Salud

Effects of marijuana, beyond the myths
Efectos de la marihuana, más allá de los mitos
Autor: Redacción EL MUNDO
16 de Abril de 2015


Medellín encabeza el listado de las ciudades colombianas donde más se consume marihuana, por eso el equipo médico del Hospital Universitario San Vicente Fundación advirtió sobre los efectos de esa práctica en el organismo humano.


Foto: Cortesía 

El debate del proyecto de ley que pretende legalizar la marihuana con fines medicinales en Colombia se realizaría en junio. 

Al igual que en la gran mayoría de los países del mundo occidental, en Colombia la marihuana es la droga ilícita de mayor consumo: aproximadamente 760.000 personas, de las cuales cerca del 57% tiene un diagnóstico compatible con dependencia.


Medellín, Cali y Bogotá son las ciudades donde hay más consumidores, principalmente jóvenes de género masculino entre los 18 y 25 años, seguidos por el grupo etario de 26 a 34 años. Más de la mitad de ellos presentan consecuencias a nivel afectivo, psicológico o físico.  


Afectaciones por consumo 


José Gómez Lizarazo, psiquiatra del San Vicente, aseguró que el consumo crónico de marihuana -al menos una vez en la semana por tres o más meses-, genera cambios en el cerebro que afectan gradualmente el control sobre los comportamientos, la motivación para realizar actividades y la relación con el entorno.


Además, indicó, hace que el consumidor vaya perdiendo la efectividad de su atención, concentración y memoria en el desarrollo de procesos cognitivos, o experimentando cambios sutiles en la conciencia y alteraciones emocionales, de sueño y de apetito, entre otros.


Según Marie Crépy Saab, toxicóloga del Hospital Universitario, ciertos estudios han demostrado que ese consumo crónico de marihuana puede desencadenar esquizofrenia en personas con predisposición, síndromes depresivos, de ansiedad y psicóticos. 


Eso, advirtió, sin contar afectaciones respiratorias como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), entre otras relacionadas con accidentes cardiovasculares, cardiopatías, arritmias cardiacas y demás causadas por el aumento de la frecuencia cardiaca y la tensión arterial.


Todo ello, sumado a la disminución de las defensas del organismo humano, alteraciones en la secreción de testosterona y movilidad de los espermatozoides, en los hombres, y complicaciones para el feto que ha estado expuesto durante el embarazo, en las mujeres.


Usos terapéuticos


Actualmente se conocen seis usos terapéuticos de la marihuana, entre los que se encuentran su consumo como analgésico, antiinflamatorio, antiemético (que impide el vómito), etc. Incluso, recientemente se ha empezado a analizar su incidencia en la detención del crecimiento de células cancerígenas.


Sin embargo, esos efectos positivos “no se han podido separar hasta el momento de los negativos, sobre todo a nivel del sistema nervioso central y de la mente”, aseguró Gómez Lizarazo.



Marihuana: ¿ingerida o fumada?

Según el equipo médico del Hospital Universitario San Vicente Fundación, el consumo de marihuana por ingesta podría hacerla más peligrosa que fumada debido a que hay más absorción de sus componentes en el organismo, cuya consecuencia es que llega en mayores niveles a la sangre y al sistema nervioso central, haciendo que la intoxicación y el cambio de comportamiento sean severos.