Pipe y los tres deseos

Autor: Empresarios por la Educación
22 diciembre de 2017 - 12:10 AM

¿Y si les ayudamos a elegir los tres deseos? ¡Tal vez, si soñamos todos juntos en la misma dirección, logremos que este año se cumplan!

Pipe se levantó de la cama casi a las diez de la mañana. Antes tuvo que negociar con la almohada diez o quince minutos más de sueño. La negociación no fue muy exitosa, fue la voz de su mamá, gritando que se iba a enfriar el desayuno, lo que le hizo poner los pies en el suelo.

Le gustan mucho las vacaciones, aunque extraña los días en el colegio. Lo mejor es encontrarse con amigos de la cuadra para jugar fútbol y hacer canchas improvisadas con ladrillosque caen de las volquetas con escombros. En las tardes, se reúne en la casa de algún amigo a ver películas o a jugar en internet. Lo que más disfruta son los paseos al río. Para llegar hasta allá, se pasapor un caminito empedrado hecho entre árboles y matorrales. Mientras caminan, Pipe y sus amigos reviven episodios de las películas que más les gustan. Algunas veces son duendes, otras, dragones, caballeros, princesas, heroínas. Suben a los árboles y pelean contra las ramas, como si fueran gigantes;derrotan imperios, construyen nuevas ciudades y viven todas las aventuras que caben en la cabeza de un niño de diez años.

Hoy es día de río. Por eso, después del desayuno, todo pasa muy rápido: el baño, los dientes cepillados, el cuarto arreglado. Todo en orden. A la casa llegan Pedro, Juliana, Daniel y María Fernanda. Llevan frutas y galletas que les empacaron sus mamás para la travesía.

Lea también: http://www.elmundo.com/noticia/Liderazgo-en-educacionmucho-mas-que-un-termino-popular-en-google/362879

En el camino hacia el río se convierten en duendes que buscan guacas entre los árboles,encuentran ollas con lingotes de oro, luchan contralos monstros y se acercan al rescate de la princesa.

—¡Miren esto! —La voz alterada de Pipe interrumpe el juego­— ¡Encontré un tesoro!

Con desconfianza, los niños se acercan y miran asombrados el cofre de madera que su amigo sacó del tronco de un eucalipto viejo.

—Ábralo­ —exclaman.

—A mí me da miedo ­—contesta— Ábralo usted, Daniel.

Daniel,el más valiente de todos,avanza. Uno…dos…tres…cinco pasos. Toma el candado del cofre. ¡Suaz! ¡Está abierto! Pipe, María Fernanda y Julianagritan y se tapan los ojos, para prevenir el espanto de lo que puedan encontrarse.

—No se preocupen. Es solo una hoja —dice mientras que la desdobla.

Lee: “SoyOlín, duende de los deseos. Tuviste la fortuna de encontrar esta carta y haré realidad tres de tus más preciados deseos. Para eso, tendrás que reunir: dos piedras lisas de la orilla del río, tres ramas delsauco antes de florecer y savia de la acacia enana del bosque. ¡Se me olvidaba! Los deseos tienen que beneficiar a muchas personas.Lleva todo a La Piedra Dorada, junto al Pozo de los Deseos.”

Todavía nerviosos, miran una y otra vez la carta. ¿Qué podrían pedir?

—¡Ya sé!­—dice Juliana—¡un día de piscina y un Play Station —grita Daniel.

—Nooo. Eso no es para todos —refuta Juliana.

—¿Y si pedimos algo para el colegio? —dice Pipe.

—Pues eso sería chévere. Este año se inundó tres veces —comenta María Fernanda.

­

—¡Uy sí! ¿Se acuerdan que hicimos clase en la cancha de baloncesto; en la  carpa esa? De milagro pasamos el año —Se queja Juliana.

—¡Esperen! ¡Toca en orden! Cada unopida un deseo para el colegio ¿Vale? —exclama Daniel.

—Que la profe Zenaida no se vaya. Mi mamá dijo que se va porque no le están pagando bien.

—Que arreglen el salón de biología que se le cayó el techo.

—Yo quiero que vengan los profes que faltan: el de danza, el de música y el de deportes.

— ¡Yo quiero que no nos toque caminar tanto para llegar al colegio!

Pasaba el tiempo y la lista se hacía cada vez más larga: que les dieran almuerzo, que los baños tuvieran agua, que le pusieran buses a los niños que viven lejos, que los niños no llevaran cuchillos, que llegaran los profes que hacen faltan, que el laboratorio tuviera microscopios, que no se burlen de los niños que vienen de otros pueblos…

— ¡Oigan, solo son tres deseos! —recordó Daniel.

¿Y si les ayudamos a elegir los tres deseos?¡Tal vez, si soñamos todos juntos en la misma dirección, logremos que este año se cumplan!Llevemos todo a La Piedra Dorada, junto al Pozo de los Deseos.

*Fundación Empresarios por la Educación, una organización de la sociedad civil que conecta sueños, proyectos, actores y recursos para contribuir al mejoramiento de la calidad educativa.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Cartelización
Justicia /

Pliego de cargos a 23 empresas por "cartel" para defraudar el Estado

Jorge Arreaza
Latinoamérica /

Venezuela defiende garantías electorales y espera alta participación

Junior Nacional Apertura
Fútbol Colombiano /

Atlético Nacional sumó un punto agónico en su visita al Junior

Independiente Santa Fe
Fútbol Internacional /

Flamengo aguantó en Bogotá y le arrancó un punto valioso a Santa Fe

Rafael Correa
Latinoamérica /

Abren indagación contra Rafael Correa por presunta financiación a Farc

Lo más leído

1
Columnistas /

Petro: la rana inflada como un toro

Esa dinámica en alza que le atribuyen a Petro es asombrosa e inexplicable. La suerte de una candidatura...
2
Seguridad /

Violencia y miedo en Comuna 13 es causada por conflicto entre bandas

Así lo aseguraron la fuerza pública y la Alcaldía de Medellín. Los conflictos entre grupos delictivos,...
3
Europa /

Detenidos en Madrid enfermera y jefe de seguridad de Hugo Chávez

La defensa de los dos detenidos asegura que a sus poderdantes los quieren utilizar como “chivos...
4
Columnistas /

Mis recuerdos de Mariano Ospina Hernández

Director de la fundación Mariano Ospina Pérez en honor de su ilustre padre
5
Cazamentiras /

No existe cartilla contra el maltrato animal para votar en elecciones

En los últimos días empezó a circular, de nuevo, a través de internet, un mensaje que se remonta al...
6
Columnistas /

¿Cuánta efectividad tienen nuestras palabras?

La belleza y elegancia de un texto escrito no residen en las palabras aisladas, sino en su artística...