o MopaMopa. Los productos en lana virgen también son característicos de la región y se pueden adquirir a precios muy económicos en el mercado Bomboná.


Pasto también es conocida como la ciudad teológica.  Allí tienen asiento hermosos templos como San Juan Bautista, Cristo Rey, Nuestra Señora de las Mercedes y La Catedral.


Nariño posee una gastronomía única que todo turista debe experimentar. Preparaciones  como el cuy, el locro, el frito pastuso, las hallullas, el pan de piso, los llapingachos y el helado de paila constituyen una experiencia gastronómica que solo se puede vivir en esta región


La laguna de La Cocha es caso aparte. También llamada Lago Guamúes, es probablemente uno de los escenarios ecoturísticos más bellos de Suramérica y fue declarado en el año 2000 como patrimonio de la humanidad por el Fondo Mundial de Naturaleza.  Allí se encuentran los páramos más bajos del mundo (3.000 metros sobre el nivel del mar) y una serie de reservas naturales entre las que se destaca el Santuario de Flora Isla La Corota, el cual se puede visitar después de un corto paseo en lancha por las aguas de la laguna. En los restaurantes típicos de la laguna no se puede dejar de probar la trucha ahumada y los dulces típicos como el chilacuan.


Otro de los atractivos del departamento es el Santuario de Las Lajas, ubicado en el municipio de Ipiales. Fue construido al principio del siglo XX, en piedra gris y blanca, en estilo neogótico. Es un majestuoso templo construido en medio del cañón del río Guáitara y su arquitectura es una obra de arte única en su género. La tradición cuenta que allí se apareció la Virgen a una campesina sobre una piedra de laja y es un sitio venerado por sus milagros, que los creyentes testimonian en los zócalos de las escalinatas de acceso al templo. Todo esto ha hecho que se considere como “un milagro de Dios sobre el abismo”.


El turismo rural es otra de las opciones para el turista. Son treinta los municipios que se pueden visitar. En ellos se pueden conocer anécdotas históricas, mitos y creencias, como la ciudad de oro que está en el fondo de la laguna de La Cocha; paisajes y riquezas naturales, productos autóctonos. Y, sin falta, visitar escenarios espectaculares como las lagunas Negra, Blanca y Verde del volcán Azufral.


Y como dice la campaña Más Nariñenses Viajando por Nariño: “Emprende Camino, Conoce Nariño y Que viva Pasto Carajo”.