Ocde-Otan-Colombia: invitados a servir la mesa y ver comer

Autor: Alejandro García Gómez
9 junio de 2018 - 12:06 AM

Hay quienes consideran que lo que ha hecho el presidente ha sido una “tonta pirueta” presuntuosa. Bufa

“Decir que Colombia está en la Otan es una mentira. Es falso, Colombia no está en la Otan. Colombia es ‘Socio Global’ de la Otan”, aseguró el general Alberto José Mejía (comandante de las Fuerzas Militares) en entrevista a Blu Radio (30.V.2018). Con igual desparpajo con el que hace unos meses había afirmado a esta misma cadena (20.XII.2018): “nosotros [las FF MM] no hemos dicho que vamos a abrir todos los archivos [a la Comisión de la Verdad, sobre el conflicto colombiano, que copó más de medio siglo, miles de muertos y desaparecidos, y millones de desplazados] …porque todo lo que se requiere ya lo tiene la Fiscalía”, con esa misma tranquilidad, más adelante, comparó “nuestro” ingreso a la Otan con la entrada de cualquier mortal, común y corriente, a un exclusivo club de ricos, por la invitación de un socio: “Usted puede entrar al club [de la mano del socio] al turco…  Al sauna… Al comedor… A la piscina, pero tiene que pagar [cada servicio]”. Y aclaró, -en un juego de palabras que no entendí-, que una cosa es ser “Socio Global” y otro muy diferente “Miembro”. Que como no estamos ubicados en Europa, jamás seremos Atlántico Norte.

En mi pueblo había un popular niño lustrabotas que, después del medio día de los festivos y de los de mercado, salía al parque con su caja bajo el brazo y un palillo entre los dientes. Si alguien le preguntaba “Pérez, ¿dónde andabas? “Vengo de donde María Félix”, respondía pechugón. Ella era la señora de quien se decía que era una de las que preparaba la mejor comida casera para sus comensales.

Vea también: Traición a la patria el ‘milicogate’

Santos se obsesionó en que entráramos a la Ocde. ¿Qué tiene que ver esto con la Otan? Hay quienes consideran que lo que ha hecho el presidente ha sido una “tonta pirueta” presuntuosa. Bufa. Que con ella, además de tratar de engañarse a sí mismo, ha pretendido embaucarnos a los colombianos y “chicaniar” con los extranjeros. Que ese bobo deleite lo tendremos que pagar, cada colombiano, pe$o a pe$o. Las campanas de la largatería compitieron en lisonjas en los medios de comunicación –que se unieron al coro- por la “sensacional noticia”. Esos mismos lagartos, desde ya harán fila para ser parte de esa co$to$a diplomacia de pipiripao. Pero, ¿será sólo eso?

El Caribe ha sido una región apetecida en las grandes contiendas internacionales: en la Revolución Francesa, en las dos grandes guerras, E U y sus comandos, etc. Esto se debe a que es un sitio estratégico bélico mundial. Desde que Chávez inició su fallido experimento socialista, que a poco degeneró en una camarilla narco-político-milico-mafiosa, E U, las potencias europeas y el capitalismo mundial siempre han buscado la manera de que Colombia se convierta no sólo en escudo detenedor sino en punta de lanza contra el “mal”. China y Rusia, que arropan el sanguinario y estrambótico gobierno bolivariano por sus propios intere$e$, a su vez han buscado la excusa para que Venezuela provoque a nuestro país. El paraíso que las Farc y el Eln han encontrado allá, tienen ese mismo fin político.

Aquí es donde entra en juego la payasada presidencial. Santos primero nos embarcó en la Ocde y en seguida, nos subió a la Otan. Así los militares se agoten en explicaciones de que no combatiremos en guerras ajenas, la pregunta es entonces para qué entramos a la Otan. De acuerdo con serios expertos en cuestiones internacionales, las sumas y restas de estas dos piruetas, nos dejan muchas, pero muchas más pérdidas que ganancias. La peor de todas: una impredecible guerra, con sus destrozos y consecuencias, contra Venezuela, poniendo nosotros el dinero (porque un socio de la Otan debe “pagar su consumo”, como bien lo explicó el general Mejía a Blu Radio). La causa podría ser el pretexto más baladí. ¿Y los muertos quien los pondría? Es claro: los mismos que entre nosotros los han puesto siempre.

Nota de duda.- ¿Y si toda la catástrofe, toda la miseria, toda la tragedia de Hidroituango –o “Hidraituango”, como la Medusa, porque le salen más cabezas cada que se le corta una- sólo fuera la punta de un macabro y cínico iceberg, no sólo de errores técnicos, sino de la insaciable ambición de una clase dirigente político-empresarial? ¿Otra vez el “Todo Vale”, para conseguir y atesorar más riquezas y poder?

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Salud corporal
Salud /

Tres mujeres le dan salud a la belleza

Todos lo saben Trailer
Palabra & Obra /

Todos lo saben el sufrimiento de una familia en medio de un secuestro

María Teresa Cano Mañana serás aire ArtBo
Palabra & Obra /

Servirse a la mesa: los aplausos pendientes para María Teresa Cano

Santa Laura Montoya
Palabra & Obra /

Mujeres, su brillante huella en la educación y en el arte

Ruta de la seda
Palabra & Obra /

Tangos en la ruta de la seda

Artículos relacionados

Odebrecht: las transnacionales y “nuestros” Estados
Columnistas

Odebrecht: las transnacionales y “nuestros”  Estados

Hoy las transnacionales montan gobiernos (Odebrecht y antes muchas más en Latinoamérica, p.ej.) o los quitan.

Lo más leído

1
Gobierno /

La Alcaldía de Medellín es la que más gasta en publicidad en el país

Según una investigación de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), el propósito principal de la...
2
Política /

En campaña por el poder territorial  

Un agitado 2018 por las elecciones legislativas y presidenciales, le dará paso e impactaría en el 2019 la...
3
Fútbol /

Independiente del resultado, el proceso del DIM debe continuar

Con una desventaja de tres goles, el DIM recibe este domingo al Junior en el Atanasio Girardot en los...
4
Salud /

Tres mujeres le dan salud a la belleza

En el mundo de hoy el trajín diario exige buena salud. Nuestro rostro es el factor número uno para...
5
Columnistas /

Regulación de la protesta social y cómo callar al indignado

Con el Paro nacional estudiantil el gobierno actual ha dejado ver su modus operandi frente a cualquier...
6
Urbanismo /

Medellín pierde el año en Derechos Humanos

La capital antioqueña cierra el 2018 con un preocupante aumento en las afectaciones de los más sensibles...