Política

For an Antioquia of owners
Por una Antioquia de propietarios
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
6 de Diciembre de 2016


La Empresa de Vivienda de Antioquia, Viva, cumple hoy quince años de labores y la efemérides se celebrará esta tarde-noche en el Hotel Dan Carlton.



Primeros miembros de la junta directiva de Viva en el Gobierno de Guillermo Gaviria Correa.

Una idea que nació con el Gobierno liberal en Antioquia de Guillermo Gaviria Correa, que se fortaleció en las también administraciones liberales de Eugenio Prieto Soto y Aníbal Gaviria Correa, que no brilló en la era fajardista y que hoy resucita con el gobernador Luis Pérez Gutiérrez, se llama Viva, Empresa de Vivienda de Antioquia, y hoy está cumpliendo quince años al mando del administrador público, exdiputado, excandidato a la Cámara y entusiasta emprendedor, Guillermo Palacio Vega.


Precisamente este funcionario recordó que esta empresa industrial y comercial del Estado del orden departamental, se gestó para contribuir a la disminución del déficit de vivienda en el territorio.


Según el Dane, en Antioquia habitan aproximadamente 6.5 millones de personas que conforman cerca de 1.5 millones de familias y el déficit cuantitativo de vivienda es de 54.668: 28.794 en las zonas urbanas y 25.874 en las rurales.


Precisó que esa escasez habitacional se presenta en los estratos 1 y 2, es decir, aquellas familias que se encuentra en pobreza extrema, en situación de desplazamiento o que han sido afectadas por alguna condición de riesgo o afectación de olas invernales.


Primeras familias beneficiadas por Viva.


El gerente de Viva también detalló que la labor de esta entidad “ha aumentado la esperanza de vida en nuestra región, en Viva trabajamos día a día para eliminar la brecha de inequidad en materia de vivienda, logrando que familias ubicadas tanto en zonas urbanas como rurales tenga una vivienda digna dentro de un hábitat apropiado”. 


Vivienda rural 


Reveló que el déficit de vivienda en el departamento ha contribuido a aumentar la brecha social en el territorio rural y que por eso se hace necesaria una respuesta articulada y especializada por parte de las instituciones públicas  y privadas, en la cual Viva ha sido líder, permitiendo invertir adecuadamente el capital disponible, y gestionando nuevos recursos para atender de manera priorizada a los grupos poblacionales más vulnerables.


Dicha respuesta, dijo, ha estado acompañada de programas sociales que han permitido generar capacidades técnicas, comunitarias y humanas en las poblaciones con miras a regresar al campo.


Para Viva, el programa de vivienda en la nueva ruralidad posibilita que familias antioqueñas que viven en zonas rurales y más alejadas de los cascos urbanos, obtengan una vivienda propia o el mejoramiento de la misma,  permitiendo de esta forma que los campesinos sigan contribuyendo con el desarrollo agrícola y productivo del departamento, garantizando el arraigo y retorno a sus tierras. “Estamos llegando a los lugares más apartados del departamento, para que nuestros campesinos puedan tener vivienda digna y así transformar positivamente la calidad de vida de todos los antioqueños”, dijo Palacio V.


Vivienda urbana


Respecto a la vivienda urbana, la Empresa de Vivienda de Antioquia, comentó su gerente, ha sido promotora de acciones con el Gobierno Nacional, los municipios y el sector privado, convirtiéndose en la entidad líder que desde la institucionalidad orienta hacia donde se construyen y se desarrollan los proyectos de vivienda y el mejoramiento del hábitat, permitiendo de esta forma el fácil acceso a la vivienda de los grupos poblacionales vulnerables cuyo sueño ha sido el de ser propietarios. 


Explicaron que un hábitat de calidad no comprende sólo las viviendas particulares, sino también un entorno consolidado con espacios públicos, equipamientos y servicios diversificados. Por eso se ha intervenido integralmente en los sectores más deteriorados de las poblaciones a nivel físico, social y económico, para garantizar el desarrollo sustentable de Antioquia, “no se trata de entregar una simple vivienda, sino de construir un hogar en un entorno apropiado para el sano crecimiento de una familia y por ende de una sociedad”, afirmó Palacio V. 


Aliado estratégico


Durante los últimos años, Viva ha generado mayor aporte en la reducción del déficit cuantitativo, fundamentado primero en el análisis territorial donde se evidencia que la necesidad real de los hogares del departamento es una vivienda nueva y no un mejoramiento de vivienda; y segundo, en el comportamiento de las bolsas establecidas por el Gobierno Nacional para el otorgamiento de subsidios que concentran su interés en vivienda nueva, tanto urbana como rural, lo que implicó mayor inversión de recursos por unidad de vivienda, pues no es igual la inversión requerida en una vivienda nueva que en un mejoramiento.


Según su gerente, Viva, basada en sus principios de calidad y  dignidad, ha liderado una histórica inversión en proyectos de vivienda para Antioquia, llegando a ser el departamento con mayor número de subsidios del Gobierno Nacional para viviendas urbanas y rurales; para lo cual se han superado varios retos desde lo administrativo, jurídico y financiero, retos que hicieron que hoy esa empresa crezca y logre la intervención en diferentes proyectos que aportaron a disminuir las desigualdades sociales en Antioquia.


Lo anterior basado en lo que dice su gerente “la vivienda es una necesidad inminente, es una necesidad para ahora, para ya y no podemos descansar ningún organismo ni nacional ni regional en cumplir con esa tarea” Hoy esta empresa puede mostrar con orgullo que en su año quince de labores ha iniciado la construcción de 243.11 viviendas.




Quince años después

Guillermo Palacio afirma que “después de quince años de caminos recorridos, esfuerzos compartidos y proyectos realizados, un departamento tan diverso, amplio, vasto y complejo, cuenta con una empresa de vivienda consolidada y fortalecida, que se la juega por la calidad de vida de los antioqueños. Y lo hace a través de la gestión planificada y eficiente de los programas de vivienda y hábitat, que se enmarcan en un acompañamiento social que desarrolla capacidades para la convivencia y la dignidad”.


En ese sentido su accionar está trazado por una política pública de vivienda y hábitat, que orientará qué se construirá en Antioquia.


Y tendrá una cobertura nacional para vender productos y servicios.