Economía

Consumers, more pessimistic than seven years ago
Consumidores, más pesimistas que hace siete años
Autor: Monica Andrea Saavedra Crespo
21 de Octubre de 2016


La desaceleración de la economía ha generado reducción de las ventas e ingresos de los colombianos. Las altas tasas de interés, la inflación, la devaluación y el desempleo han afectado el consumo.


Foto: Bladimir Venencia 

En Medellín la situación económica actual para los consumidores arrojó 

un 73% en la categoría de “peor”, 22% dijeron que está “igual” y un 5% “mejor”.

La percepción de los consumidores sobre la economía del país en la actualidad afronta un mayor  pesimismo en comparación con 2009, según el informe del Congreso Nacional de Comerciantes de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco).


Entre los resultados de la encuesta elaborada por la consultora B&Optimos sobre si la situación económica está “mejor” en 2016 arrojó un 4% en comparación al 7% de hace siete años, al preguntar por si se mantiene igual obtuvo un 25% actual contra un 28% de 2009 y finalmente sobre si se está peor actualmente obtuvo un 71%, mientras que el resultado de años atrás fue de 65%.


Según Sergio Ignacio Soto Mejía, director ejecutivo de Fenalco regional Antioquia, “en los resultados de septiembre, que son los más recientes que se tienen, hay una reducción del optimismo y la favorabilidad. Las evaluaciones de los propios comerciantes mostraron un mediocre resultado, por eso lo hemos calificado como: ´mediocremente estable´”.


Esto significa, de acuerdo con Soto Mejía, que el momento actual es complejo, lo que han venido percibiendo a través de una radiografía de desaceleración, que se evidencia en reducción de las ventas e ingresos que se han visto influenciados por las altas tasas de interés, “hay que destacar que la tasa de usura es del 33%, entonces pueden cobrar de 32,9% en la tarjeta de crédito, lo cual frena mucho el consumo y la gente piensa antes de consumir. La inflación anualizada sigue en el 8% y ese es un impuesto gravísimo para el consumo y el pueblo colombiano”, señaló el agremiado, quien agregó que igualmente el comercio se ha visto afectado por la alta tasa de devaluación y por el nivel de desempleo de dos dígitos que resta mucho la capacidad de consumo.


Por su parte, Munir Jalil, director de Investigaciones Económicas del Citibank, manifestó que “una de las sorpresas que hemos visto este año asociada a la percepción es que buena parte del año los indicadores de confianza del consumidor han estado muy caídos, todo el año han estado por el lado negativo”.


En la siguiente parte del informe se señala que un 90% de los consumidores considera que el país afronta una crisis económica, “siendo los estratos más bajos quienes son más pesimistas”, agrega. Además, respondieron los encuestados que la difícil situación económica durará más de dos años con un 67% en comparación al 58% de 2009. Jalil explicó que el crecimiento económico de este año estaría  marcado por una debilidad en el crecimiento del consumo y en el comportamiento de  la inversión.


Sin embargo, Soto Mejía expresó que le están apostando a la temporada decembrina debido a que la Navidad es la que realmente ha jalonado el crecimiento. “Hay una expectativa favorable, esperamos que se salve el año, se recuperen las ventas, que mejoren los ingresos y que también generemos como contribución social bastantes empleos temporales”, señaló Soto Mejía. 


Ajuste de la economía colombiana 


El director de Investigaciones Económicas de Citibank dijo que la economía colombiana hacia el futuro va a pasar por un ajuste que tendrá un crecimiento relativamente débil, “no necesariamente tan bajo como el que vamos a experimentar este año. Creemos que este año la economía colombiana crece un 2%, pero a partir de  2017 debemos empezarnos a recuperar y la economía va a estar creciendo entre un 3% o un 3,5% de aquí hacia adelante”.



Recomendaciones para afrontar la crisis

En los resultados arrojados, los consumidores principalmente consideran cuidar su trabajo, lo cual les brinda estabilidad económica y les permite ahorrar más, también está eliminar gastos, comprar menos, pagar deudas y cambiar de trabajo. 


Jalil argumentó que la realidad que se está evidenciando está relacionada con la pérdida de ingresos, por lo tanto, las personas de estratos altos buscan eliminar gastos (44%) y para el estrato bajo y medio la prioridad es cuidar el trabajo (entre un 50% y 59%). En Bogotá los ciudadanos ahorrarán más  con un 52%, en contraste con los caleños con 32%. En Medellín y Barranquilla lo primordial es cuidar el trabajo (58%).


Asimismo, Jalil comentó que para enfrentar las crisis no es una labor de un sólo actor sino de toda la población que de alguna u otra forma contribuye para sacar adelante el país.