Economía

Modest expectations of employment for 2017
Modestas expectativas de empleo para 2017
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
15 de Diciembre de 2016


La construcción, el comercio y los servicios seguirán siendo los sectores que impulsarán el empleo en Colombia el próximo año, aunque la economía global se muestre en un panorama complejo.


Foto: Archivo El Mundo 

Los megaproyectos y las obras de construcción son los que generarán nuevos trabajos en el país.

Las intenciones de contratación se verán modestas para el comienzo de 2017. 16% de los empleadores encuestados por ManpowerGroup Colombia prevén aumentar su personal, 10% piensan disminuirlo y 68% planean mantenerlo estable con una expectativa neta de empleo de +6%, mientras que hace un año era de +10%, lo que significa que se redujo cuatro puntos porcentuales (pp).


Según Javier Echeverri, country manager para ManpowerGroup Colombia, factores claves como el proceso de paz, la Reforma Tributaria, la disminución de la inflación y el inicio del periodo presidencial en Estados Unidos determinarán el proceso de contratación y generarán la confianza necesaria en la inversión para crear nuevos puestos de trabajo formales.


Carlos Julio Díaz Lotero, director ejecutivo de la Escuela Nacional Sindical (ENS), comentó que “la situación de la economía está incierta porque crece lentamente por la devaluación, la inflación y la Reforma Tributaria que influirá en la contracción de la demanda porque afectará el consumo por el aumento de impuestos, todo esto sumado genera pesimismo en el país frente al futuro de la economía”. 


Analizando la información por regiones, en cuatro de cinco se prevé un aumento de personal durante el próximo trimestre, las intenciones de contratación más optimistas se ven en el Pacífico y el Caribe con el 14% y 12% respectivamente, en ambas regiones la construcción y los servicios están jalonando el empleo formal. En la región Andina alcanza un 6%, Amazonas con un 4% y Orinoquia con un -2% reflejando las dificultades del sector petrolero.


Cali es la ciudad con mayor expectativa neta de empleo con un 11%, Bogotá y Leticia 10%, Medellín, Cartagena y Bucaramanga 9%, Barranquilla 8%, Ibagué 0% y el Eje Cafetero -11%.


Por sectores, la construcción reporta las intenciones más optimistas con 21% de expectativa neta de empleo, seguido de finanzas, seguros, propiedad raíz y agricultura y pesca alcanzan un 15% y 14% respectivamente, las manufacturas 11%, los servicios 10%  y la minería -13%.


Nicolás Ocampo Restrepo, sociólogo y coordinador del Observatorio del Mercado de Trabajo (Ormet) regional Antioquia, explicó que se impulsará más que todo el sector de la construcción “con el tema de grandes obras y megaproyectos que son una fuente importante de empleo. Hay otros sectores que no se sabe cómo se afectarán porque dependen del dólar y de la economía norteamericana, especialmente las flores, los textiles, entre otros”. Asimismo, Díaz Lotero indicó que la construcción seguirá siendo importante, aunque el tema del empleo va a ser marginal y “podría haber un leve crecimiento, a no ser que haya cambio en la orientación económica del país”.


Por su parte, Jorge Coronel López, economista y profesor de Economía de la Universidad de Medellín manifestó que el próximo año aparentemente es de un menor crecimiento y eso indiscutiblemente atenta contra el empleo,  especialmente el formal. “Quizá habrá que prender alarmas sobre el aumento de la formalidad dado que cuando hay una contracción en el ciclo, lo que se restringe es el empleo formal y aumenta de alguna manera la informalidad, en ese sentido estamos en un escenario que ya ha ocurrido en el pasado”. 


Ocampo Restrepo concluyó que existe la necesidad de implementar nuevas competencias laborales, porque muchos sectores en un decenio se verán desplazados por el aumento de la tecnología que requerirán nuevos saberes y habilidades.



Situación regional

Ocampo Restrepo argumentó que en Medellín y el área metropolitana el empleo seguirá siendo jalonado por los clústeres de la construcción y los servicios, que es precisamente una apuesta de la Alcaldía. “En las otras subregiones como en el Urabá, se está potenciando el megaproyecto por la entrada de un nuevo puerto para reducir la distancia hacia la capital antioqueña”. Además, Ocampo Restrepo dijo que otras subregiones también están marcadas por estas grandes obras como Hidroituango y que a su alrededor generan trabajos en hotelería y comercio, sin embargo “actualmente, no se ven avances en la industrialización y desde lo tradicional, en el Oriente se emplea más que todo en el sector floricultor”.