Economía

The keys for the teleworker are discipline and self-control
Las claves para el teletrabajador son la disciplina y el auto-control
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
4 de Diciembre de 2016


Los teletrabajadores perciben que se benefician con el ahorro de tiempo al desplazarse en un 49%; autonomía e independencia con 40% y en mejora de la calidad de vida en un 33%, según una encuesta del Centro Nacional de Consultoría,


Foto: Hernán Vanegas 

Bogotá cuenta con 55.848 teletrabadores; Medellín con 25.081 y Cali con 5.723.

El teletrabajo es un fenómeno que está adquiriendo cada vez más fuerza en los mercados laborales en diferentes lugares de planeta. Dispositivos como el televisor, el smartphone, el teléfono de la casa, etc. representan distracciones considerables. La clave para mantener todo bajo control es la organización, responsabilidad, disciplina, auto-control y darle prioridad al trabajo. 


Quien participe de dicha tendencia, debe conocer el manual y las recomendaciones para ser más productivo. 


Manual del teletrabajador: 


¿Qué hacer y qué no?


Si bien es cierto que el teletrabajo conlleva beneficios tanto emocionales como económicos para los empleados, no significa que el proceso de adaptación a esta modalidad sea algo fácil. 


En ese sentido, el empleado es el encargado de exigirse, aprender a manejar sus tiempos y responder ante las tareas que tenga a diario. 


Luis Camacho, section manager de Hays, compañía líder en reclutamiento y selección especializada en el mundo, recomienda los siguientes elementos: 


El orden entre el espacio y el tiempo, ya que para los empleados, lo más difícil es lograr la separación trabajo/hogar porque desligarse de las tareas de la casa y enfocarse en el trabajo requiere un ajuste en esos aspectos.


Al respecto, Camacho profundizó: “Uno de los comportamientos que hemos visto cuando se contrata en una modalidad como el teletrabajo es que los empleados tienden a trabajar 20% más, ya que es mucho más difícil despegarse de las labores pues no hay cambio de ambiente”.


Otro factor es que cuando se va a trabajar es precisamente a trabajar. “El teletrabajador debe crear una rutina en donde organice su tiempo y responsabilidades de forma tal que cuando inicie su jornada laboral, la pueda llevar a cabo sin distracciones ni interrupción”, agregó Camacho. 


El siguiente punto es esencial y se trata de evitar distracciones, ya que en el momento de teletrabajar es necesario aprender a mantener las distracciones bajo control. 


Por último, aprender a ser su propio jefe no es tarea fácil pero tampoco imposible, “aunque no se tenga una figura de autoridad ejerciendo presión, las personas que trabajan bajo esta modalidad deben autorregularse, monitorear su productividad y resultados”, puntualizó Camacho. 


Asimismo, Jonathan Magnin, especialista en marketing, educación y en orientación profesional explicó que la personas están “cada vez más y más cansadas de los puestos de trabajo de oficina de 8:00 a.m. a 6:00 p.m. Comenzar no es fácil, aunque crear su trabajo es posible ahora y para lograr que funcione se deben entrelazar las fortalezas de lo que le gusta hacer y así encontrar una solución”.


Metas


De acuerdo con investigaciones de la multinacional Virgin Media Business, para el 2020 alrededor del 60% de los empleados en el mundo trabajarán desde sus hogares. 


En Colombia, la modalidad ha tenido un crecimiento y dinámica muy positiva en los últimos años y su meta a 2018 es lograr 120.000 teletrabajadores. Países como Argentina y Chile son los que más han avanzado en esta tendencia en Latinoamérica.


David Luna Sánchez, ministro de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (MinTIC) aseguró: “Entre 2012 y 2016 el teletrabajo en las empresas se incrementó el 146%, pasamos de 4.357 compañías a 10.739, eso significa que en estos momentos estamos cerca de la meta de 2018 que era llegar a 120.000 teletrabajadores, ya vamos en 95.000”. 


El teletrabajo brinda ventajas que se traducen en ahorro de tiempos, costos, menor contaminación ambiental, mayor calidad de vida, efectividad y eficiencia, por lo que Luna Sánchez expuso que la tecnología no resuelve todos los problemas sino que cataliza muchos de ellos.



Cambio cultural

El gerente general de la empresa tecnológica Cisco Colombia, Christian Onetto, manifestó que es un cambio de cultura, sobre todo “entre líderes y jefes” y aconsejó al sector privado: “No tener miedo a los cambios de cómo la tecnología ayuda a digitalizar la empresa a transformar el diario vivir de los empleados, porque claramente es una herramienta que funciona. Está demostrado. Eso directamente incide en la motivación de los empleados y en la productividad hacia las empresas”.


Precisamente, Onetto señaló que es necesario “acomodar sus procesos y sus culturas a las nuevas generaciones. Los millennials son tipos que tienen una forma de ver el mundo y de querer trabajar distinta que las generaciones pasadas”.


Asimismo, agregó que si entre el sector privado, público y empresarial se aporta, “el crecimiento debería seguir siendo exponencial, sobre todo teniendo en cuenta las buenas condiciones que hay en Colombia”, indicó.