Cultural

Córdoba
Córdoba
3 de Mayo de 2013


Ubicado en el territorio de los antiguos zenúes se encuentra el departamento de Córdoba. Debe su nombre al general José María Córdoba, héroe de nuestra independencia. Cuna de uno de nuestros símbolos nacionales: el sombrero vueltiao.



Municipio de Ayapel, importante destino para las vacaciones.


Programa de Turismo Colegio Mayor de Antioquia Camilo Restrepo Ayala Docente Investigador 


Limitando por el sur con Antioquia y por el norte con el mar Caribe, Sucre y Bolívar, el departamento de Córdoba permite al visitante sumergirse en su cultura ganadera y visitar hermosos escenarios naturales.


Al sur del departamento se encuentra el municipio de Ayapel con su ciénaga del mismo nombre. Con 40.000 hectáreas de extensión la ciénaga respira tranquilidad y permite la realización de pesca deportiva y deportes náuticos así como el disfrute de exóticas playas de cálidas aguas.


Montería, capital del departamento, está ubicada a orillas del rio Sinú. Es uno de los principales centros ganaderos del país y tiene como principal atractivo la Ronda del Sinú, que corre paralela al río y tiene un bello paseo peatonal lleno de naturaleza en donde es posible ver iguanas de hermosos colores. Se puede cruzar el río Sinú en uno de los planchones que lo atraviesan de lado a lado y observar la gran cantidad de aves que allí habitan. Montería cuenta con una excelente oferta gastronómica, sin lugar a dudas sus restaurantes de carne están entre los mejores de Colombia, donde además no se puede dejar de probar uno de sus típicos platos como es el suero con yuca cocida o con tajadas de plátano verde.  Muy cerca de Montería se encuentra Cereté, parada obligatoria para degustar los kibbes, una de la herencias gastronómicas que nos legaron los inmigrantes libaneses que llegaron a esta región. 


Lorica es uno de los pueblos patrimonio de Colombia. Su nombre completo es Santa Cruz de Lorica y es cuna de reconocidos escritores y cultores costeños como David Sánchez Juliao y Manuel Zapata Olivella. Sus construcciones son joyas arquitectónicas de estilo republicano que muestran la influencia de la gran cantidad de inmigrantes sirio-libaneses que marcaron la identidad de la región. Su plaza de mercado es patrimonio histórico nacional y al recorrerla se encuentra una variada oferta culinaria donde se destaca el sancocho de bocachico y el revoltillo de pescado desmenuzado.  


Tuchín, considerado la cuna del sombrero vueltiao, cuenta con numerosos talleres de artesanías de caña flecha, material con el que se fabrica el sombrero y otros productos como bolsos, manillas, collares, aretes entre otros. Los artesanos trenzan el ‘vueltiao’, combinando las fibras negras y blancas para formar figuras las cuales simbolizan elementos totémicos de la cultura Sinú. La calidad de los sombreros se determina por la cantidad de ‘pares’ de fibra que se emplean en su fabricación, los hay de siete, once, quince, 19, 21 y hasta 27 pares.


Para los amantes del turismo de sol, están los municipios como San Antero, San Bernardo del Viento, Moñitos  y Puerto Escondido, que tienen playas de aguas cristalinas y hermosos corredores de manglares. En estos lugares hay buena infraestructura hotelera y deliciosa cocina casera.