El silencio de los justicieros

Autor: Dirección
8 marzo de 2018 - 12:00 AM

Favorece que se callen los abusos perpetrados por criminales que usaron fuerza o armas, y tal vez ambos, para someter a quienes estaban y permanecen indefensos.

Con la solicitud de la Fiscalía General de la Nación a la Corte Suprema de Justicia para que declare precluido el proceso por acoso sexual contra Jorge Armando Otálora, petición que será resuelta el 13 de marzo, ha quedado a la luz el cinismo de los grandes medios de comunicación que en enero de 2016 animaron la defenestración del defensor del pueblo y hoy, cuando apenas mencionan la decisión del investigador, pretenden borrar palabras y publicaciones condenatorias contra el exfuncionario.

En enero de 2016, Jorge Armando Otálora, avanzaba en una gestión protectora de las víctimas y las comunidades vulnerables que fortalecía a la Defensoría del Pueblo, tras años de sombría atención a sus obligaciones como cabeza de los Derechos Humanos en el Estado colombiano. Su gestión se interrumpió con denuncias de su asistente por acoso laboral y sexual, hechas a los medios de comunicación; estas, que fueron apoyadas por un directivo y un sindicato de la entidad, encontraron eco en redes sociales y medios de comunicación. En aquel momento, algunos leídos y escuchados periodistas se autoerigieron en tribunales que osaron calificar las escasas pruebas unilaterales que les entregó la denunciante, para juzgar y condenar al funcionario, que hubo de renunciar antes de que se produjeran decisiones disciplinarias y judiciales sobre su actuar. El matoneo mediático abrió camino a procesos disciplinarios y judiciales llevados con rigor y en busca de la verdad, que ahora entregan resultados.

Vea también: Los justicieros
En enero de 2017, los medios de comunicación fueron discretos, y las redes sociales silenciosas, para anunciar la decisión de archivo de la investigación disciplinaria tomada por la Procuraduría General, entidad que al suspender por tres meses al directivo había dado muestras de la firmeza con que abordaba el caso. La frugalidad para dar la noticia se repite ahora que la Fiscalía anuncia haber investigado durante poco más de dos años y no haber hallado pruebas que le permitan incriminar al abogado Otálora.

La actuación de medios, redes y hasta voceros políticos, contribuye a acrecentar las confusiones de la ciudadanía sobre los crímenes de acoso y abuso sexual, las necesidades de sus víctimas y el tratamiento a los culpables de perpetrarlos.

Lea además: Derechos olvidados
En lo atinente al abogado Otálora, la campaña fue eficaz a los intereses de quienes pretendieron aniquilar su brillante carrera profesional, que tuvo hitos como su actuación como vicefiscal general de la Nación, acompañando a Mario Iguarán, y su actuación como defensor del Pueblo cargo para el que fue elegido por la Cámara de Representantes, con 126 de los 166 votos posibles. Tal daño, bien lo saben quiénes lo infligieron, no se subsana con el archivo de la causa en la Procuraduría o con la preclusión del proceso penal solicitada por la Fiscalía General.

También: Contra la impunidad ¿injusticia?
Ahora, en lo que concierne a las mujeres que sí han sufrido acoso y abuso sexual, el escándalo, y su final desinflado, más que ayudarlas a poner en escena la gravedad de estos crímenes y la indolencia de los verdaderos victimarios, como lo han sido los jefes de las Farc, las oculta y minimiza. De esa manera, y aunque esa tal vez no es la intención de la mayoría de los generadores del espectáculo mediático contra el exdefensor, se trivializa un delito de suma gravedad, facilitando que los responsables de perpetrarlo obtengan la impunidad que tanto buscan. Flaco servicio pues, este que prestan los justicieros a las verdaderas víctimas de abuso y acoso sexual en el país. 

Lo invitamos a leer: Yuliana y el síndrome del caso específico

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

película Somos Calentura
Mundo Fantástico /

Somos calentura: el baile como resistencia, una salida en el Pacífico

Orquesta de Graciela Bello
Palabra & Obra /

En lo de Laura

Obra de Miguel Ángel
Palabra & Obra /

La responsabilidad por el otro Ferdinand v. Schirach y el asunto penal

Poeta Pablo Neruda
Palabra & Obra /

Pablo Neruda, el gran poeta de la audacia y la originalidad

Javier Ríos Marín
Ciclismo /

Una vida dedicada al ciclismo antioqueño

Artículos relacionados

Restituir a la infancia victimizada
Editorial

Restituir a la infancia victimizada

El olvido, la ignorancia, y la indolencia del Estado y la sociedad sí que son hechos de maltrato a la infancia víctima del conflicto armado
Un día por las niñas
Editorial

Un día por las niñas

El mundo celebra hoy el día de las niñas reconociendo la necesidad de atender sus necesidades y garantizar sus derechos, a fin de alcanzar los Objetivos de...

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

En los municipios del área metropolitana del Valle de Aburrá siguen apareciendo candidatos a las...
2
Columnistas /

EPM ya no es tío rico

Mientras no se conozca la realidad de lo que sucedió en casa de máquinas de la hidroeléctrica no se...
3
Columnistas /

Valor agregado que aportan las universidades a sus estudiantes

Dice De Zubiría que las mejores universidades de Colombia son las públicas en el entendido que son las...
4
Política /

Divorcios en la política

Cuatro separaciones se produjeron en la última semana en Antioquia.
5
Cazamentiras /

La falsa carta de despedida escrita por Gabo

Desde hace más de una década, usuarios en internet han difundo un texto bajo el nombre de Gabriel García...
6
Columnistas /

La guerra secreta de Pablo Iglesias contra Colombia

Después de mostrar tales obsesiones anti-Uribe en esa conversación televisiva no es difícil deducir que...