Duro invierno

Autor: Pedro Juan González Carvajal
5 junio de 2018 - 12:09 AM

Nuestros Planes de Ordenamiento Territorial son elaborados en el ámbito municipal, lo cual debería ser ampliado tanto al nivel departamental como al nacional

A pesar del cambio climático que evidenciamos en el ámbito planetario, los refranes populares que se aplicaban con cierta regularidad en Colombia de que “En abril, aguas mil” y “octubre de agua se cubre”, parece que no han perdido vigencia, al menos, y por ahora, para el período abril-mayo.
Las precipitaciones de agua han sido intensas a lo largo y ancho del territorio nacional y aun cuando las catástrofes hasta el momento no han sido de gran magnitud, debido en parte a las campañas educativas y de prevención del Gobierno a nivel nacional, departamental y municipal, es indudable el alto impacto que tiene la ola invernal sobre la infraestructura carreteable del país y sus consecuencias directas sobre la economía y la competitividad que estamos tratando de impulsar.
¿Cómo mitigar estos eventos? Nuestra topografía es agreste y esto no tiene remedio. Sin embargo, se hace necesario pensar en grande, pensar distinto y mirar hacia el futuro.

Lea también: Acciones preventivas
Nuestros Planes de Ordenamiento Territorial son elaborados en el ámbito municipal, lo cual debería ser ampliado tanto al nivel departamental como al nacional.
¿Por qué no pensar en un ambicioso proyecto a 100 años de redensificación del país? Seguimos concentrando nuestra actividad, y para peor, de manera creciente, entre las cordilleras Occidental y Oriental, lo cual ha traído muchos beneficios, pero, además, muchas restricciones. Debemos desconcentrar y descentralizar la administración y el desarrollo territorial, que entre otras curiosidades, es un imperativo de la Constitución Política que nos rige.
¿Por qué no mirar hacia el horizonte que nos muestra la Cordillera Oriental, alrededor de lo que hemos denominado como Territorios Nacionales en lo amplio y los Llanos Orientales, la Amazonía y la Orinoquía en lo regional?
Se dice que algunos pocos grandes propietarios son los dueños de este vasto, rico y desconocido territorio, y que algunas empresas extranjeras y aún, algunos países y comunidades foráneas, están adquiriendo predios extensos atraídos por la posible siembra intensiva de palma para lograr combustible vegetal, o desarrollar sus proyectos de vida, lo cual no puede ser juzgado como cosa mala, pero que debería estar complementado con un claro Plan Estratégico de Desarrollo de este gran pedazo de la patria.
La civilización se construye cuando los humanos nos integramos alrededor de causas comunes y con el esfuerzo colectivo sacamos adelante nuestras utopías, nuestros sueños y nuestros objetivos.
La nacionalidad se construye desde la base, con estrategias que van desde el esfuerzo y la obligación del Estado por tener presencia en todo el territorio, como de los habitantes de las diferentes zonas que quieren interrelacionarse con sus coterráneos de otros lugares.
El destino se puede direccionar y el futuro se construye con acciones del día a día, a partir de una dirección y unos objetivos claros, contando con la decisión, la determinación, la voluntad y los recursos que se requieren para asegurar que tenemos un país factible, viable, sostenible y sustentable.

Lea también: Corredores verdes
Otear el futuro es una de las responsabilidades que cada generación tiene con respecto a aquellas que están por venir.
Solo la visión de largo plazo podrá ayudarnos a encontrar el camino y asegurar un mejor futuro para todos.
Trascendental para el futuro del país, gracias a la testarudez del Presidente Santos, su aceptación como miembro de la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico)  y casi simultáneamente, la incorporación de Colombia a la Otan (Organización Tratado Atlántico Norte) como Socio Global.
Mientras tanto, insistimos en la conveniencia de dotar a Medellín de un adecuado Centro de Espectáculos, de un Velódromo cubierto y de un Autódromo que cumpla con las exigencias internacionales.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Políticas públicas
Columnistas

Políticas públicas

El Estado ha venido evolucionando, y hoy estamos ante la crisis planetaria del Estado de Bienestar, lo cual obliga a replantear sus funciones y sus estructuras

Lo más leído

1
Oh! /

Exaltación del padre, una tradición milenaria

A través de la historia, la figura del padre ha sido exaltada en múltiples civilizaciones mediante la...
2
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
3
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
4
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
5
Sectores /

No sólo hay un vacío ético en la ingeniería civil colombiana

Los incidentes asociados a diversos contratistas no son unicamente un conflicto de principios...
6
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.