Nacional

Alliance for youth, conclusion of the Summit
Alianza por la juventud, conclusión de la Cumbre
Autor: Redacción EL MUNDO
30 de Octubre de 2016


Con el compromiso firme de velar por los derechos de los jóvenes, la XXV Cumbre Iberoamericana culminó en Cartagena con la firma de la declaración por los 22 países que la integran.


Foto: EFE 

La secretaria  general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, encabezó la Cumbre.

La XXV Cumbre Iberoamericana acabó ayer con la aprobación final de la Declaración de Cartagena, su sede durante dos días, en la que los 22 países miembros acordaron trabajar conjuntamente para mejorar la educación de sus jóvenes y crear empleo. Además de la declaración conjunta, los 22 gobiernos de la región, compuesta por los 19 países latinoamericanos, España, Portugal y Andorra, adoptaron el Pacto Iberoamericano por la Juventud, el plan de acción de la cooperación iberoamericana y catorce comunicados especiales.


El texto principal de la XXV Cumbre contiene 41 puntos que prestan especial atención a los temas de su lema “educación, la juventud y el emprendimiento” y recogen el deseo de empoderar a los jóvenes para incorporarles a un mercado laboral marcado por la gran presencia de las tecnologías.


El primero de los puntos se refiere al Pacto Iberoamericano de Juventud, como un “acuerdo político-institucional que permitirá conformar una alianza entre diversos sectores y actores con el fin de mejorar la articulación intersectorial e intergubernamental”. Además, según la declaración, el Pacto, que contiene 22 puntos de los que cada país asumirá uno, contribuirá a “orientar la inversión y garantizar el desarrollo integral y la protección de los derechos de las personas jóvenes”.


El texto se refiere a la necesidad de mejorar la educación e “impulsar la movilidad de estudiantes, profesores e investigadores, previniendo la ocurrencia y mitigando el impacto negativo de la fuga de cerebros”, a través del Campus Iberoamérica que nació tras un mandato de la Cumbre de Veracruz (México) en 2014.


Al tanto de la juventud, promoverán su “integración en la administración pública y, en tal sentido, cualificar la formación mediante alianzas entre los centros de formación públicos o privados, la academia, grupos de jóvenes, los gobiernos, los laboratorios de innovación pública o figuras similares, entre otros”. Las políticas también tenderán a “valorar la participación de los emprendedores en su contribución al desarrollo de las sociedades, creando condiciones para la generación de empleo y prosperidad”.


Asimismo, la región prestará atención en impulsar “políticas integrales y estrategias a través de incentivos y políticas activas del empleo que permitan eliminar barreras de acceso al mercado laboral formal con enfoques diferenciales de género, etnia y distribución del ingreso”. Y lo harán “garantizando que estas iniciativas no vayan en detrimento de las condiciones laborales y los derechos del trabajador y la trabajadora joven y que permitan una adecuada cobertura de seguridad social”.


Por otro lado, adquirieron el compromiso de “incrementar significativamente y de manera sostenida la inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación” e “intensificar la cooperación Iberoamericana” en estas tres materias para “complementar las capacidades en infraestructura, equipamiento y recursos humanos”.


La declaración tiene en cuenta también a las minorías iberoamericanas y los sectores discriminados, para los que los países reafirmaron su “compromiso con la protección y promoción de los derechos de los pueblos indígenas y afrodescendientes, así; como con su autodesarrollo social, económico y cultural”.


Lucharán asimismo por “la garantía de los derechos sexuales y reproductivos de los adolescentes y jóvenes, de conformidad con la legislación y la normativa nacional, con el fin de contribuir a mejorar su calidad de vida”.


 Al cierre de la declaración, la comunidad expresó su “sincero agradecimiento al presidente Juan Manuel Santos, al Gobierno y al pueblo de Colombia” por acoger la XXV Cumbre y agradecieron “al Gobierno de Guatemala por su ofrecimiento de hospedar la XXVI Cumbre Iberoamericana en 2018”.