Cultural

Finally! A long weekend
¡Al fin! puente festivo
12 de Octubre de 2012


Los caballos ocupan las vías; la gente camina por la mitad de la calle sin problema alguno; calles empedradas; la iglesia, el comando de la Policía y la Alcaldía se encuentran en el marco de la plaza principal. No hay duda… estamos en el pueblo.

Foto: EL MUNDO 

En Santa Fe de Antioquia el Festival Antioquia le canta a Colombia.

Programa de Turismo
Colegio Mayor de Antioquia
Arturo Carvajal Arboleda


Nada más delicioso que saber que hay puente festivo. Si usted todavía no tiene planes, no se preocupe que todavía hay tiempo para romper con la rutina, abandonar la contaminación del aire, el ruido estridente de las motos, el desespero del pico y placa y las presiones laborales. Hay que salir a “puebliar”. Hay que darle espacio al placer de descansar.


Cambiar el estrés laboral por el regocijo a que invitan los pueblos antioqueños es relajante y placentero.  Gozar de la música guasca, recordar amores con los bambucos, disfrutar de las comidas típicas, el verde de la naturaleza y las claras aguas frescas de ríos y quebradas son motivo suficiente para escapar y refugiarse lo más cerca posible de la naturaleza.  Refrescarse con aire puro y disfrutar de la grata compañía de campesinos nobles, alegres y conversadores constituyen más que motivos suficientes.


Pueblos muy cercanos a Medellín son la tentación para que los más enclaustrados se decidan a salir. Hay de todos los climas y de variados ambientes.  Climas fríos como los de Oriente, calientes como los del Occidente, templados como del Oriente lejano. Todos con sus particularidades y también con el encanto campesino, siempre dispuestos a dar la acogida al visitante.


En este puente de octubre que hoy comienza, el pretexto para viajar puede ser las fiestas con que se honran los productos cosechados, como en el caso del fríjol en Peque; las manifestaciones de la naturaleza, como el aguacero en el municipio de Caldas; el santo patrono como en San Rafael y Carolina del Príncipe; como la paz y el progreso en Amalfi.  También con ellas se resalta la riqueza cultural como en las fiestas del toldo y las flores en La Ceja; el festival nacional del bullerengue en Necoclí; el festival Antioquia le canta a Colombia, en Santa Fe de Antioquia; las fiestas tradicionales y folclóricas de la fraternidad y la reconciliación en Caicedo.


Otros pretextos son el reencuentro con el recuerdo de las travesuras de niño, las aventuras del joven y los deslices de adulto; o también, volver al pueblo para encontrar el olor a pasado, la alegría del presente y con el deseo de un futuro próspero para quienes hoy habitan los lugares que recorrieron ayer.


Empaque y arranque para algunas de estas fiestas que por este puente se celebran en distintos municipios antioqueños:


Caldas: Fiestas del aguacero.


La Ceja: Fiesta del toldo y de las flores.


Caramanta: Encuentro recreando nuestra cultura regional.


Guadalupe: Fiestas tradicionales del campesino.


Necoclí: Festival nacional de bullerengue y danzas folclóricas colombianas.


Amalfi: Fiesta de la paz y el progreso.


San Juan de Urabá: Festival folclórico de la cuenca del Río San Juan.


Santa Fe de Antioquia: Festival Antioquia le canta a Colombia.


Caicedo: Fiestas tradicionales y folclóricas de la fraternidad y la reconciliación.


Betulia: Fiestas del retorno en Altamira.


Nariño: Fiestas tradicionales de la cosecha.


Buriticá: Desfile de mitos y leyendas.


Tarso: Fiestas tradicionales de la raza.


Valparaíso: Fiestas tradicionales del buey.


Carolina del Príncipe: Fiestas patronales de San Rafael.


San Rafael: Fiestas patronales de San Rafael.


Maceo: Fiesta del cacao.


Peque: Fiesta del fríjol y su cosecha.



Antioquia típica

Antioquia es una vasta región de 62.879 km2, salpicada por 125 pueblos, algunos de ellos muy típicos y turísticos, que mantienen con arraigo sus costumbres y tradiciones.  Esta es la tierra del carriel, el sombrero, el machete, la ruana, el poncho y la gente alegre y conversadora.