Fútbol en el Mundo

Everton remounted and stopped Arsenal’s impetus
Everton remontó y frenó el ímpetu del Arsenal
Autor: Redacción EL MUNDO
14 de Diciembre de 2016


Mientras las ligas europeas descansan, en Inglaterra la Premier no para; ayer comenzó la fecha 16 con dos juegos y hoy se complementa la jornada.


Foto: EFE 

En el último suspiro, Everton le arrebató los tres puntos al Arsenal.

Fallar cuando lo tiene todo a su favor es un sello característico del Arsenal. Un triste sello que ayer volvió a demostrar en el partido ante el Everton, que comenzó ganando de forma justa, con buen fútbol y terminó diluido, derrotado.


Arsenal se fue arriba en el marcador gracias a una falta cobrada por el chileno Alexis Sánchez que se desvió en el defensa Ashley Williams y terminó en el fondo de la red.


El equipo de Arsene Wenger era el claro dominador de las acciones y tenía al frente a un equipo lleno de dudas, comenzando por su propio entrenador, Ronald Koeman, quien no ha podido encontrar un estilo de juego para el Everton y que tenía al equipo sumido en una crisis de resultados con tres derrotas y dos empates en los últimos juegos; no conocían la victoria desde octubre.


Pero fiel a su estilo volátil e impredecible, Arsenal permitió la reacción del rival y cerca del descanso, el buen lateral Lieghton Baines se escapó por la banda, tiró un centro y encontró la cabeza de Seamus Coleman. Nada que hacer para el portero Petr Cech.


En el segundo tiempo se repitió una imagen común en los partidos del Arsenal: los Gunners atacaron por todos los flancos, dominaron el balón y los tiempos, pero carecieron de efectividad para dar la puntada final. Y cuando todo parecía empate, otra desconcentración del equipo londinense permitió que un tiro de esquina del Everton terminara en el fondo de la red para la victoria del local 2-1, que acabó con la esperanza del Arsenal de alcanzar la punta del campeonato en esta fecha y ahora tendrá que esperar a que Chelsea no venza al Sunderland para no desprenderse mucho de la primera posición.


En el otro juego adelantado de la fecha, Leicester volvió a perder; esta vez fue 1-0 ante Bournemouth, y regresó a la cruda realidad que vive esta temporada en la Premier, instalado cerca de los puestos de descenso e incapaz de enderezar su situación.


El conjunto del italiano Claudio Rainieri tiene dos caras en la actual temporada: la imagen europea, que le ha llevado con autoridad a los octavos de final de la Liga de Campeones, y la de la competición inglesa, donde languidece y no pasa de esporádicas reacciones como en la jornada anterior cuando goleó 4-2 al Manchester City.