¿¿Qué nos deja señor alcalde??

Autor: Álvaro López Rojas
10 diciembre de 2019 - 12:04 AM

Nos llena de nostalgia el recuerdo de alcaldes con visión y formación de estadistas como Jorge Valencia Jaramillo, José Jaime Nicholls o Bernardo Guerra, quien sea dicho de paso, no dejó herederos.

Medellín

En un momento como el que se vive en Medellín, finalizando el periodo del actual alcalde, es cuando más hay que rogar porque el nuevo llegue con la conciencia abierta a la esencia de la administración pública que es proporcionar bienestar a los ciudadanos. El que se va no ha sido un buen servidor, no tuvo la formación para darle continuidad a los que forjaron la imagen y realidad de una ciudad pujante y organizada a la que se venía a admirar el modelo y a copiarlo. Se va dejando una estela de congestión y desaseo que nunca se vio entre nosotros. Lo malo es que pareciera que para muchos todo lo que pasó es bueno.

Lea también: Si nos vieran ahora

Uno no se explica quién y cómo miden las condiciones para otorgarle a las ciudades premios de movilidad. De hecho, para los ciudadanos de Medellín, que seamos acreedores a un premio mundial por las políticas que sobre la materia han implementado nuestras autoridades, es un insulto. Hay momentos en que el flujo es inmóvil, no hay forma de salir del colosal taco y, encima, pende sobre nuestras cabezas la amenaza de las multas, cuando los sancionados deberían ser quienes no ofrecen alternativas ni alivios al gran problema de la movilidad, a quienes estrechan vías y nos dejan al garete.

Sin ánimo de ofender, para manejar las ciudades hay que saber de urbanismo, que no puede resumirse como el arte de construir edificios. Nos llena de nostalgia el recuerdo de alcaldes con visión y formación de estadistas como Jorge Valencia Jaramillo, José Jaime Nicholls o Bernardo Guerra Serna, quien sea dicho de paso, no dejó herederos; hay que reconocer además el civismo de la gente de Medellín que construyó su ciudad con amor y contribuyendo con la tasa de valorización a su desarrollo, aunque las obras que financiamos los ciudadanos después fueran inauguradas por un presidente que nada hizo.

Pero si hacemos el recorrido histórico por las administraciones de la ciudad, el que más se parece a los grandes alcaldes que hemos tenido, es Aníbal Gaviria que pensó en grande, con proyectos futuristas, pensados para la gente. Este que se va ni siquiera fue capaz de terminar lo que encontró empezado y financiado. Se dedicó a hacer andenes, recortar el ancho de las vías, generar el caos vehicular más grande jamás visto, con lo cual se auspicia la delincuencia y miseria de los semáforos; ah, en esta materia si batió récord: en la glorieta anulada del TPTU, por ejemplo, puso cuatro (semáforos) en menos de doscientos metros.

Le puede interesar: Réquiem por las librerías… y por el centro

Pero ¿quién hace las encuestas que dan a Gutiérrez como el mejor alcalde de Colombia? Al final de su mandato no se ve un agente de tránsito por ninguna parte, los barrenderos desaparecieron de las calles, la mendicidad y la informalidad se apoderaron de las recién hechas aceras en el centro, la delincuencia pulula y la violencia nos deja nuevas marcas. Es como si los contratos se hubieran acabado después de elecciones. Que no se nos olviden las horas perdidas en los tacos; que nadie vuelva a proponerlo para cargo o dignidad algunos. Ninguna ciudad, y mucho menos el país, merece tanto mal.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Roberto
Roberto
2019-12-11 10:54:57
Jajajajajajajaja: Si bien lo que dicen del actual alcalde es cierto, qué ingenuidad de quien escribe este artículo: Decir que Aníbal fue un gran alcalde. Se les olvida su burrada con Hidroituango y otras más? por qué no lo mencionan? Ahhh ya me acordé, es que MAníbal es de la familia dueña de este periódico, pues claro.!!!!! Cómo van a hablar mal del dueño, serían unos completos idiotas.
Omar
Omar
2019-12-10 17:22:39
...tristemente cierto: no concluyó ni lo que recibió empezado y menos lo que empezó !. Nadie le dijo que había sido electo y siguió cuatro años mas en campaña. La inseguridad continúa y hasta parece incrementarse; los "combos" y bandas siguen siendo amos y señores de barrios y comunas, dicen que se puede comprar y vender y a quienes, vacunan a todos y todos lo saben (hasta los funcionarios los conocen y respetan), los capos hoy viven en condominios de estrato alto, codeándose con políticos y empresarios (ellos también dicen serlo). Las carencias en educación y trabajo lo siguen escondiendo tras las cacareadas frases de "...la mas educada" o "...la mas emprendedora". Fico fue un fiasco más.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

La planeación negativa del alcalde
Columnistas

La planeación negativa del alcalde

Y precisamente en Medellín, la ciudad que en los setenta dio ejemplo de buen gobierno, hace cinco años que el alcalde y su cuadrilla no han podido reglamentar el...

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
2
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
3
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
4
Columnistas /

La carne desmechada o la carne mechada

El verbo mechar significa “deshilachar la carne en tiras”, coger la carne y hacer “mechas”,...
5
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
6
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...