Gastronomia

Salad: delicious and healthy
La ensalada: rica y sana
8 de Octubre de 2015


Como entrada, guarnición o plato fuerte la ensalada es un placer libre de culpas.



Ensalada de vegetales y frutas.

Valouth 

Programa de Gastronomía


Camilo Restrepo Ayala


Docente Colegio Mayor de Antioquia


camilo.restrepo@colmayor.edu.co


El diccionario de la lengua española define la ensalada como: “Hortaliza o conjunto de hortalizas mezcladas, cortadas en trozos y aderezadas con sal, aceite, vinagre y otras cosas”. La ensalada ha sido parte de nuestra gastronomía, de niños nuestras mamás nos obligaban a comerlas y de adultos descubrimos lo deliciosas que pueden ser.


Ensalada con queso y almendras.

Joan Nova


Comer ensalada tiene muchas ventajas. Es un alimento bajo en calorías, que genera saciedad, por lo que es muy recomendado para las personas que desean bajar de peso. Es una excelente fuente de fibra por lo que regula la digestión y ayuda a reducir el colesterol. Además es una de las mejores fuentes de vitaminas que contribuyen al buen estado de salud.


En la gastronomía internacional la ensalada se consume más comúnmente como entrada mientras que en la cocina colombiana ha sido tradicional servirla como una de las guarniciones del plato fuerte, aunque esto ha ido cambiando ya que en los restaurantes es común encontrar barra de ensaladas para ser consumida antes del plato principal.


En nuestra cocina la ensalada es una mezcla de vegetales y algunas veces de frutas aderezadas con limón y sal. La ensalada más común de las mamás paisas ha sido la de repollo, tomate, cebolla y zanahoria con limón, aceite y sal. También se consumía muy frecuente la de remolacha, zanahoria y cilantro con limón o mayonesa. Para ocasiones especiales se preparaba la ensalada rusa, que tiene papa cocida en cubos, arveja, zanahoria, cebolla, huevo duro y salchicha aderezada con mayonesa.


Ensalada con pimentón escalivado.

Jorge Díaz 


Hoy queda al gusto del comensal cómo preparar su ensalada, aparte de los ingredientes anteriormente mencionados se pueden utilizar los distintos tipos de lechugas, zucchini, pimentón, champiñones u otro tipo de hongo comestible, maíz dulce, berenjena, apio, tomates cherry, aguacate y cualquier otro vegetal que se desee utilizar. Si se quiera dar un toque agrio se pueden agregar aceitunas o alcaparras o si es lo contrario, lo que se desea es un sabor dulce, el agregarle frutas como el mango, la manzana, la uva, piña y melón son una buena opción.


En cuanto a aderezos, también conocidos como vinagretas, el límite es la creatividad del cocinero o del comensal. Desde el más simple con limón, vinagre, sal y azúcar, hasta los más novedosos con aceite balsámico, vino tinto, vino blanco, aceite de oliva, yogurt, crema de leche o mayonesa, mostaza, salsa soya.


Una forma de sorprender a los comensales es utilizar vegetales escalivados o caramelizados, mezclas de nueces o quesos y jamones madurados. Todo esto genera un delicioso producto y lo mejor de todo, beneficioso para nuestro organismo.


Cada país, con sus frutos y vegetales, hace una ensalada representativa.