La madre de todas las mentiras

Autor: Alfonso Monsalve Solórzano
22 julio de 2018 - 12:09 AM

Yo tenía claro que Santos es un mentiroso compulsivo, un mitómano. Pero su discurso de despedida supera cualquier consideración al respecto

Escuchando el último discurso de Santos ante el Congreso, me sentí en el lugar equivocado: estoy en un universo paralelo, en el que hay una Colombia distinta a esta en la que habito, me dije, porque el presidente en funciones hablaba de un país  lleno de realizaciones, que progresó a un ritmo extraordinario en los últimos ocho años, con cobertura universal en salud, educación para todos; con más de un millón doscientas mil viviendas nuevas, subsidiadas o gratis  construidas por su administración; con autopistas de cuarta generación que cruzan el país; con un cuidado primoroso del medio ambiente, en un territorio en el que los bosques y las aguas eran el mayor tesoro; con una política social que había logrado disminuir la pobreza del 44% al 27%  y, en consecuencia, había hecho crecer la clase media colombiana, con base economía pujante, en constante crecimiento y cuyos productos no sólo estaban destinados para los colombianos, sino que  llegaban a más de mil millones de personas del mundo; una economía, entonces,  en la que la empresa privada crecía y a la que llegaba una inversión extranjera directa en alza. Nada que ver con el país que recibió hace ocho años.

Ah, y el discurso sobre la paz: el país podría dedicarse a crecer y su gente a ser feliz, porque la guerra había terminado con las Farc, el principal grupo guerrillero y la tenía a punto con el Eln; es más había iniciado el sometimiento de las bandas criminales, de manera que la violencia contra la población era cosa del pasado; ese era su mayor logro: los colombianos todos por fin podrían dedicarse a sus actividades sin temor a ser asesinados o secuestrados. Distinto a como había recibido el país hace ocho años. Y las lecciones de ética y decencia política no se hicieron esperar: había que honrar los acuerdos firmados para establecer la paz, porque era la palabra empeñada, no de Juan Manuel Santos, sino del Estado y porque la comunidad internacional nos estaba vigilando. Cuiden la paz que está naciendo, exclamó, en medio de algunos aplausos. No hagan la guerra, como hace ocho años.

La lucha contra el narcotráfico no podía ir mejor, pues tenía un plan a cinco años, para acabar con los narcocultivos, pero eso sí, el mundo entero tendría que convenir con él, que habría de cambiarse la estrategia, haciendo énfasis en los capos y el tráfico, más que en los sembradíos. Nada que ver con lo que acontecía hace ocho años.

Lea: Qué es la traición

Y qué decir de la lucha contra la corrupción: su gobierno la había emprendido frontalmente. Cualquiera podría pensar que ya la había erradicado o estaba a punto de lograrlo. Su esfuerzo había sido descomunal, muy distinto a lo que se estilaba en el país hace ocho años.

La versión mía en ese universo paralelo, pude imaginarme, no podría sino felicitarse de tener un presidente como este, y hasta sería apenas un tributo de lealtad y admiración iniciar una campaña para que su Santos se quedara otros ocho años. Porque era el mejor mandatario de todos los tiempos y no podía ser que semejante liderazgo, talento, sabiduría y dedicación se despilfarraran dando conferencias internacionales con Obama y Felipe González.

Pero yo, el que escribe este artículo, no salgo de mi asombro. Porque todo mundo sabe que Santos entrega un país en quiebra, con un sistema de salud que hace agua por su falta real de cobertura y mala calidad; con una desigualdad y desempleo en aumento que solo se ocultan por los métodos de medición de la pobreza que hacen de un indigente una persona de la clase media y a alguien que trabaja  3 horas al mes, un empleado, en un país en el que mucho más de la mitad de trabajos son informales; que tiene más de la mitad de las obras civiles suspendidas por corrupción y fallos en la contratación; con un déficit de más de cinco millones de viviendas; una economía que ha crecido por debajo del 2%, cuya producción industrial se desacelera año tras año hasta el punto de que puede desaparecer; una economía en la que la producción de petróleo, principal producto colombiano,  se desploma y en la que la inversión extranjera, contrario a lo afirmado por Santos, decrece cada año (sólo la inversión extranjera directa cayó este semestre pasado, un 3.9%, y los flujos extranjeros a carteras de inversión cayeron un 35%, según Portafolio). Y qué decir de la educación, cuyo presupuesto es el mayor rubro del país, pero eso no se refleja en calidad, especialmente en la educación pública, en la que la jornada única todavía es una utopía; ni en mejora y ampliación de cobertura a la primera infancia, que no alcanza a satisfacer las necesidades de los más vulnerables del país.

¿Y qué tal la lucha contra la corrupción? Pervirtió al Congreso con mermelada e infiltró las cortes para conseguir sus aviesos propósitos. Su primera y segunda elecciones estuvieron permeadas por dineros de Odebrecht y de narcotraficantes; el dinero de  la alimentación de los niños se convirtió en el cartel de la comida; el de las enfermedades en los carteles de la hemofilia y de los medicamentos; la justicia se vio asaltada por el cartel de la toga; la infraestructura fue  tomada por Odebrecht y otras firmas y puesta al servicio de intereses particulares de altos funcionaros del estado; el fiscal anticorrupción resultó ser el más corrupto de los colombianos; el exfiscal Montealegre persiguió a la oposición mientras los recursos de la institución se utilizaron para hacer contratos a diestra y siniestra con sus amigos. Y muchas corruptelas más.

De su interés: Manipulación, irrespeto, engaño, traición

Y como si fuera poco, su presunto mayor logro, la ‘paz´, le sirvió para revictimizar a las víctimas, creando un sistema de justicia, la Jep, que otorga impunidad total a criminales de lesa humanidad, algunos de los cuales debutaron el viernes como congresistas, sin haber sido juzgados y recibido una condena, ni siquiera, la simbólica que negociaron. Y esa política permitió que el narcotráfico se expandiera exponencialmente, inundando de coca, cocaína y de minería ilegal a Colombia, haciendo del territorio una colcha de retazos en manos de señores de la guerra de todas las denominaciones, que vuelan los oleoductos y destruyen los bosques y las fuentes de agua y que masacran y desplazan nuevamente a los colombianos. Entre esos grupos destacan las llamadas disidencias de las Farc, que quieren, como lo intentaron algún día los paramilitares, ‘refundar’ el país, que ya van por los 4.000 efectivos, y que, de seguir expandiéndose así, pronto superaran los centenares que se acogieron al acuerdo que enterró la institucionalidad del país. Y a esto agréguesele el Eln, el Epl (Pelusos), el Clan del Golfo y un largo etc. Entre todos ellos han convertido a la niñez y juventud colombianas en consumidores (el 5% y creciendo) y son los responsables de la creciente violencia en las ciudades en razón del microtráfico y las ollas de vicio.

Yo tenía claro que Santos es un mentiroso compulsivo, un mitómano. Pero su discurso de despedida supera cualquier consideración al respecto. Es la madre de todas las mentiras. Ahora sólo nos queda arreglar el desastre. ¡Qué tarea, presidente Duque! ¡Qué tarea!

Compartir Imprimir

Comentarios:

juan guillermo
juan guillermo
2018-08-05 21:48:20
ESTE SEÑOR SE PASAA DE CALIDAD, QUE PLUMA Y QUE CIERTO, LA PATRIA PARTIDA POR EL HAMBRE, LA MISERIA, LA CORRUPCION,PARA LA MUESTRA UN BOTON, EN EL SENA , EL ULTIMO DIRECTOR, LLAVE DE SANTOS VOTO $ 860MIL MILLONES, NO APARECEN, EN CONTRATOS BRUJOS, QUE COBRARON SIN HACER LAS OBRAS...EN CAUCASIA, A LA MEJOR INSTRUCTORA, LA QUE RECOMPUSO LAS RELACIONES CON LA PEQUEÑA INDUSTRIA Y GALARDONADA COMO LA MEJOR, LA MANDARON A PEDIR EL PUESTO DONDE UNA CONCEJAL, COMO REQUISITO PARA VOLVER A TRABAJAR CON EL INSTITUTO...TOTAL...NO LA NOMBRARON ...MERITOICRACIA A LA BASURA, ...POR LA A.N.I...NI SE DIGA, ESA ES OTRA PLATA QUE SE PERDIO, LLEVAN CUATRO AÑOS MAMANDO GALLO, TUMBANDO TODOS LOS ARBOLITOS, DEJARON LAS ENTRADAS DE CAUCASIA SIN UN SOLO ARBOL, ECOCIDIO, UNA SOMBRA DE 40 AÑOS, HICIERON PIÑATA CON ELLA, , CAUCASIA LA MAS IMPORTANTE CIUDAD DE LA PATRIA, POR SU LO CALIZACION GEOGRAFICA, NO LE DIERON LAS FAMOSAS 4GS, SOLO UNA AMPLIACION, QUE INJUSTICIA, A TODFAS LAS CIUDADES DE LA COSTA SI LES DIERON 4GS...LLEGAN A ANTIOQUIA Y SE PIERDE LA PROPORCION, NADIE HABLO, NADIE PROTESTO, MENOS LOS QUE VIENEN A PEDIR VOTOS...LOS QUE VOTAN EL CEL CUANDO GANAN, ESAPLATA SE PERDIO, ESE CONTARTO DE LAS AMPLIACIONES ES OTRA PIÑATA...COMO TAMBIEN YA SE INICIA LA VERDAD DE LA REPRESA DE HIDROITUANGO...EMPOBRECUERON A EEPP DE MEDELLIN PARA QUITARSELA AL MUNICIPIO Y PODER SUBASTARLA BARATA, SEGUN EL AMIGO QUE MANDO UN VIDEO EL SABADO DE QUIEN HACE UNA ESCALOFRIANTE NARRATIVA DE LA SITUACION DE ESTA EMPRESA , OTRORA LA NIÑA DE TUS OJOS, LA JOYA DE LA CORONA, ESTA DE TOTUMA, DEBE VENDER TODO Y NO ALCANZA A PAGAR LO QUE DEBE...QUE MIEDO, CON RAZON LAS FACTURAS DE LA LUX LLEGARON DOBLADAS, EN VEZ DE REBAJAR, COMO SI EN CAUCASIA FUERAMOS CUERPOS GLORIOSOS, YA NO PODEMOS PRENDER UN FOCO, PAGAR TODO DE NOCHE Y LA FACTURA VIENE DOBLE...ESO SE SABIA, LA POLITICA DEL GALLINERO...PERO TODO ESO POR DESCONOICER AL DUEÑO DE LA VIDA, SEMEJANTE OBRA Y NO TENIA UNA SIMPLE CAPILLA, ...TENEMSO UN DIOS CELOSOS, QUE LO UNICO QUE NO PERDONA ES LA IDOLATRIA...LAS FOTOS QUE PUBLICO LA CONCEJAL SON GRAVES, NO RECOJIERON LA MADERA QUE TAPO LOS TRUNELES...QUE FRAGUABAN LOS CONSTRUCTORES...LA DESPRESTIGIADA CAMARGO CORREA -ODEBRECHT...CRECIMOS CON EEPP, TODA LA VIDA...QUE PASO?¡¡¡ERA ESTA REPRESA LA SOLUCION Y LA ESPERANZA DEL EMPOBRECIDO Y VIOKLENTO BAJO CAUCA, DONDE SOLO SE INAGURAN BARES Y BILLARES...LA ZONA FRANCA QUE AREAPROBARON, LA MANDARON YA REGLAMENTADA, VOLVIO A CAER EN DESGRACIA, EL DR ROBERTO HOYOS, Q.E.P.D...ME PROMETIO MUDARSE A CAUCASIA, POR LA CERCANIA AL MAR, EL QUE MAS ME AYUDABA CON ESTE PROYECTO...PERO LA PELONA NOS LO QUITO...ORACION, ORACION, ORACION,...ESPERAMOS A NOVIEMBRE EL MES DEL RIO...MANECERA Y VEREMOS DIJO EL CIEGO...SI QUIERA SEMURIERON LOS ABUELOS...JRO...
Álvaro
Álvaro
2018-07-23 11:57:06
Excelente artículo del doctor Monsalve Solórzano. Dice toda la verdad sobre la situación actual de nuestro país y del "cacareado" proceso de paz.

Destacados

Festival de Festivales
Más Deporte /

Festival de Festivales espera el apoyo de la ciudadanía

Babylon Health
Ciencia /

La inteligencia artificial al servicio de la salud

Jesús Abad Colorado estuvo en Artbo
Palabra & Obra /

¿Qué le pasa a Medellín?

Obra montada por El Candombe en homenaje a Evaristo Carriego
Palabra & Obra /

19 años del Candombe

Encuentro de Dirigentes de Occidente Irene Gaviria El Mundo
Política /

Panorama político

Artículos relacionados

El camaleón político
Columnistas

El camaleón político

El camaleón político, en cambio, actúa conscientemente de mala fe, se transforma para conseguir su objetivo y una vez alcanzado hace lo que tenía calculado. Es un...

Lo más leído

1
Política /

Confirman acercamientos liberales

El Liberalismo Socialdemócrata seguirá dentro del Partido Liberal y adelanta conversaciones y...
2
Columnistas /

Cannabis, cánnabis y canabis

Exultar. Es mostrar alegría, gozo, que disfruta aquello que está haciendo o recibiendo
3
Columnistas /

Gestión del conocimiento: gestión de la esperanza

El aprendizaje de competencias para la vida es cada vez más necesario en contextos caracterizados por la...
4
Política /

Gobernación: baja oferta de candidatos

Hasta el momento sólo dos candidatos han anunciado su aspiración a ese cargo, dos están pendientes de...
5
Columnistas /

Con “los pelos de punta”

También en buses, el Metro, el tranvía y el ferrocarril, son campos de “trabajo” de los ladrones de...
6
Columnistas /

La voz común

La radio en Colombia está de celebración y es justo hacerle un homenaje por ser la voz de todos y...