Palabra y obra

The Embera language, seeks posterity in Rap
La lengua emberá busca posteridad en el rap
Autor: Daniel Grajales
14 de Octubre de 2016


En la Batalla de los Gallos de Redbull, certamen internacional que busca raperos que a través de sus rimas venzan a sus contrincantes, dos jóvenes indígenas emberá chamí contaron su historia de lucha por recuperar sus tradiciones.


Foto: Cortesía 

 Redbull Batalla de Gallos

Brayan y Dairon Tascón se presentaron en la Media Torta de Bogotá, la semana pasada, durante la final de la Batalla de los Gallos de Redbull.

Danza, canto, sonido y visualidad. Una cultura urbana y las reflexiones de sus artistas. El hip-hop es un movimiento cultural que, según historiadores, remite sus orígenes al Bronx, en Nueva York, en un contexto marginal, de subcultura. Su historia fue escrita por jóvenes latinos y afros, en la década de 1970, cuando precisaron un estilo propio para pintar, cantar, bailar, pero también para vivir, para exponer su crítica a la sociedad en la que les tocó vivir.


Cuatro son en total las manifestaciones de la cultura del hip-hop: 1. El rap, su expresión oral, que tiene que ver con recitar, con cantar, rimar, o simplemente “rapear”. 2. El turntablism o "DJing", expresado en el audio, en las mezclas de djs y creación musical empírica. 3. El breaking, su parte física, hecha movimiento en el baile. Y, finalmente, la cuarta que es el grafiti, una manera de pintar libre sobre las paredes de la urbe, en contracorriente. 


Y, entre ese viaje multicultural, lleno de color, dos jóvenes colombianos: Brayan y Dairon Tascón buscan hibridar a los ancestros colombianos con las calles de la Gran Manzana, ya que ellos, de 16  y 19 años respectivamente, primos, pertenecientes a la etnia emberá chamí, de Valparaíso, Antioquia, decidieron que no iban a dejar en silencio la preocupación por la pérdida de las manifestaciones culturales de su raza. 


Sí, los emberá y otros indígenas colombianos están siendo amenazados por la modernidad, por la interconexión, por el mal uso de la internet, según ven los dos jóvenes, ante lo que decidieron dar vida a Linaje Originario, como llamaron a su dúo artístico, que se monta en las tarimas del país para decir que hay una lengua y unas tradiciones ancestrales para rescatar. 


“Lo que tratamos de hacer con este arte del rap, en nuestro propio idioma, es precisamente no perderlo. Nuestros jóvenes no piensan en sus raíces y en su esencia. Hacen falta muchas cosas para que ellos se interesen en saber de dónde vienen y a qué país pertenecen. Queremos decirles que no pierdan nuestra cultura, que no pierdan nuestro propio idioma”, asegura Brayan, quien se monta a la tarima sonriente, vestido de blanco, ya que en su cosmogonía ese es el color de la paz y la neutralidad. 


Su primo Dairon, a su vez, cree que “muchos se están alejando de lo que somos, como con ganas de cambiar a lo que no son”. Es por eso que su nombre viene de la idea indígena del “linaje, que quiere decir raíz, y ‘originario’, que tiene que ver con nuestros ancestros, porque ellos nos dan el conocimiento para cantar, la fuerza para decir las cosas”. 


Para crear su rap ellos creen que “no deben dejar de estar las ceremonias ancestrales, que cuando estamos en ceremonias con nuestro abuelo mayor, que se llama el taita, nos conectamos con la madre tierra, y por eso cantamos a la tierra, damos mensajes de no perder las culturas indígenas, que se renazca del linaje”. 


En sus pechos cuelga uno de los collares que tejen las mujeres de sus tierras, con la figura de un animal sagrado: “El tigre representa la fuerza del hombre, la fuerza del hombre indígena que siempre lleva su esencia donde vaya”, explica Brayan, quien no olvida que desde pequeño las ceremonias fueron su cantar, adornado de danzas coloridas, casi cada ocho días y hasta tres veces a la semana.


Para JKE, rapero líder de los Crew Peligrosos, uno de los grupos más destacados del país en este arte, “esto es un rescate por el idioma, es necesario que la gente vuelva a tener memoria, porque olvidó su idioma”. 


El músico destaca que “la gente podrá construir desde el idioma lo que representamos”, y concluye que “el rescate de este par de jóvenes es el respeto al territorio, el valor de la comunidad, el respeto a la tierra, el aire y los animales, lo cual no está en las letras de ningún artista del género, así esté en su discurso no está en letras tan bellas como la de ellos”.