Economía

At its 50th year Enka continues reinventing itself
En sus 50 años Enka sigue reinventándose
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
14 de Diciembre de 2016


Enka de Colombia tiene su planta localizada en Girardota, Antioquia y era una compañía que enfocaba su producción únicamente en la región Andina, hoy exporta a cerca de 17 países.


Foto: Bladimir Venencia 

Álvaro Hincapié Vélez, presidente de Enka.

Lo que hacía la empresa Enka en el 2002 equivale a un 20% de lo que hoy fabrica porque el 80% corresponde a nuevos productos, lo que representa una trayectoria conmemorativa a lo largo de sus 50 años de operaciones que tejen una historia de transformación e innovación. 


Esta compañía de ingenieros es reconocida por ser líder en el reciclaje de botellas PET en Colombia, el principal fabricante de lona para llantas de nylon 6 en América y el mayor productor de filamentos y fibras sintéticas en la región Andina. 


Esta compañía ha tenido el carácter que dejaron los primeros dueños de origen alemán y holandés y la filosofía que tiene el Grupo Empresarial Antioqueño, principal accionista de Enka de Colombia que a través de este tiempo ha sido pilar fundamental para el desarrollo de los sectores de textiles, autopartes y plásticos en la región. Además, se ha destacado por reinventar su estrategia de negocio al haberse propiciado la incursión de Asia en la industria del poliéster, ocasionando el deterioro del mercado y la reducción de competitividad que los llevó a acogerse en 2002 a la Ley 550 de reestructuración empresarial.


Según Álvaro Hincapié Vélez, presidente de Enka, “actualmente la deuda bajo la Ley 550 asciende a unos $11.000 millones, un 4% de lo que se reestructura en 2002”.


Por lo que con el firme compromiso de superar su difícil situación financiera para volver a ser una empresa rentable y con potencial de crecimiento, se fijaron los objetivos de transformarse y enfrentar retos como el cambio cultural en la organización, la reducción de costos y gastos fijos, la renovación tecnológica y el desarrollo de nuevos mercados.


Álvaro Hincapié Vélez manifestó que buscaron nuevos negocios y se salieron de algunos que en el pasado fueron beneficiosos pero dejaron de serlo, “vimos que nos teníamos que abrir al mundo y buscar solidez financiera. Entendimos que el negocio textil de commodities sería dominado por los asiáticos y no íbamos a lograr mantenerlo”, por lo que desde ese momento surgió un pilar que denominaría la razón de ser de la empresa: la sostenibilidad. 


En ese sentido, hoy más del 40% de los productos que venden provienen de materias primas recicladas y en 2009 era tan sólo de un 9%. Es reconocida también porque tienen campañas en las redes sociales como “Únete a mi Eco” en donde motivan la consciencia medioambiental y logran replicarlo en los colegios y en las universidades.


Enka de Colombia genera 1.200 empleos directos, alrededor de 5.000 indirectos y tiene cuatro líneas de productos que son las fibras, los hilos industriales, los filamentos y las resinas.


“Es importante para nosotros la lona para llantas que es un producto de alta ingeniería, todo lo que tiene que ver con sostenibilidad en el proceso de botella a botella y en la parte de fibras. Seguimos con un enfoque muy grande en el sector textil por el nylon y el poliéster”, señaló Hincapié Vélez.


Además, agregó el presidente de Enka que en el caso de las resinas que están en contacto con alimentos y que fabrican a partir de botellas PET recicladas, sus clientes son las principales productoras de bebidas de Colombia y el mundo y cuentan con una planta de reciclaje de PET que está entre las dos más modernas del orbe. 


Es por eso que convierten lo ordinario en productos extraordinarios, apostándole al reciclaje como un negocio rentable y empleando alrededor de 10.000 recicladores. En 2009 recogieron 5.300 toneladas de botellas y la meta este año es conseguir alrededor de 30.000 toneladas. Por lo que tienen el reto de seguir apostándole al reciclaje, ya que en Colombia se llega a un 25%, mientras que en países como México y Brasil superan el 55%. 



En sus 50 años Enka sigue reinventándose