Economía

EPM payed 30% more for Aguas de Antogasta: Comptroller’s office
EPM pagó sobreprecio de 30% por Aguas de Antofagasta: Contraloría
Autor: Igor Eduardo Torrico Silva
6 de Diciembre de 2016


Aunque la auditoria de la Contraloría de Medellín es definitiva, ahora viene un proceso administrativo en el cual EPM debe demostrar la idoneidad de la inversión.


Foto: Cortesía 

Instalaciones de Aguas de Antofagasta, Chile.

La Contraloría General de Medellín finalmente dictaminó que el valor pagado por EPM en la adquisición de la chilena Aguas de Antofagasta (Adasa) tuvo un sobreprecio de al menos 30%, lo que es igual a $562.000 millones o 136.717 millones de pesos chilenos. Decisión que la principal empresa de la ciudad considera injusta por lo cual ya prepara sus descargos.


Según el informe titulado Auditoría Especial Adquisición Aguas de Antofasgasta S.A (Adasa) “EPM pagó por encima del promedio de negociación, poniendo en riesgo el retorno esperado del capital invertido, con lo cual se configura un hallazgo de tipo administrativo con presunta incidencia fiscal”.


El informe usa como metodología comparar el costo que tuvo Aguas de Antofagasta al momento de su adquisición con el costo de las ventas de otras empresas del sector sanitario en Chile entre los años 2002 y 2011. Para ello usan el llamado Ebitda (beneficio bruto antes de gastos financieros).


Sostiente la Contraloría que Aguas de Antofagasta costó trece Ebitdas mientras que las restantes empresas negociadas en la nación austral se vendieron entre diez y once Ebitdas.


Agrega el informe que se paga más por empresas cuyas concesiones son más largas, lo que no es el caso, según la Contraloría, de Aguas de Antofagasta, ya que “EPM sólo tiene 18,5 años para recuperar la inversión adquirida a un múltiplo de 13 veces”.


A todo esto agrega la Contraloría, que EPM pagó por cliente US$5.824 mientras que el promedio en Chile en transacciones similares fue de entre US$2.061 y 1.204.


Metodologías distintas


EPM dio respuesta en horas de la tarde en rueda de prensa a las conclusiones de la Contraloría. El vicepresidente ejecutivo de Finanzas Corporativas y Gestión de Riesgo, Jorge Andrés Tavares, explicó: “Nosotros estamos absolutamente convencidos que Aguas de Antofagasta es una buena inversión. La metodología que usamos para definir este valor en este caso y en todos los que hacemos es la universalmente aceptada que es el flujo de caja libre descontado”, y la diferenció de la metodología aplicada por la Contraloría: “Indirecta y simplificada”. 


Sobre la usada por ellos explicó: “Nosotros establecemos el valor del activo en el potencial de ingresos que nos puede generar esa compañía. Con un análisis detallado de todas las líneas de negocio y definimos con eso cuál es el valor adecuado que generará una rentabilidad acorde al riesgo y beneficio para EPM y para la ciudad”. 


Indicó el vicepresidente que ya la auditoría está concluida. Ahora se abre el proceso administrativo donde la empresa debe demostrar que no hubo pérdidas en ese negocio.


Considera Tavares que este nuevo capítulo le da la oportunidad a la empresa de traer expertos independientes para que ratifiquen lo que EPM ha sostenido en relación a lo positivo que ha sido la adquisición de Aguas de Antofagasta.


El proceso por venir no tiene tiempo definido, precisó Maritza Alzate, secretaria general de la empresa municipal: “Será la Contraloría la que lo determine”.



Internacionalización en duda

Sobre las inversiones de EPM en el exterior, se han destacado entre las voces más críticas en el Concejo de Medellín, las corporadas Luz María Múnera (Polo Democrático Alternativo) y María Paulina Aguinaga (Centro Democrático).


Ambas han venido sosteniendo que debe ser revisada la estrategia de internacionalización de EPM, ya que en la mayoría de los casos está constituida por malos negocios.


Aguinaga ha señalado: “Estamos hablando de más de $5 billones en el exterior que están en riesgo, en inversiones que no se van a recuperar o que tienen un alto riesgo de no hacerlo”.