Salud

17 hospitales de Medellín exigieron al Gobierno pago de deudas por 607,6 millones de dólares
14 de Diciembre de 2016


Un grupo de 17 hospitales de Medellín exigieron al Gobierno y a las Empresas Promotoras de Salud (EPS) el pago de deudas por 1,8 billones de pesos (unos 607,6 millones de dólares).


EFE


Los hospitales y clínicas conformaron "Somos 14+1", una alianza que busca alertar a la ciudadanía sobre el problema de la cartera morosa que desde hace años presentan los hospitales públicos y privados de Medellín.


"La cartera viene en ascenso siempre, y ya son 1,8 billones de pesos que nos deben a las 17 organizaciones que pertenecen a la alianza. Todos estamos con esta situación muy problemática y caótica que ya nos tiene angustiados", dijo a Efe el director de la clínica CES de Medellín y uno de los voceros de la alianza, Mauricio Jaramillo.


Las organizaciones se unieron para manifestar la problemática de cartera que afrontan los hospitales por la falta de pago que hacen las EPS a los prestadores de salud y el déficit que esto ha generado en la inversión en tecnología y elementos sanitarios.


"Somos 14+1" nació hace tres años en el departamento de Antioquia, del cual Medellín es capital, inicialmente con catorce organizaciones preocupadas por el aumento de deuda en la cartera que los hospitales y clínicas estaban afrontando.


De acuerdo con un estudio divulgado el año pasado por la Defensoría del Pueblo, las regiones colombianas con el número más alto de recursos de amparo (tutelas) por salud son: Antioquia, Valle del Cauca, Bogotá, Caldas y Santander.


A su turno, las entidades con el mayor índice de tutelas son: Golden Group, la Nueva EPS, Coomeva, la EPS Servicio Occidental de Salud y Caprecom.


"Si no decimos lo que está pasando, los malos vamos a ser nosotros porque nos van a decir que no tenemos la capacidad para atender ni la tecnología. Lo que nosotros necesitamos para funcionar son recursos económicos", añadió Jaramillo.


El médico explicó que cuando un hospital atiende a una persona el pago se ve reflejado "hasta ocho meses después, es decir, a los 240 días, plazo que antes era de 190".


Por su parte, el gerente de la IPS universitaria de la Universidad de Antioquia, Juan Marín, explicó que el problema de salud en Colombia "pasó de ser una preocupación financiera a un conflicto social humanitario".


Marín resaltó los esfuerzos que está desarrollando el Gobierno pero afirmó que "no son suficientes para conjurar esta crisis económica que está pasando a una problemática de no atención a la salud".


Algunas de las organizaciones que integran la alianza son: el Instituto Neurológico de Colombia, Clínica Somer, San Vicente Fundación, Clínica Medellín, Clínica Las Vegas, Clínica del Prado y Clínica El Rosario.