Salud

Diseases that awaken with climate change
Enfermedades que despiertan con el cambio climático
24 de Junio de 2014


En Colombia hay una parte de la población que vive en zonas con amenaza por el cambio climático. El fenómeno global no solo afecta el medio ambiente, también amenaza la salud de las personas.


Foto: Cortesía 

Las sequías complican severamente las infecciones respiratorias.

Kienyke


www.kienyke.com


Enfermedades como el dengue, malaria y dolencias gastrointestinales aumentarían de manera considerable por el cambio climático. En Colombia, la población que habita en la región Andina y costera sería la más afectada, a eso se le suma que la pobreza y el desplazamiento agudizarían los efectos en la población.


“El cambio climático puede afectar la salud de manera directa (consecuencia de temperaturas demasiado altas o bajas, pérdida de vidas y lesiones en inundaciones y tormentas) e indirecta, alterando el alcance de los vectores de enfermedades, como los mosquitos, y los patógenos transmitidos por el agua, así como la calidad de este líquido, del aire, y la calidad y disponibilidad de los alimentos”, indica un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Adriana Estrada Estrada, subdirectora de salud ambiental del Ministerio de Salud, confirma que las patologías que tienen mayor relación con el cambio climático son las transmitidas por vectores como la malaria o paludismo, dengue y encefalitis equina. “Los tornados o fuertes precipitaciones generan cambios asociadas a la temperatura o espacios geográficos que se vuelven inundables cuando antes no lo eran. Entonces para el caso de vectores, se genera una proliferación de insectos portadores ya sea del parásito de la malaria o del virus del dengue. Ahí es cuando hay un aumento significativo de este tipo de patologías”.


Sobre las enfermedades respiratorias, también asociadas al fenómeno, Estrada Estrada dice que la temperatura juega un papel estratégico en estos casos, porque las olas de calor aumentan la circulación de partículas tóxicas, de orden biológico o químico, que afecta la respiración.


Además, las dolencias gastrointestinales, que afectan más a la población infantil, tienen relación con el acceso y calidad del agua potable. Se habla de salmonella, fiebre tifoidea y parasitosis.


La OMS indica que la vulnerabilidad de una población depende de factores como la densidad demográfica, el grado de desarrollo económico, la disponibilidad de alimento, el nivel y la distribución de los ingresos, las condiciones ambientales locales, el estado previo de salud, y la calidad y disponibilidad de la atención sanitaria pública.


Los más afectados


En Colombia, “los más afectados son los menores de 4 años, las mujeres en embarazo o lactantes, los adultos mayores, grupos étnicos e indígenas y que en muchos casos padecen de pobreza y desplazamiento”, dice Estrada Estrada.


 A su vez, “la región Andina es una de las más afectadas porque sus condiciones ambientales están asociadas con el deterioro del recurso hídrico y condiciones de habitabilidad. Allí hay mayor concentración poblacional”, explica Estrada Estrada.


Uno de los casos más recientes fue la sequía que vivió Santa Marta, los ríos que la abastecen de agua disminuyeron altamente su caudal. Durante siete meses no llovió y en abril y mayo, el 60 % de la ciudad no tenía agua potable.


“El cambio climático es global y Colombia hace parte de los países que menos aporta a este fenómeno a diferencia de Estados Unidos y China. Generamos muy pocos factores pero el impacto para nosotros es muy grande”, concluye Estrada Estrada.



Calentamiento de la Tierra

Pruebas científicas indican que el calentamiento de la Tierra, observado en los últimos cincuenta años, es atribuible a las actividades humanas. El origen de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera es resultado del dióxido de carbono y otros gases que atrapan el calor, como el metano (generado por la agricultura de regadío, la ganadería y la extracción de petróleo). Además del óxido nitroso y diversos halocarburos.