Economía

Independent carbonated drink brands, worried about taxes
Marcas independientes de gaseosas, preocupadas por impuestos
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
31 de Octubre de 2016


El impuesto a las bebidas azucaradas que estipula el Gobierno en el proyecto de Reforma Tributaria, podría llevar al cierre de empresas de productores regionales impactando al consumidor, al empleo,


Más de 2.700 empleos se podrían ver afectados en empresas de gaseosas que son productoras independientes en departamentos como Atlántico, Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Huila, Meta, Santander, Tolima y Antioquia, por la posible inclusión del impuesto de $300 por litro a las bebidas azucaradas en el proyecto de la Reforma Tributaria. El cual tiene el propósito de contribuir con el financiamiento a la salud y reducir la obesidad en Colombia.


Entre las empresas productoras que manifestaron su preocupación porque pone en riesgo su sostenibilidad fueron Gaseosas Cóndor, Full Cola, Gaseosas de Girardot S.A.S., Glacial y Janna Foods.


Según el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, este es un impuesto que se ha ido adoptando en muchos países del mundo, como en México y aplica solamente a las bebidas azucaradas (gaseosas). Por lo que no tendrán este impuesto las bebidas que usen edulcorantes o algún otro tipo de producto para endulzarlas. El objetivo del Ministerio de Salud es reducir un elevado índice de obesidad que bordea el 51% en el país y recaudar hasta $1.8 billones al año para la salud. El Gobierno estipula que al generarle recursos a la salud mediante este impuesto, se podrá cumplir con la Ley Estatutaria de Salud.


Según un estudio de la Andi, los principales motivos de obesidad en el país están relacionados con el sedentarismo, no con el consumo excesivo de azúcar.


Por su parte, los productores independientes expresaron que el impuesto a las bebidas azucaradas no sólo afectará el bolsillo de los consumidores, sino que también significará una fuerte disminución en los volúmenes de venta de estas empresas regionales, llevándolas, por su tamaño, al riesgo de tener que ser liquidadas. Adicionalmente, se verán afectados todos los proveedores de insumos como tapas, envases y etiquetas, así como la cadena de distribución, impactando a tiendas, hoteles, bares y restaurantes.


Según Harold Vladimir Pedraza Cuellar, gerente nacional de Bebidas Full Cola, “un consumidor que compra nuestro producto en la versión de 3,020 litros, pasaría de pagar $3.600 a $4.500, eso quiere decir que hay un diferencial de $900, que porcentualmente equivale a un aumento del precio en un 20% para el consumidor final”.


Sin embargo, si se llegara a materializar este impuesto a las bebidas azucaradas, el gerente de Bebidas Full Cola comentó que también se van a ver afectados los distribuidores. “Nuestro distribuidor también va a tener una contracción de venta porque tendrá que ajustar sus costos fijos, ya que el 40% de las ventas se manejan con distribuidores”, señaló.


Además, explicó Pedraza Cuellar que con este modelo que quieren replicar de México, en ese país centroamericano el consumo per cápita es más del doble que en Colombia. “En Colombia, el consumo en bebidas carbonatadas es de 60 litros al año, mientras que en México está en 123 litros anuales, o sea puramente gaseosa”. 


Por su parte, Rodrigo Borrero Pastrana, abogado y asesor externo de Gaseosas de Girardot S.A.S. que produce la marca Sol, “el impuesto lo hemos recibido con mucha preocupación porque las bebidas que producen empresas pequeñas y medianas tienen una influencia regional y son de consumo principalmente de estratos más bajos de la población”. 


En ese sentido, esto generaría un impacto de un 30% o 35% en el producto final, es decir, una Kola Sol que costaba $1.200 podría pasar a costar $1.560, lo que incidirá en que las ventas disminuyan y se impacte notoriamente la oferta de empleo. 




Más afectaciones

Harold Vladimir Pedraza Cuellar, gerente nacional de Bebidas Full Cola indicó que no solamente se afectarán las ventas y el empleo, sino que “al afectar mis costos fijos debo empezar a revisar mi estructura comercial, productiva, las actividades de activación hacia los clientes, el consumidor y los canales”.


En ese sentido, los pequeños comerciantes y tenderos también se verán impactados, Enrique Daza Gamba, director del Centro de Estudios del Trabajo (Cedetrabajo) que hace parte de la Red de Justicia Tributaria explicó que una parte muy importante de las ventas para un negocio de barrio es este tipo de bebidas azucaradas como las gaseosas. 


Asimismo, Daza Gamba puntualizó que no todas son grandes productoras “hay una gran cantidad de productores nacionales que van a ser afectados”.