Fútbol en el Mundo

The machinery is working at half-throttle
La maquinaría marcha a medias
14 de Noviembre de 2016


Holanda superó con dificultad a Luxemburgo 1-3 y continúa en la pelea por el Grupo A, que sigue en poder de Francia.


Foto: EFE 

Memphis Depay fue la figura del juego entre Luxemburgo y Holanda al anotar dos goles.

Redacción


Lejos de sus sobresalientes tiempos cuando miraba de frente a los mejores del mundo, Holanda tuvo que sudar para superar, sin ningún brillo, a la débil selección de Luxemburgo.


Lo único positivo de un partido cargado de incertidumbres para la otrora Naranja Mecánica, fue la reaparición del atacante Arjen Robben, quien  volvió a vestir la camisa de su selección exactamente un año después, tras superar intermitentes lesiones. 


Y aunque sólo jugó los primeros 45 minutos del partido, le alcanzó para marcar diferencia con su fútbol y su contundencia, pues fue él quien marcó el camino de la trabajosa victoria holandesa.


Sin embargo, Robben tuvo que marcharse frustrado al vestuario, pues la Naranja se dejó empatar, como consecuencia de sus serias falencias defensivas y se fue al descanso con el marcador 1-1 con el gol de la igualdad, anotado desde los doce pasos por el nacionalizado Maxime Chanot.


Pero la victoria de Holanda estaba en el banquillo y así fue como Memphis Depay, jugador del Manchester United, ingresó en reemplazo del veterano Wesley Sneijder y le inyectó energía a un equipo pálido y sin ideas tras la salida de Robben. 


Memphis marcó el primero con un gol de cabeza en el minuto 59 tras una asistencia de Daley Blind y después, en el 84, con una jugada de balón detenido que sirvió para asegurar la victoria.


Con los tres puntos en el bolsillo, los holandeses continuán cerca de Francia, líder solitario del grupo y así respiran un poco más tranquilos hasta la reanudación de la Eliminatoria europea en marzo del 2017.


Sin embargo, lo que no convence es su juego, pues Holanda se acostumbró a coquetear con el desastre y se mantiene siempre al filo de la debacle. Su participación en el Mundial parece amenazada con el pobre desempeño. Algo que no pueden permitirse luego del fracaso reciente, cuando no logró clasificar a la pasada Eurocopa de Francia.


Bélgica sigue de fiesta


El que sí supo cómo aprovechar su ventaja frente a un rival débil fue Bélgica, que se impuso con un sonoro 8-1 ante la ignota Estonia, una selección que proviene de un país cubierto casi en su mitad por bosques y pantanos, y apenas un millón de habitantes.


El equipo de Roberto Martínez se ensañó con su rival al que proporcionó la segunda peor goleada en su historia. 


Los belgas se pavonearon con una actuación brillante de Dries Mertens, jugador del Nápoles, quien marcó un triplete; Romelu Lukaku hizo dos, mientras Eden Hazard y Yannick Carrasco también contribuyeron al festival anotador.


Portugal, con ritmo y tono


Portugal mantiene sus opciones para clasificar a Rusia 2018 gracias a una goleada 4-1 ante Letonia, liderada por Cristiano Ronaldo, quien hizo doblete, y con goles de gran factura, por cuenta de William Carvalho y Bruno Alves.


La actual campeona de Europa exhibió un juego rápido y altamente efectivo ante un rival francamente pobre.


Con este resultado, Portugal permanece en la segunda posición de su grupo con nueve puntos por detrás de Suiza, con doce.