Salud

Health sector professionals, the most affected by the crisis
Profesionales de la salud, los más afectados con la crisis
Autor: Estefanía Posso Soto
8 de Diciembre de 2016


Los profesionales de la salud en Colombia no reciben respuestas a sus solicitudes y necesidades. Afirman que los más afectados con la crisis económica son ellos.


Foto: Cortesía 

Los trabajadores de la salud piden que el Estado tome las medidas necesarias.

Con plantones, paros, cartas y a través de los medios de comunicación, los profesionales de la salud han manifestado las precarias condiciones en las que se encuentran. Freddy Marting, vicepresidente del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud de Colombia, Sintrasaludcol, manifestó que, como los pagos no se están haciendo adecuadamente, estas empresas se encuentran en un causal de liquidación.


Esta semana, los funcionarios de la salud realizaron un nuevo plantón en la Clínica Juan Luis Londoño de la Cuesta de Medellín (Saludcoop), pero no tuvieron ninguna respuesta del Ministerio o de la Superintendencia, así como tampoco del  presidente de Cafesalud: “él nunca ha dado la cara, porque además hay algo agravante y es que no ha podido actuar como presidente, debido a que tiene múltiples órdenes de captura ya que hay cientos de tutelas”, puntualizó Marting. 


Asimismo, manifestó que Cafesalud se limita a responder por sus empleados directos, que no son más de 3.000, pero lo que Sintrasaludcol discute es que ellos son un grupo empresarial conformado por esta EPS junto a Cruz Blanca, Esimed y Salucoop que alcanzan los 30.000 trabajadores. 


Ni el Gobierno ni el Ministerio de Trabajo lo definen como un grupo empresarial, lo cual representaría una responsabilidad del Estado, entonces cada empresa, después de la liquidación de Salucoop, está a su suerte y no les están respondiendo por la facturación, aseguró el vicepresidente del sindicato, quien añadió que “la parte más débil, que es la de los trabajadores, va a terminar por el ser la parte que se romperá”. 


Por otro lado, Marting sugirió que “falta una legislación más fuerte que en determinado momento establezca penas como de lesa humanidad a todos estos corruptos, a todos estos administradores de la muerte que se han convertido todos los presidentes y todos los grandes directivos de las EPS que han, por su negligencia, por la corrupción y por toda la concepción de negocio que tiene la salud hoy en día, ha muerto muchísima más gente de la que ha puesto el conflicto armando de Colombia en 50 años”. 


Para eso necesitan que el Estado, como se lo indica la constitución, sea el doliente principal, que afilie, que reciba el dinero y el sistema que preste el servicio, retirando a los intermediarios, que para este caso son las EPS, las cuales, según el vicepresidente, son las que han hecho que este sistema colapse. 


Aunque Cafesalud no quiso pronunciarse oficialmente, EL MUNDO supo que la entidad ha estado haciendo los respectivos pagos para ponerse al día y que los rumores de que esta pueda ser liquidada deben desaparecer porque “a la fecha no se ha vendido, ni adelantado ningún proceso de venta de los activos de la organización”. 


En cuanto a la situación de los empleados, expresaron que “algunos trabajadores vienen desde la época de Saludcoop y no están en la nómina de Cafesalud, por lo que es responsabilidad de su empleador directo responder a sus obligaciones como contratante”.



Sobre Sintrasaludcol

El 23 de mayo de 2011 un grupo de 29 mujeres, trabajadoras de Saludcoop, por iniciativa propia, decidieron unirse y crear una organización sindical a la cual nombraron Sintrasaludcoop, la cual tenía como fin proteger a la empresa de los señalamientos de corrupción que se le estaban haciendo en los medios de comunicación y en los estamentos judiciales. 


Miles de trabajadores de otras empresas del sector privado de la salud manifestaron su interés de unir esfuerzos con ellos y desde el 25 de abril de 2013 surgió el  Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud de Colombia, Sintrasaludcol. Hoy en día tienen presencia en 74 empresas del sector privado de la salud, cuentan con más de 10.700 afiliados, y está representada por 18 subdirectivas en todo el país. Trabajan para mejorar las condiciones laborales de los asociados y contribuir a su bienestar, su desarrollo integral y el de sus familias.