Entretenimiento

Moisés Naím, the master mind behind El Comandante
Moisés Naím, la mente maestra detrás de El comandante
17 de Diciembre de 2016


El reconocido escritor y columnista venezolano Moisés Naím es la mente maestra detrás de El comandante, la serie producida por Sony, inspirada en la vida del expresidente Hugo Chávez, que mezcla elementos de la ficción con la realidad.



Andrés Parra.

Redacción entretenimiento


entretenimiento@elmundo.com


Moisés Naím, creador y productor de El comandante, aseguró que quienes critican la serie porque podría ser de glorificación o un ataque a Hugo Chávez, tienen en común que “ninguno de ellos la ha visto”. Lo que muestra “las pasiones que suscita este personaje”, según aseguró el periodista.


Laura Jaramillo,  periodista de NTN24, le realizó una entrevista al venezolano quien habló sobre esta serie que será emitida a través del Canal RCN muy pronto. Una producción de ficción catalogada como una de las más ambiciosas jamás producidas en español.


 


Moisés, usted no es famoso por ser productor de series de televisión. Usted es un reconocido columnista, ha sido académico, periodista, e incluso ministro hace muchos años en Venezuela antes del Gobierno de Hugo Chávez. ¿Cómo llega a crear esta historia?


Yo sabía que quería contar una historia inspirada en Hugo Chávez, pero tenía que ser ficción, tenía que ser en televisión, y que tenía que tener la inspiración de llegar a un público, una audiencia multitudinaria.


¿Cómo empezó el proyecto?


Me senté y escribí lo que se llama un tratamiento. Escribí cerca de 120 páginas en una historia de ficción que tiene que ver y está inspirada en lo que pasó en la Venezuela de Hugo Chávez y en lo que pasó con Hugo Chávez, pero es una serie de ficción. Y tuve la suerte de que muy rápidamente Sony decidió producirla y también tuve la suerte de que RCN también decidió transmitirla aquí en Colombia.


¿Y cuál es exactamente su papel en la historia? ¿Cuál es su rol con la producción?


Yo escribí el arco de la historia completa y hay un equipo de guionistas y hay todo un equipo de producción que está detrás de esto y además formo parte del equipo de producción.


Una de las cosas más curiosas y que más ha llamado la atención de la serie, es la elección del actor Andrés Parra quien interpretará a Hugo Chávez. Primero, es colombiano y segundo, es muy famoso por haber sido Pablo Escobar. ¿Cómo llegaron a él? ¿Por qué Andrés Parra?


Yo propuse a Andrés Parra a Sony, que aceptó mi propuesta, y afortunadamente llegamos a un acuerdo con el actor. Fue una cosa completamente meritocrática, yo no conocía a Andrés Parra, pero lo había visto. Había visto su plasticidad actoral y había visto su capacidad de cambiarse, de transformarse físicamente y psicológicamente en otra persona y no tiene nada que ver con que haya hecho el personaje de Pablo Escobar, en sentido que no hay una continuidad. Lo que me impresionó fue la capacidad de Parra de encarnar a otra persona de una manera total, de sumergirse en el alma de otra persona, por así decirlo.


Moisés Naím.


Hugo Chávez era un personaje muy reconocible y que tenía unas expresiones particulares. ¿Cómo se preparó Parra para convertirse en Hugo Chávez? ¿Le parece que lo está haciendo bien?


Andrés Parra hace una interpretación de Hugo Chávez que es excepcional, y que va a confirmar que Andrés Parra es uno de los mejores actores que hay hoy en día en América Latina. Parra dijo que uno de los retos más grandes que tuvo al hacer a Hugo Chávez es el de interpretar a un actor que es mejor que él. No hay que olvidar que Hugo Chávez pasó una gran parte de su presidencia frente a las cámaras. 


Hugo Chávez entre los muchos talentos que tuvo, fue el saber usar los medios de comunicación, el tener sistemas de propagandas muy sofisticados. Pero sobre todo, de utilizarse asimismo como figura de su programa Aló Presidente, en el cual pasaba horas enteras, era un programa de variedad donde él cantaba, tomaba decisiones, despedía gente y regañaba a los ministros, regalaba casas, hacía promesas románticas a su entonces esposa, insultaba a la oposición. En fin, ahí pasaba de todo y Andrés Parra, él mismo lo dice, se preparó pasando horas y días enteros viendo una y otra vez a Hugo Chávez.


¿Y usted cómo se preparó para escribir sobre él?


Viviendo, yo llevo escribiendo sobre Hugo Chávez desde hace muchos años en mis columnas, soy venezolano, y por supuesto que es imposible ser indiferente, nadie es indiferente a Hugo Chávez. Lo que pasa es que yo he trabajado mucho, yo creo que he leído todos los libros que se han escrito sobre él. He visto mucho de lo que él ha dicho en televisión. Yo llevo años tratando de entender e interpretar a Hugo Chávez y su actuación.


Esta es una producción gigantesca, 600 actores, más de 50 capítulos y usted no tenía experiencia en esta área ¿Qué le ha sorprendido del mundo de la televisión?


Sí, he tenido muchas sorpresas en esto, yo soy un novato en este campo, me ha sorprendido mucho la escala de todo esto, la complejidad. Es una serie muy ambiciosa, Sony ha dicho que es la serie más ambiciosa que ha hecho en su historia en América Latina, en el presupuesto, complejidad y valores de producción. He quedado muy asombrado de la escala y de cuanto es esto, un trabajo en equipo.


La televisión es un trabajo en equipo  y  yo estaba acostumbrado a sentarme a escribir una columna periodística o un libro yo solo. Esto no, esto tiene todo tipo de protagonistas, están los guionistas, está el director, los productores, después quienes editan, en fin, hay un equipo realmente grande. Lo que vemos en la pantalla es el resultado de los esfuerzos y la creatividad y el talento de un sinnúmero de personas.


Y en esta historia ¿qué tanto es ficción y qué tanto es basado en la vida real?


Es una historia de ficción, lo hemos dicho una y otra vez, no pretende ser una biografía, no pretende ser un documental, no pretende ser educativa. Esto es una historia de ficción que va, creo yo, a capturar la atención de la audiencia.


Hugo Chávez es un personaje de odios y de amores intensos y de hecho cuando se anunció la serie, hubo todo tipo de controversias, los opositores decían que estaban convirtiendo en un héroe a una persona que había dejado consecuencias nefastas para Venezuela; y los miembros del Gobierno y los chavistas han dicho que esto es un ataque a su legado y que realmente están buscando destruir su imagen. ¿Qué va sentir la gente cuando vean el Hugo Chávez que ha creado Moisés Naím?


Lo que tienen en común quienes criticaron la serie porque pensaron que podía ser la glorificación de Chávez y quienes criticaron la serie porque pensaron que iba a ser un ataque a Chávez es que ninguno de ellos la ha visto, estaban opinando sin haber visto nada, lo que muestra las pasiones que suscita este personaje.


Hay dos realidades que nadie puede cuestionar, independientemente de su ideología y de su simpatía. La primera, es que Hugo Chávez fue un personaje y un político extraordinariamente carismático cuya fama trascendió a América Latina. Y la segunda realidad, es que sus acciones crearon las condiciones para las tragedias que estamos viviendo hoy en día. Chávez fue un político excepcional, un líder de masas, quien atrajo mucho apoyo popular.


No hay duda de que sus políticas y sus decisiones crearon las condiciones que estamos viendo hoy en la Venezuela que está sufriendo.




Sobre el periodista

Moisés Naím es uno de los columnistas más leídos en lengua castellana. Sus columnas semanales sobre la realidad mundial son publicados por los principales diarios de América Latina así como por El País de España, La República de Italia y The Atlantic de los Estados Unidos. En 2011 recibió el Premio Ortega y Gasset, el premio más prestigioso del periodismo español.


Naím se desempeña como miembro distinguido del Carnegie Endowment for International Peace en Washington, DC  y es el director y  presentador de Efecto Naím, un programa de televisión semanal sobre temas internacionales transmitido en Estados Unidos y Latinoamérica a través del canal NTN24.


En 2013, Naím fue incluido por la revista británica Prospect en la lista de los intelectuales más destacados del mundo y en 2014 y 2015 fue reconocido como un “global thought leader” por el Gottlieb Duttweiler Institute de Suiza por El fin del poder.