Economía

In half a century, agricultural activity decreased 46% in Medellín
En medio, siglo actividad agropecuaria ha bajado 46% en Medellín
Autor: Yonatan Rodríguez
6 de Diciembre de 2016


De 1960 a 2015, la producción en las zonas rurales de la ciudad se ha convertido en economías familiares de subsistencia, siendo las centrales de mercado la principal fuente de abastos para la ciudad.


Foto: Cortesía 

Alcaldía de Medellín

Para 2015 el índice de pobreza multidimensional en el campo fue de 44,7%.

A propósito de la celebración del Día del Campesino en los diferentes corregimientos de Medellín, una encuesta citada por la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de la ciudad, evidencia que esta población, que representa a cerca de 4.000 familias de pequeños productores, señala graves problemas en materia de relevo generacional. 


Aunque los gobiernos Nacional y Local han puesto en marcha programas para estimular el desarrollo del campo y mejorar las condiciones de vida de los trabajadores agropecuarios, la falta de continuidad de los programas sociales, sumada a la expansión urbanística de la ciudad, han hecho que la frontera entre la Medellín urbana y la rural, que ocupa cerca del 70% del territorio, se desdibuje con más fuerza. 


Así lo explicó José Fernando López Piedrahíta, subsecretario del Despacho Rural de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Medellín, quien dijo que “eso no es sólo un problema de la ciudad, pasa desde Dinamarca hasta Medellín. Estamos viendo cómo la tierra se divide en parcelas cada vez más pequeñas, ya sea por el turismo o la densidad poblacional. Para un productor, como es el caso de Santa Elena, resulta más productivo parcelar un lote y montar unas cabañitas, que seguir cultivando”, puntualizó el funcionario.


Y es que, según datos de esta entidad, una encuesta realizada en 2.277 parcelas de Medellín, reveló que el 59% de estos predios tienen menos de 1.000 m2; seguidos por los rangos entre 1.000 y 6.000 m2, que representan el 26%; y entre 6.000 y 10.000 m2, con un 7,9%; para finalizar con afincados de más de 10.000 m2, que sólo ocupan un 6,4% de este territorio.


El modelo de producción en la cosecha de estos sembrados es principalmente de economía de subsistencia, en la que se sustrae el consumo del hogar y se comercializan los excedentes de esta recolección. Huertas y plantaciones de corta extensión, junto con pequeños montajes pecuarios de codornices, gallinas y cerdos, configuran la estructura productiva del campo medellinense.


El futuro del campo  


Desde la perspectiva de Ricardo Jaramillo, gerente de Agrofuturo, el problema de la ola migratoria del campo a las ciudades, se debe manejar también como un asunto de oportunidades: “Un joven no va a ver atractivo el campo si sólo encuentra actividades primarias, es importante generar la idea de que el campo ofrece más que ir a trabajar con un azadón, porque requiere capacidad técnica y mano de obra profesional. El agricultor del futuro va a manejar su producción con drones y aplicaciones, y tendrá un control muy importante sobre la producción”, explicó Jaramillo, al señalar el campo colombiano como un escenario de oportunidades a futuro para los jóvenes profesionales de las ciudades. 



¿Qué se produce en Medellín?

La población rural de los cinco corregimientos de Medellín, está asistida técnicamente en materia de producción por la Umata y la Unidad de Empresarismo Rural. Cebolla, cilantro, papa criolla, coliflor, pepino; uchuva, fresa, breva, naranja, mandarinas y limones, son algunas de las hortalizas, verduras y frutas de clima frío y medio, que se pueden encontrar en los Mercados Campesinos, ubicados en los diferentes parque de la ciudad, producto de la labor de las familias asentadas en los campos de Medellín.