La seguridad del turista, reto de un sector exitoso

Autor: Mónica Andrea Saavedra Crespo
2 julio de 2017 - 02:00 PM

El turismo como actividad pareciese consolidarse en el tiempo, pero aún falta aumentar la formalización y ser estrictos en el cumplimiento de la normatividad.

Colombia

A pesar de que el sector turismo es el segundo generador de divisas de Colombia, llegando a desplazar a otros tan tradicionales como el cafetero o el bananero según las cifras de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), la tragedia en Guatapé del pasado 25 de junio y el incumplimiento de las normas de seguridad que dejó en evidencia, llevan a preguntarse cómo está el sector en general y también cómo está el tema de la formalización y la seguridad que permitan a Colombia ser verdaderamente una potencia turística y no una eterna promesa.

“Lo ocurrido en Guatapé es un hecho lamentable, triste y desafortunado para el turismo de la región del Oriente antioqueño”, afirmó Norman Correa Betancur, diputado de Antioquia por el Partido de la U, dejando en evidencia el profundo impacto que sucesos de este tipo pueden traer a la economía local.

Al respecto el ministro de Transporte, Jorge Rojas Giraldo, manifestó que este caso aún está en investigación por lo que evitó pronunciarse sobre lo ocurrido, pero precisó que a través de la Superintendencia se verificará si la licencia a Asobarcos se les suspenderá o no.

Además indicó que “el Artículo 32, parágrafo tercero de la Ley 1242, dice que la empresa de transporte debe hacer los diferentes controles”, por lo tanto a cada organización le corresponde verificar si el pasajero usa el cinturón, el chaleco y si la planilla está al día, entre otros.

En cuanto a la reglamentación que rige al sector turístico, Erika Arroyave López, magíster en Derecho con especialización en Derecho Turístico y docente de la Universidad de Medellín señaló que la regulación “está enmarcada en una norma general que es el Estatuto General de Turismo que está consagrado en la Ley 300 de 1996. Aunque esta ley ha sido modificada por la Ley 1101 de 2006 y la Ley 1558 del 2012”, ofrece una regulación general para los prestadores de servicios turísticos y en adición se tienen una serie de decretos como el 1074 del 2015, de resoluciones y de circulares donde se regula de manera más específica a cada uno de los prestadores de servicios turísticos que operan.

Dentro de la regulación general en Colombia “tenemos especificado quienes son prestadores de servicios turísticos, cuáles son los servicios que se ofrecen y una serie de pautas para la oferta de esos servicios. La normatividad que tenemos permite no solamente regular las actividades que ofrecen los prestadores de servicios turísticos, sino ofrecer un marco de protección para el turista”, añadió Arroyave López.

En complemento, de acuerdo con la Ley 300 de 1996, Luz Helena Naranjo Ocampo, exdirectora Departamental de Turismo de Antioquia, exsubdirectora de Promoción del Fondo Nacional de Turismo (Fontur) y actualmente docente del Colegio Mayor de Antioquia, explicó que otra normatividad con la cual los prestadores de servicios turísticos deben contar es con el Registro Nacional de Turismo (RNT), debido a que “es la licencia en materia turística y hace que los prestadores sean sujetos de la llamada parafiscalidad del turismo para el Fondo Nacional de Promoción Turística”.

Por su parte, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture Pinedo, argumentó que este despacho tiene establecido que los prestadores de servicios turísticos que realicen las actividades relacionadas con el Turismo de Aventura (canotaje, rafting, balsaje, espeleología, rapel, recorridos de alta montaña, escalada, parapente, torrentismo, canopée, buceo, deportes náuticos con fines turísticos), deberán cumplir, según las actividades que corresponda, con las Normas Técnicas Sectoriales vigentes y las posteriores que se llegaran a expedir.

Por lo que hizo un llamado a la vigilancia local. “Son las Alcaldías Distritales y Municipales las encargadas de las sanciones, como el cierre temporal inmediato de los establecimientos turísticos que se encuentren operando sin los requisitos legales establecidos por la normativa colombiana”, y agregó que desde esta entidad se reforzaron las brigadas por la legalidad, con apoyo de la Policía de Turismo, y las capacitaciones y formación en turismo de los prestadores. También indicó que a la Autoridad Marítima Dimar, le corresponde el ejercicio de la seguridad para las actividades marítimas de recreación y deportes náuticos en Colombia.

Lo que ha logrado el sector
A pesar del reto que representa para el turismo el cumplimiento de las leyes y normativas de seguridad y las preocupaciones que esto genera, los números del sector evidencian un buen momento y auguran un buen futuro.

Según la jefe de cartera del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT), Colombia está a punto de lograr las metas establecidas por el Gobierno de Juan Manuel Santos, a 2018. “Estas son: generación de US$6.000 millones de divisas por concepto de turismo; 300.000 nuevos empleos en el sector y recibir 5’300.000 turistas extranjeros”, afirmó Lacouture Pinedo.

Entre enero y abril de 2017, Colombia recibió 1’987.989 viajeros internacionales, 598.685 más que en el mismo período de 2016, un incremento del 43,1%, agregó la funcionaria. Asimismo, la cuenta de viajes y transporte de pasajeros registró en 2016 un crecimiento de 8,64% por encima del año 2015, al alcanzar US$5.688 millones, “la más alta en la historia del país, mientras que en abril de 2017 se registró el más alto porcentaje de ocupación hotelera de ese mes en los últimos cinco años, al alcanzar la cifra de 51,9%”, complementó.

De igual manera añadió que durante los primeros cinco meses de este año iniciaron la operación de 1.550 habitaciones nuevas, producto de una inversión de $163.182 millones, y se han remodelado 746 como resultado de una inversión por $10.708 millones. En total, en 2017 se han invertido $173.890 millones en infraestructura hotelera. “Estas habitaciones que ya iniciaron su operación generan cerca de 1.240 empleos”, concluyó y a su vez expuso que la industria de viajes y turismo en Colombia es hoy motor de desarrollo de la economía nacional. Cabe destacar que en materia de competitividad, promoción e infraestructura turística, la inversión del MinCIT desde 2010 asciende a $1 billón 29.000 millones.

Paula Cortés Calle, presidente de Anato, precisó que en el mismo período de enero a abril de este año, en los vuelos nacionales e internacionales se movilizaron 11,6 millones de personas, 4,2% más que durante esos meses de 2016. A su vez, la salida de colombianos al exterior superó los 1,2 millones de personas, con un incremento del 11,6%. “Las ventas de boletos, tanto nacionales como internacionales, a través de las Agencias de Viajes, durante el período enero-abril, fue de US$492’246.841, mostrando un aumento del 18,1%;  y los boletos emitidos por este canal fue ron 2’314.265, un 6,21% más”.

En el caso específico de la capital antioqueña, la subsecretaria de Turismo de la Alcaldía de Medellín, Juliana Cardona Quiros, expuso que en 2016 se recibieron más de 702.000 visitantes, un 15% más que en 2015 y se obtuvo la ocupación hotelera más alta en los diez años, de un 67%. “Adicionalmente este año vamos aumentando la llegada de visitantes, hasta la fecha 217.000 turistas, un 3% más que en el mismo periodo de enero a junio de 2017”.

Los retos del turismo
A pesar de los números positivos quedan aspectos por superar. Luz Helena Naranjo Ocampo indicó que gracias a la medición que hace el Foro Económico Mundial  se pueden entender cuáles son las necesidades del país, ya que Colombia ocupa el puesto 61 en materia de competitividad turística entre 138 países en total y en innovación alcanza el 79. “Nosotros todavía no tenemos unas calificaciones importantes, ni destacadas en materia de infraestructura portuaria y aeroportuaria, los temas de vías, los terminales de transportes son débiles y tenemos mucho por mejorar”. También recomendó hacer ajustes en seguridad para fortalecer la competitividad turística.

Por su parte, Oscar Rueda García, exviceministro de Turismo y expresidente de Anato, destacó la innovación como una necesidad, “pues marca la diferencia y es el verdadero factor competitivo. Todos los países se proclaman turísticos y muchos ofrecen los mismos atractivos, en la innovación está el porque algunos sobresalen. Por ejemplo, puede ser que en lugar de vendedores ambulantes en las playas tengamos puntos de ventas fijos, atendidos por los mismos vendedores de hoy, que tengamos guías en mandarín o que hagamos hoteles en los árboles en la selva del Amazonas”. Igual afirma que el país va mejorando, “las cifras lo atestiguan”.

En opinión de Cortés Calle, los retos que tiene el turismo nacional son: “La formalización de todos los operadores en los destinos de Colombia, como fórmula para un turismo de calidad. También está la capacitación, esto en aras de mejores servicios, de más conocimiento del viajero y de sus necesidades”, de igual forma buscan la construcción de un turismo con bases mucho más incluyentes, sostenible y sustentable.

A pesar de que Colombia cuenta con una gran cantidad de atractivos turísticos naturales y culturales, según Arroyave López, ahora sí se tiene una ventaja competitiva frente a otros destinos y es el logro de la paz con las Farc, en lo que coincide con el exviceministro Rueda García. Antes, según la docente de la Universidad de Medellín, “no se habían podido explotar estos recursos y hasta el momento, en razón del Proceso de Paz, se va a poder hacer. Los atractivos turísticos del país eran inaccesibles porque se encontraban en zonas de concentración de las Farc, lo que impedía su explotación turística”.

También reconocen la persistencia del sector, ya que, “los empresarios del turismo fueron valientes al no abandonar su labor, a pesar de la percepción de años atrás que se tenía sobre Colombia”, dijo Ana María Agudelo Duque, coordinadora de la Coorporación Turística de Hoteles Laureles-Estadio.

Para la exdirectora de Turismo departamental de Antioquia existen otras características propias de la cultura y geografía colombiana que benefician al sector y son precisamente la calidez humana y la diversidad climática. “Tenemos todas la bellezas naturales y las posibilidades de ser uno de los territorios más destacados y de ser destino turístico, ocupamos el segundo lugar en biodiversidad en el mundo. En especies, en territorio, en paisajes, en climas, calidez de la gente, tenemos todo para desarrollar el turismo”. Además hay otra ventaja esencial que para la exdirectora de Turismo de Antioquia llama la atención de los turistas, ya que aunque la economía en el país esté en período de desaceleración “hoy con el cambio del dólar somos un país económico para el extranjero, los recursos les rinden mucho, somos un destino apetecido para el turismo internacional”.

Asimismo, la experta reconoce el esfuerzo parafiscal que hace el país, porque cuenta con el Fontur. “Las empresas que tienen su registro nacional pagan al Fontur un impuesto parafiscal de turismo y esos dineros son los que permiten que el país asuma esos proyectos de competitividad turística. Antioquia ha recibido bastante apoyo de este, el mismo Guatapé tiene unos proyectos apoyados por el Fontur, en los artículos 2 y 3 de la Ley 1101 de 2006 determina cuáles son los aportantes a la contribución parafiscal”. La base para liquidar la contribución parafiscal es del 2,5 por mil de los ingresos operacionales, a excepción de los bares y restaurantes turísticos, cuya contribución es de 1,5 por mil de los ingresos, siempre y cuando se encuentren en zonas de interés turístico.

Informalidad y bilingüismo
Sin embargo, un tema a superar es el de la informalidad, ya que, de acuerdo a Arroyave López, “tradicionalmente en Colombia el turismo ha sido una industria porque viene de una organización económica muy familiar y tradicional en donde no hay una constitución formal en el sentido que no se cumplían las normas, no se habían constituido como sociedad, ya que se prestaban servicios turísticos de manera muy empírica”.

En la actualidad, es un deber que el prestador de servicios turísticos se formalice, “esto implica el cumplimiento de las normas de turismo y la constitución como comerciantes o como persona jurídica que va a prestar un servicio turístico, con todas las implicaciones legales, fiscales y tributarias que esto implica y que trae como beneficio las exenciones tributarias y el acceso a los recursos que maneja el Fontur”, sostuvo la magíster en Derecho.

Naranjo Ocampo hizo un llamado para reducir la informalidad, ya que “por ejemplo en Antioquia en el servicio turístico ronda por el 80%”.

En el caso específico de la capital antioqueña, Ana María Gallego Martínez, gerente del Medellín Convention & Visitors Bureau, comentó que la ciudad tiene el reto de aumentar su competitividad y la capacitación industrial, “es decir, necesitamos más hoteles capacitados en la cultura del servicio y la formalización del sector”.

Para Cardona Quiros, el gran reto es lograr que todos los prestadores de servicios turísticos “hablen inglés y se maneje muy bien la segunda lengua, por esa llegada tan alta de personas provenientes de Estados Unidos”, aunque no solamente aplica para esta ciudad sino para el país en general.

Finalmente, la ministra Lacouture Pinedo agregó, sobre los problemas que a veces se incrementan con la actividad turística como prostitución y drogas: “Colombia ya cuenta con más de 1.000 agentes de la Policía de Turismo, que están listos para fortalecer la seguridad de los principales destinos turísticos nacionales. Con las agencias de Viajes y Turismo se trabaja en la prevención de la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes. Y en los establecimientos de alojamiento se promueve la prevención de conductas que los afecten como hurto, abuso de confianza, secuestro, y la explotación sexual a menores, esto mediante un trabajo en conjunto con el sector hotelero, así como recomendaciones sobre salubridad”.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Guatapé
Territorio

Guatapé se fortalece en turismo seguro y de alto nivel

Aunque el recuerdo de la tragedia sigue vivo en Guatapé, en este municipio del Oriente antioqueño fortalecen los procesos para brindar un turismo de alto nivel y...
Altar para las víctimas de naufragio en Medellín
Territorio

Guatapé, un paraíso turístico que llora a las víctimas del naufragio

La familia Barragán se convirtió en la cara de la tragedia al perder a dos de sus familiares mientras que otra continúa desaparecida.
Turismo en Medellíncerró con cifraspositivasel 2016
Sectores

Turismo en Medellín cerró con cifras positivas el 2016

El año pasado 106.719 visitantes fueron atendidos en los Puntos de Información Turística ubicados en nueve lugares estratégicos. En total fueron 60.282 visitantes...

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
3
Territorio /

Gobierno apoya el llamado de alias timochenko a miembros de las Farc

En la carta titulada ‘Camaradas de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación’,...
4
Literatura /

¿Qué es un clásico de la literatura?

Para muchos teóricos, la noción podría ampliarse, siempre y cuando se respeten ciertos lineamientos.
5
Palabra & Obra /

El extranjero, una metáfora del absurdo

Meursault como símbolo del descalabro de la razón y del sujeto
6
Urbanismo /

“Afirmaciones del alcalde no se ajustan a la realidad”: Carlos Montoya

A pesar de que en los últimos días se diga desde la administración actual que en los pasados Gobiernos...