Otra Colombia

Autor: Hernán Cárdenas Lince
26 octubre de 2018 - 09:03 PM

Es espantoso que en Colombia parte de su población despilfarre en comidas cuando una pequeña parte de nuestro pueblo carece de la alimentación básica.

Se ha estudiado muy cuidadosamente que en Colombia la mayoría de la población tiene más que suficientes suministros para la alimentación diaria y dispone del dinero suficiente para sus compras alimenticias pero también hay una población que no tiene el dinero necesario para alimentarse.

Lea también: ¿De dónde venimos?

La comida que le sobra a la población rica es desperdiciada por grandes almacenes que la botan en basureros. Todo lo anterior demuestra que hay errores enormes que se han cometido en los gobiernos y en  los círculos de los más ricos de nuestra sociedad. Pero otra curiosidad inexplicable es que diariamente se malgastan millonarias cifras de dinero alimentando perros y gatos cuando humildes personajes mueren de desnutrición.

Ante hechos tan absurdos como los anotados es necesario señalar al alto gobierno como responsable pues no se está orientando adecuadamente a nuestra población. Cuando hablamos de las responsabilidades del alto gobierno nos referimos a los poderes legislativo, judicial y ejecutivo. Si muere una persona más por tales errores se debería señalar a las altas autoridades pues no se están solucionando las urgentes necesidades de la gente pues se facilitan caminos para que se den muertes por hambre y desnutrición al mismo tiempo que otros sectores de la población desperdician cantidades de alimentos.

En un momento se habló de la posibilidad de reducir un poco los enormes salarios de los legisladores, cosa que en la actualidad no parece factible. Lo que sí sería lógico es legislar sobre temas fundamentales como sería el exigir altísimos grados académicos para todos los legisladores, pero en la actualidad hay senadores y representantes con bajos grados académicos y de instrucción, aunque sí cuentan con altas y dramáticas habilidades para lograr que el pueblo vote por ellos.

Además: Para dónde vamos

Es espantoso que en Colombia parte de su población despilfarre en comidas cuando una pequeña parte de nuestro pueblo carece de la alimentación básica.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Aprender de Francia
Columnistas

Aprender de Francia

En nuestras ciudades en Colombia los arquitectos y constructores de viviendas no piensan que cada familia necesita compras diarias

Lo más leído

1
Religión /

Dios de paz, amor y comunión

Gracia, amor y comunión es lo que hace del interior de un creyente templo permanente de la Trinidad
2
Urbanismo /

Aplicativo lleva frutos del campo local hasta las casas de todos 

Compra Local permite que los tradicionales Mercados Campesinos de Medellín se estrenen en una plataforma...
3
Columnistas /

El Principito

Después del descenso a nuestro desierto interior para reencontrarnos con nosotros mismos y la esencia de...
4
Editorial /

Gravísima excusa de la JEP al terrorismo de las Farc

La más grave equivocación es reducir el ataque al centro de actividades educativas de las Fuerzas Armadas...
5
Columnistas /

La redacción correcta en el ámbito educativo

El vocablo bachillerato, en minúscula, alude de un modo genérico, a la enseñanza secundaria; si hay dos...
6
Columnistas /

¿”Espero que vos seás” o “que vos seas”?

El español tiene muchas palabras de origen árabe: hay quienes calculan 4000.