Economía

Who is the owner of your financial data?
¿Quién es el dueño de sus datos financieros?
Autor: Yonatan Rodríguez
21 de Noviembre de 2016


Aunque la Ley de Protección de Datos Personales acentúa los derechos de los ciudadanos sobre el uso de sus datos, tenga en cuenta que esta normativa no aplica para las bases de datos con información financiera.


Foto: Cortesía 

El Registro Nacional de Bases de Datos –Rnbd- es el directorio público de las bases de datos sujetas a tratamiento que operan en el país.  

Si recibe constantemente llamadas de promotores de tarjetas de crédito, seguros de vida y hasta de agencias de viaje, con las que nunca ha tenido contacto, es posible que, como diría una entidad bancaria, sus datos puedan estar en el lugar equivocado. 


Pero, ¿cómo llegan ahí? Su teléfono fijo, dirección, nombres, apellidos y hasta capacidad de pago, han sido autorizados mediante letras menudas que muy pocos ven y muchos padecen. Así lo explica Gabriel Contreras, ejecutivo de Sinnetic, una compañía dedicada a la investigación y consultoría de analítica de datos. “El emisor del dato pierde el derecho a él en el momento en el que firma el consentimiento, porque en el reporte de las cláusulas siempre se pide ceder el derecho de los datos, tanto en poder como de autonomía. Entonces, cuando se da el acepto en una actualización en una aplicación, o aceptando un producto, por ejemplo, ya se está consintiendo ello. Pero cuidado, no por ello está cediendo su identidad, esos datos son anónimos, nunca se pueden revelar las características de un emisor en especial”, explica Contreras, dejando en claro, que aunque las empresas pueden vender a otras entidades sus datos, siempre y cuando sean anónimos, el usuario no tiene derecho económico sobre esa transacción.


Tanto la información crediticia, comercial, de servicios, y hasta los censos de población y vivienda, no es resguardada por la Ley de Protección de Datos Personales, una normativa que reconoce y salvaguarda el derecho de los ciudadanos de actualizar y rectificar la información, pero que tiene como excepción los datos semiprivados de los usuarios del sistema financiero, siempre y cuando no afecten su intimidad. 


Puede denunciar un abuso con el uso de sus datos personales desde la página web de la Superintendencia de Industria y Comercio.