Tecnología

Clear rules and regulation for operators
Reglas claras y regulación para operadores
Autor: Ana María Mejía Angel
19 de Noviembre de 2012


Con la fecha de la subasta 4G cada vez más cerca, el debate sobre las condiciones de servicio que deberán ofrecer los operadores móviles se intensifica. También se propone un proyecto de ley que obligará a todos a competir en igualdad de condiciones.

El salto tecnológico que daría el país en materia de telecomunicaciones con la implementación de la tecnología de cuarta generación o 4G, podría verse frenado a causa de las acciones con tintes monopolistas de un operador móvil, así como por la falta de claridad en algunos aspectos de la tan mencionada subasta 4G y las grandes dificultades que tienen los usuarios para hacer valer sus derechos como consumidores ante posibles abusos de estas empresas.


Así lo denunciaron los senadores Jorge Robledo, Juan Mario Laserna y Eugenio Prieto en el Foro sobre el Futuro de las Telecomunicaciones en Colombia, realizado por la Universidad de Antioquia. Allí, el senador Robledo explicó que en el país hay una situación que bien puede considerarse como “monopolio”, pues hay un operador que el Gobierno califica como de “posición dominante, que es el caso de Claro” (anteriormente Comcel).


“Esta empresa tiene el 70 % del tráfico de telefonía celular en el país, por eso puede llamarse monopolio”, aseguró el senador Robledo, quien enfatizó que, de no controlarse esta situación, “que ya es muy negativa, si se traslada a la nueva tecnología, se agravará el problema”.


Por su parte, el senador Laserna explicó que los monopolios impiden la competencia y crean “una estructura de costos que hace que un monopolista pueda tener una fuerza superior a los otros”.


Así las cosas, “del dinero real que Claro tiene en su caja, después de sacar gastos, de ciencentavos que recibe, le quedan sesenta y de estos, solo invierte quince en infraestructura. Es la mitad de lo que invierte UNE, que destina treinta de cada cien”, aseguró el congresista.


Esto llevó a un número de empresarios del sector móvil que estarían interesados en participar en la subasta en Colombia a decir que no es posible su entrada al país “mientras haya un actor dominante, que tiene 15 años en el mercado y controla toda la red”, según relató el senador Laserna.


Por esta razón, los tres ponentes del Foro presentarán al Congreso un proyecto de ley antimonopolio, con tres puntos base: primero, ponerle un tope a los ingresos de un operador de telecomunicaciones, que no superará el 30 % del mercado, lo que implica que Claro “debe ceder una parte de su poder para que se redistribuya el negocio entre los demás”, indicó Robledo.


Segundo, limitar la cantidad de espacio radioeléctrico que puede operar, de forma que se facilite también la entrada de otros operadores y tercero, reglamentar el manejo de los abusos en los cobros, caídas de llamadas, entre otros aspectos del servicio.


Usuarios con poder


Frente a esto último, el senador Eugenio Prieto manifestó su indignación ante el “pobre servicio” prestado por los operadores móviles en el país y señaló que si las entidades de control, como la Superintendencia de Industria y Comercio, son “incapaces” de proteger a los usuarios, entonces ellos deben tener “la facultad de hacerlo por su cuenta”.


Prieto aseguró que, “una manera de castigar el mal servicio, es que el usuario pueda decir ‘me paso a otro operador’, cuando quiera”, lo que implica eliminar las cláusulas de permanencia, “para que los operadores no nos obliguen, que por comprar un teléfono celular, a tenernos amarrados uno o dos años”, recalcó.


Al respecto, el economista David Tobón, indicó que “más que proteger al consumidor ante los abusos de los operadores, hay que darle poder”, lo que va de la mano con la teoría del libre mercado y competencia, pues “a partir de cuatro agentes (competidores) los mercados funcionan bien”, pero añadió que para esto, hacen falta condiciones.


Por su parte, el senador Robledo indicó que formas de abuso son, por ejemplo, las llamadas caídas, “es una manera de cobrar dos veces la misma llamada y eso pasa porque los operadores no ponen suficientes antenas”, así como el cobro por minutos y no segundos, o que la telefonía prepago sea más costosa que la postpago, “son expresiones de ese abuso”, aseguró.


Dificultades en la subasta


Sin embargo, la subasta 4G no sería la solución a todos los problemas, pues aunque se establecen ciertos criterios que crearían un ambiente de igualdad en la puja, hay aspectos que no se han aclarado, según indicó el senador Robledo, quien envió una carta al ministro de TIC, Diego Molano, donde solicita se aclare, por ejemplo, qué parte del espectro a subastar se reservará a nuevos postores o cuánto se disminuirá el porcentaje de llamadas caídas o la eliminación de la cláusula de permanencia, entre otros aspectos.


Robledo concluyó que “estos temas se pueden volver asunto de seguridad nacional, pues el señor (Carlos) Slim (propietario de la marca Claro) puede un día decidir bajar el ‘switch’ y dejarnos incomunicados”.




¿Qué es la tecnología 4G?


Esta sigla se refiere a la cuarta generación de tecnología de telefonía móvil, la cual está basada en el protocolo IP, un sistema de comunicación de datos digitales. Así, convergen las redes de cables y las inalámbricas, lo que permite la transmisión de datos entre computadores, módems inalámbricos, teléfonos celulares, tabletas, entre otros dispositivos.


Según el ingeniero electrónico Luis Alberto Flórez, esta "evolución" de la tecnología móvil implicará un aumento significativo en la velocidad de transmisión de datos. Sin embargo, esto requiere una modernización en la infraestructura para este servicio para lograr una máxima velocidad "lo cual no está en proceso en estos momentos", indicó.





Reparos de Claro sobre la subasta 4G


En días recientes, el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones dio a conocer el último borrador de la subasta 4G, el cual provocó comentarios por parte de la mayor empresa de telefonía móvil del país, Claro, pues según los términos de la subasta, solo podrá ofertar por la banda de frecuencia de los 2.500 MHz, la más alta del espectro a subastar.


Según un comunicado de la compañía, esta determinación "no le permite a la empresa competir en igualdad de condiciones y por consiguiente va en contravía de la inversión, la seguridad jurídica y retrasará el despliegue de la banda ancha móvil en el territorio nacional".


Cabe recordar que el Ministerio indicó que de la banda de 2.500 MHz se subastarán 130 MHz. Según las palabras del ministro Diego Molano, todos los operadores podrán participar. El jefe de Cartera indicó además que "este último borrador evidencia el interés del Gobierno en que 4G cumpla con dos funciones: Internet móvil de alta velocidad para usuarios actuales, y la de Internet inalámbrico para los estratos uno y dos".