Política

Panorama
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
13 de Octubre de 2016


Congelando por ahora la bulla que se armó en el Concejo de Medellín en torno a que alguien o algunos hablaron o no de una posible nueva coalición, terminemos diciendo que al secretario de la política en la ciudad, Santiago Gómez, lo vieron antier en la sesión plenaria de la Corporación conversando con varios concejales,



El contralor de Antioquia, Sergio Zuluaga, en compañía de los mejores empleados de esa entidad en ética y valores.

Epílogo


Congelando por ahora la bulla que se armó en el Concejo de Medellín en torno a que alguien o algunos hablaron o no de una posible nueva coalición, terminemos diciendo que al secretario de la política en la ciudad, Santiago Gómez, lo vieron antier en la sesión plenaria de la Corporación conversando con varios concejales, entre ellos los más curtidos. De qué hablaron no sé, pero me imagino. La versión que maneja la Administración federiquista es que la reunión que hubo en el Dann Carlton sólo fue para escuchar al gerente del Hospital General y que no hubo ninguna cirugía sobre coaliciones. Yo todavía no tiro la toalla. La política es el arte de lo impredecible. Hay concejales que quieren hablar.


La reunión


Entonces no sigamos elucubrando sobre coaliciones y hablemos de la famosa reunión de concejales con el gerente del Hospital General. Se llevó a cabo al mediodía del sábado en el Dann, durante un almuerzo al que invitó y lo pagó de su propio bolsillo el concejal de Cambio Radical, Rober Bohórquez, como él mismo lo reveló en la plenaria del martes, al decir que invitaba a los que le diera la gana. Y a quiénes invitó. Al médico Fabio Rivera, a los uribistas del CD, Santiago Jaramillo y Norman Harry, al azulito Carlos Zuluaga, a los del Partido de la U, Jesús Aníbal Echeverri y Ramón Acevedo, por Cambio Radical obviamente el propio Bohórquez y Ricardo Yépez, y al verde Jaime Cuartas. Otro concejal del CD, quien no fue invitado, se dio cuenta de esta reunión por el chat interno del Cabildo y ahí se armó la gorda y las posibles conjeturas de coaliciones. Y para qué se reunieron esos nueve concejales con el gerente de ese hospital antes de un debate en la corporación. Eso sí que ha despertado muchas interpretaciones y conjeturas. Los nueve se defienden diciendo que lo hicieron para decirle a ese directivo que le diera la cara al debate y no se fuera para México, donde el Hospital General iba a recibir un premio que se ganó por hechos realizados por la gente que el actual gerente de ese centro médico despidió. Otros creen que fue para otras cosas. Estos políticos. 


Bernardo A. Guerra


Por el lado del citante al debate al gerente del Hospital General, el concejal Guerra, hay que decir que sostiene que no lo hizo por resultar afectado por el despedido de amigos en ese sanatorio, sino para denunciar que existe una supuesta banda o cartel que se quiere apoderar de los hospitales públicos de Antioquia. Y tiene hasta nombres. Además está develando que un concejal de un municipio del Valle de Aburrá tiene en ese policlínico un jugoso contrato, lo que según los juristas del equipo del concejal Guerra viola disposiciones legales en contratación pública. Y Guerra anda preparando otros debates, en los que estaría involucrado el Hospital La María. Que los coja confesados. A pagar escondidijos a peso.


Invisibilizar víctimas


La senadora Sofía Gaviria denunció en la plenaria del Senado que “Alejo Vargas, encargado de coordinar las propuestas de las ví­ctimas en la Mesa de La Habana, reconoció la existencia de una polí­tica de invisibilización de las ví­ctimas de las Farc crí­ticas del proceso”. La senadora aseguró que esto se dio a pesar de la voluntad explí­cita de las ví­ctimas de las Farc por participar en el proceso “de forma independiente y empoderada”. Reiteró la denuncia de que, en el 2014, la Federación Nacional de Ví­ctimas de las Farc redactó un bloque de 33 propuestas para aportar al proceso, las cuales nunca recibieron respuesta, formal o informal, de los negociadores, para concluir protestando por el hecho de que, tras el triunfo del no en el plebiscito, el presidente de la República ha aplazado dos veces una reunión prevista con lí­deres de las ví­ctimas de las Farc. Este encuentro es clave, según la congresista, para presentar una nueva serie de propuestas que las ví­ctimas de las Farc tienen, en aras de una renegociación de los acuerdos. La parlamentaria manifestó su inquietud de que se pretenda acallar a las ví­ctimas y expresó que, en múltiples audiencias que ha presidido, se ha encontrado con víctimas que le han expresado su temor de no ser reparadas si no apoyaban el sí en el plebiscito. Invitó a las ví­ctimas del Eln a “no dejarse invisibilizar, a exigir que se les dé el espacio, la voz y la capacidad de negociación que se nos ha negado a las ví­ctimas de las Farc”.


Julián Bedoya


En el receso del primer tiempo del complicado partido que el DIM sostuvo el domingo pasado con el Tolima, se armó una amena tertulia entre políticos hinchas rojos sobre la próxima campaña electoral en Antioquia. Y un diputado que se encontraba en ese círculo de contertulios dijo con mucha seguridad que el actual congresista Julián Bedoya no aspirará por segunda vez a la Cámara en el 2018 y que se reservará no sabemos para qué pues no lo dijeron, pero me imagino. Julián es un súper ambicioso y temerario. Y no faltó quien manifestara que no volvía a la Cámara porque ya no tenía “contralora a su favor”. A mí que me vuelvan a esculcar. Esta nota va exclusivamente para el auto-veedor de periodista César Pérez y Berrío. Y a él quién lo ronda. La banda de Los Nachos es tenaz.


San Pedro de Los Milagros


Cuenta la colega Luisa Fernanda Restrepo que cada vez más este municipio del Norte antioqueño quiere tener una vocación de ser un lugar de fe y de peregrinación. Y en lo económico un gran productor de leche y sus derivados. Al frente de la gerencia de este municipio está el alcalde Héctor Darío Pérez Piedrahíta, quien lleva a cabo un plan de desarrollo denominado “Amor por San Pedro” y uno de sus mayores retos es mejorar las condiciones y calidad de vida de los sampedreños, buscando bienestar por medio de sus líneas estratégicas: amor por el desarrollo social y económico local, amor por la planeación, la infraestructura y la competitividad local, amor por la sostenibilidad agroindustrial y amor por la convivencia, la justicia y el buen gobierno. La misión de esta Administración es que San Pedro de los Milagros sea uno de los municipios líderes en su región, con un desarrollo económico sostenible.


Asumió


La contadora pública y especialista en revisoría fiscal y gestión financiera, Adriana María Hernández Gil, ya está al frente de la Secretaría de Hacienda de Antioquia en calidad de encargada. Tiene como reto fortalecer el fisco departamental con una eficiente administración de los ingresos e identificar nuevas fuentes de recursos. Se desempeñaba como contadora general del Departamento y tiene una amplia experiencia en su área de formación y ha ocupado diferentes posiciones de dirección y contaduría en el sector público y privado. Fue directora de Contabilidad de la Gobernación de Antioquia, desde el 1 de enero hasta el 9 de octubre de 2016, anteriormente de Metroseguridad, del Hotel Dann Carlton y de Plaza Mayor y se desempeñó como directora administrativa y financiera en la Agencia de Cooperación Internacional, ACI y Jack Snack. El primer nivel de dirección de la Secretaría de Hacienda la reconoce como una mujer estratégica, disciplinada y técnica, y considera que los asuntos financieros y fiscales de la Gobernación de Antioquia quedaron muy bien designados, al tener la profesional todo el conocimiento y los antecedentes de la situación económica por la que pasa el Departamento.



Los mejores de la Contraloría de Antioquia

El contralor general de Antioquia, Sergio Zuluaga Peña, estableció el Escudo Ética y Valores para hacer un reconocimiento a los servidores públicos de  la entidad que se destaquen por la vivencia de los valores éticos de la solidaridad, el compromiso, la objetividad, la justicia y la excelencia. 


La primera versión del reconocimiento, establecida mediante la Resolución 1633, fue realizada recientemente durante la reinducción institucional de la Contraloría.  En ella se exaltó, mediante votación de los 320 funcionarios, a los cinco servidores públicos más destacados por su comportamiento y actitud en el cumplimiento de sus funciones y en la convivencia con sus compañeros de trabajo.  Los elegidos fueron:


 En solidaridad, Luz Miryam Mejía Duque.


 En compromiso, Francisco Javier Castrillón.


 En objetividad, Guillermo Romero Agudelo.


 En justicia, José Hernando Duque Arango.


 En excelencia, Iván Darío Alviar Pérez.