Crisis de Gas LP tiene al borde de la quiebra a distribuidores   

Autor: Yonatan A. Rodriguez Alvarez
4 enero de 2017 - 12:00 AM

Con sólo el 30% del flujo del gas habitual están trabajando las distribuidoras de Gas Licuado de Petróleo en Antioquia, una situación que ha disparado los precios y disminuido las ventas. 

 

Antioquia

Han pasado más de veinte días desde que el ministro de Minas y Energía, Germán Arce, aseguró que en pocos días se normalizaría el suministro de gas GLP con la reparación de la termoeléctrica más importante del Casanare: “Desde ayer (12 de diciembre) comenzó a funcionar de nuevo Termoyopal, y sólo falta que pase todas las pruebas técnicas, para que desde este fin de semana (17 y 18 de diciembre) se normalice la inyección”, declaró entonces el jefe de la cartera mineroenergética.
No obstante, el desabastecimiento en Antioquia no ha mostrado mejorías, y varios distribuidores han manifestado que la escasez y los carteles de precios que se han venido configurando alrededor de la situación, han puesto a sus negocios en amenaza de cierre, así lo explicó Jhon Jairo Montoya, empleado de Gases El Antioqueño: “Ya ajustamos ocho  meses de escasez, y tenemos sin suministro a cerca de 6.000 clientes, porque venimos trabajando con el 30% del gas que usualmente comercializamos principalmente en zonas como La Estrella, Itagüí, Caldas, San Antonio de Prado y San Francisco. Hasta ahora lo que nos han dicho los proveedores es que Ecopetrol no tiene gas, y que esta insuficiencia se podría ir hasta seis meses más, y es por eso que nos hemos visto muy afectados, estamos a punto de cerrar”, explicó Montoya, al explicar que hasta ha recibido insultos de los compradores por no poder facilitar las pipetas que demandan. 
Otros distribuidores de mayor tamaño, como Gases Medellín, también han manifestado su preocupación por la subsistencia en el mercado y la continuidad de la escasez en el suministro, así lo confirmó Jairo Villa, empleado. “Diciembre se supone que es la época de mejores ventas para nosotros, pero no logramos vender nada porque no teníamos gas, y fuera de eso, lo que se ha estado haciendo con los precios es abusivo, porque algunas bandas de las comunas, han cobrado hasta $90.000  por pipetas que se conseguían a $50.000, y prohíben el ingreso de otros distribuidores, entonces esa situación es lo que ha venido agravando la viabilidad de este tipo de empresas”, explicó Villa al señalar que durante el tiempo de la escasez, han tenido que prescindir de siete de los diez trabajadores en su empleo.
EL MUNDO intentó obtener declaraciones de Gasnova, el gremio que reúne a once empresas que hacen parte de tres grandes grupos del sector del gas propano en Colombia y manejan más del 70% de la distribución del hidrocarburo en el país, pero la funcionaria Catalina Bocanegra manifestó que no darían declaraciones respecto a este tema.
Desde el ámbito jurídico, Carlos Atehortúa, docente en especializaciones y maestrías de Régimen Jurídico de los Servicios Públicos, explicó que el suministro de gas en pipeta cuenta con las mismas regulaciones que cualquier otro servicio público domiciliario, y que los afectados pueden denunciar ante Superservicios las irregularidades: “Esta situación ya amerita la intervención enérgica de la Creg y la Superintendencia, que ejerce funciones de policía administrativa, porque no se pueden presentar súbitamente intervenciones en la prestación de un servicio público, y eso está contemplado dentro de la estructura de la Ley 142”, explicó el experto, señalando el hecho de que el suministro no sea por tubería, no le quita su carácter de servicio público domiciliario, un ítem garantizado en la Constitución. 

¿Por qué se acabó el gas?


Desde el pasado mes de mayo, el sistema de producción de GLP del país viene solventando la falta de cerca del 8% de la producción que causó el daño en la privada Termoyopal, una central que provee principalmente en el suroccidente del país. El incendio, que paró el suministro, causó daños que pensaban reparar en tres meses, pero que al final terminaron siendo más de un semestre, lo que agotó las reservas del país y generó la insuficiencia. Aunque se supone que la termoeléctrica ya está en funcionamiento, y que su producción le aportará otros 1.500 barriles por día al mercado, la escasez de gas persiste. 

 

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
3
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
4
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
5
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
6
Columnistas /

Ingeniería y ética profesional

La ética en la ingeniería empieza por establecer que la responsabilidad primaria del ingeniero es...