Educación

Designers have a public academy in Medellin
Diseñadores tienen academia pública en Medellín
Autor: Yeison Camilo Garcia Garcia
17 de Septiembre de 2014


La nueva Escuela de diseño pública de Medellín tiene una oferta académica que incluye a estudiantes que no tienen la capacidad económica para acceder a instituciones de educación superior privada.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Los diseñadores textiles que se han formado en la Institución universitaria Pascual Bravo, han participado en eventos como Colombiamoda; mientras que los gráficos,  se perfilan para participar en eventos internacionales. 

educacion@elmundo.com 


Twitter: @yecgarcia


La Institución universitaria Pascual Bravo presentó ayer la nueva Escuela de diseño pública de Medellín, que está ubicada en el campus de Belén y ofrece educación superior en diferentes áreas del desarrollo creativo. Este espacio académico, el primero de este tipo en Antioquia y el cuarto en el país -después de Bogotá, Cali y Pamplona-, hace parte del proyecto Campus Universitario que cuenta con el apoyo de la Alcaldía Municipal y la Agencia de educación superior, Sapiencia.


Clara Zapata Jaramillo, decana de la Facultad de Producción y diseño, de esa institución, afirmó que esta Escuela se fundó bajo la línea de inclusión social con calidad, como respuesta al potencial creativo de los jóvenes de los estratos 1, 2 y 3  que aspiran a desarrollar sus capacidades de forma coherente con los estándares que exige Medellín como una ciudad innovadora.


Oferta académica y metodología


Desde la administración de esa institución se creó una oferta académica que incluye programas tecnológicos propios del campo creativo: Diseño textil y producción de modas, Diseño gráfico y gestión de la imagen, y Diseño en animación digital. Asimismo, se están gestionando ante el Ministerio de Educación Nacional otros como Diseño para aplicación de medios y nuevas tecnologías, Diseño integral aplicado a la imagen en movimiento y procesos artísticos, y el pregrado en Gestión del diseño.


Además, expresó la decana, se aplicó un modelo pedagógico -basado en talleres y seminarios- articulado al concepto de aulas polivalentes, es decir, “espacios donde los estudiantes generan diálogos con el equipo de docentes y desarrollan el pensamiento global y creativo, para aprender colectivamente y con una visión de las necesidades de la ciudad y el país”.


Al respecto, Mauricio Morales Saldarriaga, rector de la Institución universitaria Pascual Bravo, dijo que en ese tipo de ambiente polivalente se aprovecha la tecnología para trabajar mediante talleres centrales, que conforman uno integral, en los cuales se utiliza el internet como una nueva esfera de conocimiento, en la que se halla y comparte información con los demás.


Conexión con el sector productivo


Según Zapata Jaramillo, esta nueva oferta académica pretende, también, posicionar a los diseñadores locales en el sector productivo, como profesionales competitivos. Para ello, se estableció a la investigación como eje transversal de la propuesta curricular con la cual se prepara a los jóvenes creadores para la fundación de empresas del campo del diseño.


En ese sector, “la Escuela tiene unas perspectivas de crecimiento importantes, porque el sueño es convertirla en el Centro metropolitano de diseño, desde el cual alentemos el emprendimiento y el encuentro con pares académicos, para aportar soluciones en los aspectos que realmente requiere la ciudad”, concluyó la decana.



Avances en educación superior

Durante la presentación de la Escuela de diseño pública de Medellín, el alcalde Aníbal Gaviria Correa destacó “dos aspectos fundamentales”:


1. El propósito de descentralización de la educación superior para llevarla a distintas comunas de la ciudad en la que no hay oferta académica de instituciones públicas.


2.  La cobertura territorial y temática para acceder a la educación superior en condiciones de calidad y pertinencia, que garanticen el crecimiento personal y profesional.


En últimas, indicó el alcalde, las instituciones de educación superior, como la Escuela de diseño, tienen como objetivos desarrollar capacidades en los estudiantes, incentivar proyectos de vida y promover “soluciones a los principales problemas de las ciudades latinoamericanas: el irrespeto por la vida y la desigualdad, a través de la educación”.