Cultural

Icarus, from the mule to the air
Ícaro, de la mula a los aires
5 de Octubre de 2012


Siempre el hombre tuvo la inquietud de vencer la resistencia al aire e imitar el vuelo de las aves. Es así como en la mitología griega se hace referencia a las alas construidas por Dédalo para él y su hijo Ícaro, con el objetivo de escapar de la isla


El Estado ha llegado a todos los más lejanos territorios con Satena.

Programa de Turismo Colegio Mayor de Antioquia


Los hermanos Wright en 1903 revolucionaron los medios de transporte, siendo los pioneros de la aviación mundial.


En Colombia pusieron a la gente a pasar de las bestias y mulas a los aviones; cambiar piedras, polvo, pantanos y despeñaderos por el azul del firmamento matizado por blancas nubes, como motas de algodón. Esto significó dar un portentoso salto a un mundo signado por la civilización.  Hecho histórico que demostró la enorme pujanza de un pueblo, como el colombiano, dispuesto a conquistar cielos, sueños y sobre todo, el honor de ser el primer país en constituir la primera compañía de aviación en América y la segunda del mundo, después de KLM, empresa que ya no existe.


Desde el año de 1911 se tienen registros de intentos de vuelos en el país. En 1913, el piloto Smith sobrevoló la ciudad de Medellín. Pero solo hasta el año de 1919, cuando en el país no existían los aeródromos, se funda en Barranquilla la compañía Colombo Alemana de Transportes Aéreos Scadta.  Años después se convirtió en la histórica Aerovías Nacionales de Colombia, Avianca, que hoy surca los cielos del mundo. Esta compañía está hoy en poder del grupo empresarial del Brasil, Synergy, con el nombre de Aerovías del Continente Americano.


Pero más allá del surgimiento de la empresa, la conquista de los cielos ha permitido el acercamiento entre las regiones, el establecimiento de contacto del Estado con autoridades y habitantes de los más apartados lugares de la geografía nacional.


Viajes como el de Barranquilla a Puerto Berrío que demandaban 15 horas bajo el más ardiente calor, se redujeron a ocho en la primera década del siglo XX.  Pero también hubo enormes beneficios en seguridad, especialmente en lo relacionado con remesas de oro y dinero, envío de mercancías.  Los bancos tuvieron la oportunidad de abrir sucursales y con ello convertirse en venas de corrientes financieras que ayudaron al desarrollo del país.  Definitivamente el cambio en todos los órdenes fue trascendental y, aún hoy marca los horizontes de futuro.


Hoy el devenir del conjunto de las líneas aéreas es el soporte fuerte del desarrollo turístico en el país.  El acercamiento de las regiones en el ayer, hoy es acercamiento entre los destinos.  Sin viajeros es imposible el turismo y viajar ahora es mucho más fácil que hace apenas unos meses.  Las tarifas, en estos momentos, están al alcance de casi todos.  Algunos viajes resultan más económicos por aire que por carretera.


Es innegable que el mercado actualmente se disputa con mayor agresividad y en esta industria cobran vigencia los presupuestos teóricos de Michel Porter.  Las tres estrategias genéricas para competir son liderazgo en costos, diferenciación y enfoque.


Liderazgo en costos: colocar los productos en el mercado con el menor precio que la competencia, para lo cual se requiere reducir al máximo los costos de producción.


Diferenciación: lograr que los clientes perciban el producto como algo exclusivo, siendo líder en  diferenciación.


Enfoque: se trata de dirigir  un producto o servicio hacia un sector o hacia un segmento muy reducido en número.


Las aerolíneas de bajo costo son hoy una auténtica revolución en cuanto al precio de la oferta que hace al mercado.  Coincide con una época que se facilita adelgazar costos especialmente en impuestos y precios del combustible. Hoy compiten no solo por una porción del mercado de pasajeros que viajan por avión sino por un segmento importante de quienes lo hacen por transporte terrestre, que ya es mucho decir.  Pero otras líneas aéreas han reaccionado y en la disputa por el mercado el cliente es el favorecido. 


La revolución aérea sigue y para bien de los usuarios.  Los precios de las tarifas tiran hacia abajo, mientras que suben las posibilidades de viajar en avión para los colombianos.  Para los intermediarios turísticos será todo un reto, una transformación más por enfrentar.



Un sueño


"Si lo puedes soñar, lo puedes lograr". Así lo sentenció Walt Disney y lo ha demostrado la maravillosa historia de la aviación, que se remonta a aquellos que, admirados por los vuelos de las aves, desearon conquistar el aire para moverse en la inmensidad de los cielos.