Palabra y obra

With differences or not, there will be “Myths and Legends”
Con diferencias o no, habrá Mitos y Leyendas
Autor: Daniel Grajales
2 de Diciembre de 2016


Aunque algunos representantes del sector escénico de Medellín no están de acuerdo con los cambios al Desfile de Mitos y Leyendas, este será realizado la próxima semana.


 


Un nuevo recorrido, 709 artistas de 18 agrupaciones, de las cuales solamente una no es local, son algunos de los datos que la Secretaría de Cultura Ciudadana entregó sobre el Desfile de Mitos y Leyendas, que será realizado el próximo miércoles, 8 de diciembre, a las 7:00 p.m.


Este certamen de ciudad, que saldrá del Parque de San Antonio, bajará por San Juan y culminará en el Centro de Espectáculos La Macarena; mostrará siete mitos y leyendas: Duendes, Sombrerón, La Llorona, La Patasola, Cura sin Cabeza, El Mohan y La Candileja.


“Será un recorrido de 1.9 kilómetros, en el cual tendremos más de 709 artistas, solamente uno de los grupos no es local, es una batucada que vamos a traer de Bogotá. Quiero precisar que en versiones anteriores había muchas participaciones de otros departamentos, y esta vez quisimos asegurarnos que fueran agrupaciones que han trabajado para el desfile, con ejemplos como El Balcon de los Artistas, Barrio Comparsa y Unión Latina. La música será inédita, veremos agrupaciones de teatro, de danza y de circo, buscando que sea lo más democrático posible”, explicó Lina Botero, subsecretaria de Arte y Cultura. 


Ella precisó además que la inversión en el Desfile “está por los $850 millones, es el mismo presupuesto que se ha mantenido a través de los años, el año pasado costó lo mismo”, luego de las inconformidades que representantes de grupos escénicos de la ciudad expresaron. 


Resulta que, según relató Botero, “este año no pudimos salir a convocatoria pública porque el recurso no había llegado todavía a la Secretaría. Por ley, sin recurso no se puede hacer una convocatoria pública. Eso ya había pasado. Entonces, la Secretaría tiene que buscar otras maneras de hacerlo. Algunas de las entidades se disgustan, pero luego de hacer un análisis nos dimos cuenta de que quienes no están a gusto no han participado históricamente en el Desfile”. 


Ante esto, el sector escénico de Medellín se mostró descontento porque el recorrido cambió, no será por la avenida La Playa, como ha sido siempre; porque no se dio una convocatoria que fuera democrática y pensaban que la contratación se daría con grupos de otras ciudades del país o internacionales. 


Álvaro Narváez Díaz, presidente del Consejo Municipal de Cultura, envió una carta al alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, en la que se quejó de cómo se realizó este certamen y solicitó el trabajo en conjunto del sector y la Secretaría de Cultura. 


“Hoy, queremos llamar la atención porque algunas acciones de la Política Cultural de este primer año, alertan sobre el desvío de rumbos, de metodologías y la tentación evidente del regreso a momentos inadecuados de ‘dirigismo cultural’, que puede llevarnos a un distanciamiento innecesario entre la administración y el movimiento cultural de la ciudad.


 Porque sabemos que el imperativo tanto de la Administración Municipal como del Movimiento Cultural es construir la ciudad entre todos y para todos, invitamos a que se aclaren los malentendidos, se corrijan las decisiones que no incluyeron en un principio a los sectores teatrales y se concerten las medidas y acciones que permitan que el próximo Desfile de Mitos y Leyendas, Patrimonio Inmaterial de los Medellinenses, sea una verdadera fiesta popular, como siempre lo ha sido y no un escenario más de conflicto innecesario entre el movimiento cultural que se siente excluido de su propio desarrollo y una administración que, por hacer bien, hace mal, al olvidar que la ciudad en la que creemos se construye con todos, no sólo con algunos”, escribieron en la comunicación. 


En ese mismo documento, Narváez Díaz invitó a que “entre todos los actores involucrados que han hecho del Desfile de Mitos y Leyendas lo que hoy es para la ciudad, se definan sus apuestas presentes y futuras que no sólo dan cuenta de una ciudad que celebra sus tradiciones sino que asume los retos de hacer de sus acontecimientos culturales, también un espacio de expresión de su vocación creativa innovadora presente”, y fue enfático en que “el Consejo de Cultura de Medellín invita también a la Administración Municipal a reflexionar sobre los alcances del papel del Estado en la ejecución de las políticas culturales. Creemos que hoy en la ciudad es urgente realizar acciones para disminuir la intervención directa de la Alcaldía en el hecho cultural. La cultura y las artes de la ciudad no deben ser ejecutadas, por el Estado”.


Amalia Londoño, secretaria de Cultura Ciudadana, respondió que “ya se ha hablado este tema en varias ocasiones con el Consejo Municipal de Cultura y con su presidente, y se programarán mesas de concertación con los sectores, como ellos lo solicitaron”. 


Lina Botero, por su parte, concluyó que “el recorrido no se hace por La Playa porque no da, por los alumbrados, los cables y lo arboles no da, además de que no todo puede ser por ese lugar porque colapsa. Quienes nos dijeron que querían participar, en su gran mayoría, fueron invitados. Invito a que conversemos como sector, estoy a una llamada de distancia, mi relación con el presidente del Consejo es constante. La Secretaría nunca se ha puesto en una posición de no hablo, no la hago”.